La Mesa de la Ría exige al Ayuntamiento de Huelva que “paralice los vertidos de Repsol”

0

La Mesa de la Ría ha informado este domingo a través de una nota que los camiones cisterna que Repsol Investigaciones Petrolíferas SA transporta desde Doñana a Huelva “no contienen aguas limpias”. De esta forma, aseguran que quedan en evidencia las palabras del alcalde en funciones de Huelva, Francisco Moro, pronunciadas, según mantienen, “aferrándose a un informe del Seprona elaborado sin realizar analíticas en la capital”.

En el texto consta que la Mesa de la Ría se personó en el expediente de petición de autorización de vertido de Repsol en Mazagón y que ha podido comprobar que “la Junta denegó tal vertido a través del emisario de la Edar de Mazagón al considerar sus propias analíticas y no las que facilitó Repsol”.

Según el expediente 599 LIN sobre petición de autorización de vertidos de REPSOL, la resolución de Medio Ambiente fue denegatoria y concluye en su informe desfavorable lo siguiente: “Analizada la documentación aportada y después de realizarse la caracterización del agua de formación se concluye que son aguas residuales contaminadas, incompatibles con la solicitud presentada ya que requerirían de un tratamiento antes de su vertido, tratamiento que no ha sido contemplado por la empresa RIPSA”.

Las analíticas consultadas por la Mesa de la Ría en el expediente denegatorio de Mazagón, las mismas aguas que ahora Repsol vierte en Huelva, contienen, según detalla la Mesa de la Ría, “altas cantidades de cloruros y cantidades significativas de bario, hierro, aceites y grasas, hidrocarburos, selenio, níquel, ,mangneso, cromo, boro, arsénico, etc.., para un volumen de vertidos tan importante (más de dos millones de litros diarios)“.

Asimismo consta en el comunicado que “las analíticas omiten estudios sobre la radiactividad de las aguas de formación, cuando es conocido por los técnicos en extracción de hidrocarburos que las aguas de formación, residuo contaminante de los yacimientos de gas, como los de Repsol en la costa de Doñana, pueden contener niveles altos de radiactividad”.

Por otro lado, la Mesa de la Ría no comprende “cómo se está permitiendo un negocio privado, de una empresa que no depura sus residuos industriales, arriesgando unas costosas instalaciones públicas como la red de alcantarillado de Huelva y la propia Estación Depuradora de aguas residuales de Huelva”.

La Mesa de la Ría afirma igualmente que mientras el Reglamento de Saneamiento fija unos valores máximos instantáneos de contaminación por cloruros de 2.000 mg/l, las analíticas (ATISAE) que aporta la propia empresa Repsol reconocen mediciones superiores a 5.000 mg/l”.

Esta circunstancia les lleva a concluir que “con el gran volumen de residuos que se vierten, cuyos parámetros de contaminantes son acumulativos en los fangos que después se vierten en la marisma, existe un grave riesgo de dañar los filtros biológicos y las propias instalaciones de la depuradora de aguas residuales de Huelva, construida con fondos públicos y subvenciones Europeas FEDER, en beneficio de una actividad industrial privada”.

La Mesa de la Ría anuncia que insistirá para que “el Ayuntamiento paralice los cincuenta camiones cisterna diarios, más de 18.000 anuales, que desde 30 kilómetros, nos traen residuos desde la planta industrial que Repsol posee en la linde de Doñana en Mazagón hasta Huelva, a una arqueta de la red de saneamiento urbana de la ciudad que desemboca en la Ría, el Estero del Rincón, zona sensible declarada Lugar de Interés Comunitario LIC (ES6150014) – Marismas y Riberas del Tinto”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies