La mujer de Santiago del Valle se enfrentará a dos años de cárcel

0

Dos años después del juicio por el caso de Mari Luz, se conoce que la esposa del pederasta, Isabel García, se enfrentará a dos años de prisión por falso testimonio en aquella vista (16 de febrero de 2011), en la que decidió cubrir las espaldas a su marido y señalar a su cuñada con única autora del crimen. Según ha podido confirmar esta redacción, es la petición de condena que se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía de Huelva, representada por Alfredo Flores, y a la que se adhiere la representación legal de Rosa como acusación particular en la causa, Manuel Domínguez, Salcedo, según informa Rosa Font en http://pagina3huelva.es/.

La evolución y contradicciones en las declaraciones que García ha realizado desde la desaparición de la pequeña, durante la instrucción de la causa e incluso después del juicio, la llevan al banquillo de los acusados, posición que sorteó por el asesinato en octubre de 2009, cuando la Audiencia Provincial de Huelva revocó su procesamiento y quedó libre de toda responsabilidad en el crimen.

En estos años ha realizado un total de ocho declaraciones en distintas dependencias policiales y sedes judiciales. En sus últimas dos comparecencias, en febrero de 2011 ante la Policía y ante el Juzgado de Instrucción 43 de Madrid, retomó sus primeras declaraciones y confesó al detalle que Santiago del Valle le relató desde cómo atrajo a la niña al portal a cómo se deshizo de ella, llegando a afirmar que Mari Luz estaba viva cuando, según la versión que le dio su marido, Rosa la arrojó al agua en la ría de Huelva. La pequeña, mantiene en ambas declaraciones, manoteó al entrar en contacto con el agua.

Isabel García aporta en estas declaraciones todos los detalles de aquella tarde que, en principio silenció. Ya en Granada, dos días después de la desaparición, dio pistas a la Policía que detuvo al matrimonio de que hubo un tiempo que no supo donde estuvo del Valle.

Pero fue tras el arresto en Cuenca (25 de marzo 2008) , donde hizo dos declaraciones en calidad de imputada, cuando delató a su marido y llegó a a llamarlo “asesino” y a afirmar que “ha sido él”.

Una tercera declaración fue en el Instrucción 1 de Huelva, encargado de la investigación, cuando también dejó al descubierto al asesino, habló de su ausencia y de las botas manchadas de barro. Cinco meses después pidió declara de nuevo y fue en ese momento cuando dio una vuelta de tuerca: dio coartada a Santiago del Valle y dirigió las sospenhas contra Rosa.

Posteriormente, da otra nueva versión –en una entrevista- en la que por primera vez afirma que la niña estaba viva y en la que describe que manoteó cuando fue arrojada al agua- Sin embargo, al llegar al juicio volvió a retractarse para exculpar a su marido ante el tribunal que lo estaba juzgando.

De hecho, la sentencia dictada en marzo de 2011 por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial dedicó un apartado especial a esta declaración de Isabel García, tachándola de “incoherente”.y, en base a la petición del fiscal y de la defensa de Rosa del Valle, ordenado que se dedujera testimonio por la posible comisión de un delito de falso testimonio, por el que finalmente Isabel García va a ser juzgada.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies