El sindicato CSI-F no secunda la huelga general del 29 de marzo

0

“A pesar de que existen razones para estar muy preocupados por el mantenimiento de los derechos de los trabajadores”, el sindicato CSI-F “considera que una huelga general es la última herramienta a la que recurrir una vez fracasada totalmente cualquier otra vía”.

En este caso, el sindicato entiende que “están abiertos el trámite parlamentario y la negociación de enmiendas a la reforma laboral con los grupos políticos y todos ellos se han mostrado dispuestos a negociar su posible inclusión”. CSI-F así lo está llevando a cabo.

El sindicato considera que “una huelga general no puede utilizarse de forma premeditada para acallar las críticas de inoperancia sindical de los últimos 8 años; son los mismos sindicatos que no apoyaron las movilizaciones iniciadas por CSI-F en marzo de 2009 cuando se pidieron soluciones a la crisis ante el panorama económico y financiero que se avecinaba. Esos sindicatos de clase están apoyando una determinada posición política para conseguir presión social (con el telón de fondo de las elecciones autonómicas en Andalucía y Asturias) utilizando a los trabajadores como excusa”.

CSI-F se pregunta por qué no se hace la huelga general en el mes de mayo una vez terminadas las rondas de contactos parlamentarios; se cuestiona por qué no se le convocó como sindicato mayoritario en la Administración Pública y ahora le piden su apoyo para fijar la fecha y proponer enmiendas, lo que le hace pensar que la decisión estaba tomada desde hace mucho tiempo.

Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios esta huelga es precipitada e inapropiada al momento, sobre todo porque las más que claras directrices políticas van a conseguir dividir más a los trabajadores y permitir que el Gobierno legisle a sus anchas.

Otra de las razones por las que CSI-F no se ha unido a los sindicatos de clase es la falta de consenso de éstos con la Central Sindical para la presentación de enmiendas; es más, algunas no coinciden en nada, como es el caso de la redacción de la disposición adicional segunda que abre la puerta al despido de laborales donde CSI-F exige que este personal de la Administración no pueda ser despedido por razones presupuestarias.

Para CSI-F las movilizaciones deben estar alejadas de ideologías políticas y no pueden estar guiadas por éstas.

La reforma laboral presentada -CSI-F espera que algunos de sus planteamientos sean modificados durante el trámite parlamentario- ha alegrado a empresarios y enfadado a los trabajadores, y tal y como está presentada no va a servir para aliviar ni mejorar la economía familiar; este cóctel, asegura CSI-F, es el que propicia las movilizaciones sociales.

Pero el tiempo de la movilización, a juicio de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, no ha llegado aún; están pendientes de presentación los Presupuestos Generales del Estado que pueden llevar a situaciones todavía más complejas que requerirán una merecida respuesta sindical; ese será el momento, una vez conocidos los presupuestos y la reforma laboral definitiva.

CSI-F apuesta así por la unidad de acción de forma independiente, sin directrices políticas ni prepotencia sindical de nadie.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies