El conflicto laboral de Frutas Kiko sigue sin solución

1

A través de fuentes no oficiales, la plantilla de Frutas Kiko ha conocido la decisión de la empresa de “no negociar” aduciendo “miedo” por la presión ejercida por los trabajadores, que llevan más de 45 días en huelga indefinida reivindicando que la empresa les pague los salarios que les debe desde el pasado mes de agosto. Para Soledad Raposo, representante sindical en la empresa, esta actitud no es más que “una excusa que están poniendo para no cumplir con sus responsabilidades”. Raposo ha recordado que “desde que comenzó la huelga la empresa está intentando criminalizar la protesta de los trabajadores, algo totalmente falso, tal y como pueden demostrar los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local”.

“Los trabajadores y trabajadoras de Frutas Kiko exigimos que se nos pague los salarios que se nos debe desde el mes de agosto, y, en vez de intentar alcanzar un acuerdo, la empresa lo único que persigue es la criminalización de la protesta, y la coacción mediante la presencia de agentes de policía”, ha afirmado Soledad Raposo, representante sindical en la empresa Frutas Kiko, tras conocer a través de fuentes no oficiales, la negativa de la empresa de negociar una solución al conflicto que mantiene con sus trabajadores.

Los trabajadores de Frutas Kiko se mantienen en huelga indefinida desde el 7 de diciembre de 2012 para reivindicar el pago por parte de la empresa de las 5 nóminas que les adeudan desde el pasado mes de agosto, y que ha llevado a los trabajadores y trabajadoras a tomar “la única opción que la empresa nos ha dejado, comenzar una huelga que ha hecho que pasemos la Navidad y el Año Nuevo pasando frío por pedir lo que es nuestro”, ha afirmado Raposo quien ha destacado su sorpresa ante la “excusa del miedo que pone la empresa”. “Nosotros no somos criminales, ni nos tienen que tener miedo ya que llevamos 45 días de huelga y aquí no ha pasado nada de lo que supuestamente nos acusan, lo que sí ha pasado es que la empresa pretende desentenderse de sus obligaciones para con sus trabajadores y buscar cualquier excusa para no pagar”.

A pesar de la negativa de la empresa a negociar, y de la campaña que ha iniciado para desacreditar a los trabajadores, la representante sindical se muestra firme al afirmar que “seguiremos luchando por nuestros derechos hasta conseguir que la empresa nos pague nuestros sueldos, y lo seguiremos haciendo como hasta ahora, respetando la ley, pero siendo firmes en nuestras reivindicaciones”.

En este sentido, Raposo ha anunciado que el próximo 30 de enero realizarán una marcha hasta la capital para denunciar su situación y llevar a la opinión pública onubense “los desmanes y mentiras que está cometiendo esta empresa con tal de no asumir sus responsabilidades y pagar a sus trabajadores”, ha finalizado.

 

Compartir.

1 comentario

  1. amigosdeafectados on

    Animo compañeros que no decaiga la fuerza, con la ayuda de todos cnseguiremos lo que pedimos, que no es otra cosa que las nominas que nos deben que son cuatro, o cinco, saludos.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies