El pleno de Cartaya aprueba un plan de ajuste para equilibrar las cuentas municipales y pagar a proveedores

1

La mayoría del pleno dio luz verde al plan de ajuste presentado

El Pleno del Ayuntamiento de Cartaya ha aprobado, con el voto favorable del Equipo de Gobierno (ICAR, PP y PA) y el grupo municipal de UPyD, un plan de ajuste económico que, según ha destacado el alcalde, Juan M. Polo, “viene impuesto por imperativo estatal, al ser una de las condiciones impuestas por el Gobierno central para que el Ayuntamiento pueda acogerse al plan de pago a proveedores, que nos permitirá saldar una deuda de 12,2 millones de euros que el Consistorio tiene contraída con un total de 314 proveedores”.

El plan permitirá además, señaló el portavoz del Equipo de Gobierno, Gabriel Maestre, “mejorar la situación de las arcas municipales, entre las más endeudadas de la provincia de Huelva”, ya que supondrá un ahorro de más de 9 millones de euros en un periodo de 10 años, ahorro que permitirá “equilibrar el presupuesto municipal, y acabar con el remanente negativo que actualmente presentan las cuentas municipales, ya que en los últimos cuatro años se ha venido gastando mucho más de lo que se ha ingresado, lo que ha conducido a una situación actual insostenible”.

Por ello, explicó el alcalde, “se trata de un plan totalmente necesario e imprescindible si queremos garantizar la continuidad de la Institución, frenar la deuda, y liquidar las facturas pendientes con un buen número de proveedores, lo que a su vez va a suponer una inyección económica importante para el colectivo de pequeños y medianos empresarios de la localidad, que son los que generan riqueza y empleo en el municipio”.

Así, el plan contempla una reducción importante del gasto público, “sin que esto afecte a las prestaciones y servicios públicos esenciales que el Consistorio ofrece a los ciudadanos”, y que se centrará principalmente en la reducción del capítulo I, en lo referente a la masa salarial. En este sentido, anunció, “estamos negociando un nuevo convenio colectivo con el comité de empresa para analizar conjuntamente las medidas a adoptar, con el objetivo de que afecten lo mínimo posible a la situación de los trabajadores, con los que vamos a consensuar cada ajuste”. El primer edil aseguró que “es una medida que nos vemos obligados a adoptar porque este Ayuntamiento no puede seguir sosteniendo un gasto en este capítulo que ronda los 10 millones de euros cuando ingresa 11, porque esto nos conduciría a la bancarrota”.

El plan comprende igualmente la reducción de los gastos de funcionamiento interno de la Institución, con recortes importantes en la adquisición de bienes y servicios, transferencias corrientes y consumo, y apuesta por la adopción de medidas de ahorro energético, de mejora de la recaudación y de la inspección tributaria. Asimismo, establece la necesidad de aumentar los ingresos municipales mediante una subida de impuestos que se empezará a aplicar en 2013 y que el portavoz del Equipo de Gobierno calificó como “extremadamente moderada y por debajo de los municipios del entorno”. En este sentido, detalló, el próximo año subirá un 3% el IBI, subida que se mantendrá sostenida durante el periodo de vigencia del plan, y también subirán las tasas municipales y precios públicos, “que actualmente son los más bajos de la provincia y que se equipararán al resto”.

Se trata de medidas, aseguró Polo, “adoptamos ante la situación dramática de las arcas municipales, que arrastran una deuda de 45 millones de euros, y por responsabilidad, porque no podemos seguir aumentando el déficit ya existente”. En esta línea y ante las críticas de la oposición, aseguró “no hay una fórmula mágica y no sólo nosotros, sino todos los ayuntamientos, tenemos que poner en marcha planes de ajuste porque lo impone el Gobierno central”, por lo que pidió a la Oposición un ejercicio de responsabilidad y “no tratar de forma partidista ni frívola la situación”.

El plan recibió el respaldo de los tres grupos municipales que forman el Equipo de Gobierno (ICAR, PP y PA), y del grupo de UPyD, cuya portavoz, María del Carmen García, lo definió como “la única salida posible a la grave situación actual”. También el portavoz del grupo socialista, Alexis Landero, reconoció la mala situación de las arcas municipales, pero rechazó el ajuste por considerar que “va a recaer principalmente sobre los trabajadores municipales y los que tienen menos, y va a beneficiar a los bancos”. En la misma línea se posicionó el portavoz de IU, Miguel Ángel Gea, para el que “este Equipo de Gobierno, que ha heredado una situación catastrófica, propone solucionarla recortando los derechos sociales de los trabajadores sin que sepamos con qué criterio se va a rebajar la cuantía del capítulo I”.

Fue, sin duda, el punto más conflictivo de un maratoniano pleno en el que, además, se aprobó el nombramiento del nuevo Juez de Paz de la localidad, D. Luis Pérez Bocanegra, licenciado en Derecho y que ejerce en la actualidad como Juez de Paz sustituto, con los votos a favor del Equipo de Gobierno y la abstención de la Oposición; así como el Reglamento de Honores y Distinciones de la localidad, que recibió el apoyo de todos los grupos municipales y con el que, según destacó el alcalde, “se pretende establecer unos criterios justos, objetivos y consensuados con todos los grupos que regulen los reconocimientos y homenajes que realice el Ayuntamiento, de manera que no se realicen siguiendo criterios arbitrarios”.

Con estas distinciones se reconoce la labor de personas, instituciones y entidades por el mérito del trabajo realizado o por la conducta seguida que hayan contribuido a aumentar el prestigio del municipio, estableciéndose las siguientes distinciones honoríficas: títulos de Hijo /a Predilecto/a, Hijo/a Adoptivo/a, Medalla de la Villa de Cartaya, Mención Honorífica especial, Nominación de edificios, vías y plazas públicas, así como otros reconocimientos de carácter excepcional.

Finalmente, destacar que el pleno dio luz verde al cambio de denominación de la actual calle Almendral, que pasará a denominarse Calle Antonio Neto Maestre, en recuerdo de un cartayero ilustre que fue comisario de la Policía Nacional, haciendo efectivo un anterior acuerdo plenario que aún no se había concretado y que salió adelante con el apoyo de todos los grupos municipales a excepción del de IU, cuyo representante se abstuvo en la votación.

Compartir.

1 comentario

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies