DIA cerrará su franquicia en Matalascañas por vender productos caducados

1

Productos caducados en el Supermercado.

DIA (Distribuidora Internacional de Alimentación) ha decidido cerrar este viernes la franquicia que la compañía tiene en Matalascañas, ante las irregularidades cometidas por el franquiciado. La cadena, que cuenta con más 2.800 establecimientos en España, ha abierto una investigación interna para aclarar lo sucedido. DIA estudiará también la posibilidad de asumir la gestión directa de este establecimiento.

Distribuidora Internacional de Alimentación, DIA, es una compañía internacional del sector de la distribución de la alimentación presente en siete países, España, Portugal, Francia, Turquía, China, Argentina y Brasil. En 2011, las ventas brutas bajo enseña alcanzaron los 11.124 millones de euros y contaba con 6.833 establecimientos en los países en los que opera. Desde julio de 2011, DIA cotiza en la Bolsa de Madrid y forma parte del Ibex 35, el índice de referencia del mercado español.

El supermercado al que hace referencia la nota de DIA ha sido noticia porque su responsable estaba vendiendo al 50% de su precio productos frescos caducados, en algunos casos más de 15 días. Fue un guardia civil de descanso el que descubrió tan irregular situación cuando estaba realizando la compra en este súper.

Agentes del Destacamento Especial para el Parque Nacional de Doñana, del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han procedido a la imputación de la propietaria de este supermercado de Matalascañas, como presunta autora de un delito contra la salud pública.

Los agentes de la Guardia Civil procedieron a realizar una inspección en el supermercado después de que tuvieran conocimiento de la existencia de productos caducados a un precio inferior al habitual. Así pudieron comprobar cómo en el área de refrigerados se hallaban determinados artículos reetiquetados con ofertas de casi el 50%, llevando algunos de ellos hasta 15 días cumplidos del periodo de consumo.

Cuestionada la propietaria ésta manifestó que necesitaba vender los productos, por lo que los seguía teniendo expuestos por si alguien los quería, siendo consciente de que la fecha máxima de consumo había sido ya superada.

En total fueron intervenidos 202 productos, entre los que se encontraban yogures, carne picada envasada, salchichas, pizzas, kebabs y burritos. Algunos de estos productos pertenecían a la línea de consumo infantil.

Una vez retirados, se pasó aviso a los inspectores de consumo, quienes determinaron el peligro extraordinario para el consumo humano y ordenando la destrucción inmediata de los mismos.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de La Palma del Condado.

 

Compartir.

1 comentario

  1. consumidor on

    No me esplico poner productos caducados a la venta, de toda la vida se han repuesto por parte del repartidor del pan y de los yogures en el corte ingles lo he podido ver a diario.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies