La mujer del pederasta Santiago del Valle será procesada por falso testimonio

0

Isabel García llegando a la Audiencia Provincial. (Julián Pérez)

Entre contradicciones y episodios de amnesia, aquel 16 de febrero de 2011 pareció leer un relato escrito con antelación, tan aprendido como el rezo de un rosario. Isabel García, la mujer del asesino de la pequeña Mari Luz Cortés (desaparecida el 13 de enero de 2008 y encontrada muerta 54 días después) se sentaba en la sala del juicio a pocos metros de su marido, Santiago del Valle, para cambiar su declaración y darle una coartada ante el tribunal. (Información de Rosa Font en http://pagina3huelva.es/)

Los magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia de Huelva no dieron credibilidad a sus palabras: Del Valle se encuentran cumpliendo una condena de 22 años de cárcel y ella, la mujer clave para la acusación y que dio otra vuelta de tuerca en su declaración en la vista, será procesada por aquel testimonio.

La misma sentencia que imponía al asesino de Mari Luz una condena de 22 años y un destierro de Huelva por más de tres décadas, ordenaba que se dedujera testimonio contra Isabel García por la posible comisión de un delito en su testifical.

Casi dos años después, la instrucción de la causa llega a su fin y el Juzgado de Instrucción 3 de Huelva dicta auto de procedimiento abreviado, según ha podido confirmar esta redacción.La resolución recoge la comisión presuntamente de un delito de falso testimonio por la mujer del pederasta, en base a las contradicciones entre las distintas declaraciones que realizó tras el crimen de la niña, desde su detención, cuando delató a del Valle, durante la instrucción y hasta la misma sala del juicio.

Ante el tribunal, afirmó que en la tarde del 13 de enero de 2008, cuando Mari Luz desapareció a pocos metros de su casa, estuvo en todo momento con Santiago y que sus anteriores fueron producto de su invención. Durante la vista, apuntó su cuñada, Rosa del Valle -condenada a nueve años de prisión por tapar las espaldas a su hermano- como única responsable del asesinato de la pequeña.

Una vez que la resolución de transformación a procedimiento abreviado sea firme (es susceptible de recurso), la defensa de Rosa del Valle, que ejerce Manuel Domínguez Salcedo, puede mover ficha y personarse en la causa.

Durante el juicio, el letrado de la hermana del pederasta se sumó a la petición del fiscal de que se abriera causa precisamente por falso testimonio contra García.

Tras la detención del matrimonio y la hermana del pederasta, Rosa del Valle, en Pajaroncillo (Cuenca), García delató a su marido en sede policial y al comienzo de la isntrucción. La declaración que constaba en el sumario daba pelos y señales de aquella, afirmando primero que su marido no estaba en casa cuando despertó de una siesta, y que a su regreso, sobre las 16:30 , se fijó que traía las botas manchadas de barro amarillo. Incluso lavaron las botas y la ropa y notó que estaba nervioso porque se frotaba las manos, dijo.

En su declaración, Isabel García afirmó que de regreso a la casa, el pederasta le lanzó una advertencia: ?Si hay algo raro o te pregunta la Policía, tienes que decir lo que yo te diga. Ten cuidado con lo que hablas, si yo voy a la cárcel te arrastro a ti también. Si declaras en mi contra, cuando salga te buscaré hasta debajo de las piedras y no vas a quedar viva.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies