La comarca del Bajo Guadiana ha presentado su candidatura a las 7 maravillas de Huelva

0

Río Guadiana.

Los municipios de Ayamonte, San Silvestre de Guzmán, Sanlúcar de Guadiana y El Granado conforman la última andadura de este peculiar río que nace en las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real) para poco después aparecer y desaparecer según su capricho. Es el cuarto río más extenso de la Península Ibérica.

Son muchos los motivos por los que debe ser considerado maravilla de Huelva pero el principal es que una vez que se introduce en nuestra provincia , lo hace para separar dos formas de vida, dos lenguas, dos naciones enfrentadas durante siglos y dos pueblos que a la misma vez están unidos por sus aguas.

Podemos hacer un pequeño recorrido imaginario (a la vez que real) de Norte a Sur de este último tramo de este gran río una vez que se introduce en España por la provincia de Huelva:

En primer lugar lo hace por el término municipal de El Granado donde su principal testigo es la actividad minera; en tiempos pretéritos el Guadiana era navegable hasta la ciudad portuguesa de Mértola, con lo cual no es de extrañar los vestigios que a la altura de El Granado existen de la actividad minera. He ahí el antiguo cargadero de mineral hacia donde un ferrocarril trasladaba los productos de la actividad minera en el Puerto de la Laja desde las minas de Herrerías, El Sardón y Santa Catalina.Hoy día este entorno de poblados mineros abandonados acaban de ser declarados Bien de Interés Cultural y sobre el recorrido del antiguo ferrocarril existe una Vía Verde.El Granado tiene como principal poblado al otro lado, el núcleo portugués de Pomarao.

Guadiana abajo nos encontramos con el término de Sanlúcar de Guadiana; municipio que además, se sitúa en la misma margen del Guadiana, son numerosos los aspectos a destacar en su paseo por este municipio, podemos fijarnos detenidamente en el Castillo de San Marcos recientemente restaurado, castillo cuya fortificación principal es de la Edad Moderna, pero prospecciones arqueológicas han demostrado que existen restos medievales en el mismo. El encanto de este enclave tiene su base principal en la vecindad con Alcoutim, antiguo enemigo coronado también por un castillo-fortaleza. Río abajo entre Sanlúcar de Guadiana y San Silvestre de Guzmán se confunden varias aldeas agrícolas (muy prósperas en el pasado) con restos de calzada romana.

Llegamos así al Guadiana “sansilvestrero” es aquí donde comenzaban los antiguos dominios de el Marqués de Ayamonte que fundó la Villa de San Silvestre de Guzmán fijando el territorio Norte de su marquesado. Este recorrido del Guadiana comienza con la antigua aldea agrícola de El Romerano, parte perteneciente a Sanlúcar de Guadiana y comienzo de San Silvestre de Guzmán. Este municipio (al igual que El Granado) se sitúa en La Raya del Guadiana con su término municipal. Los oriundos de San Silvestre son aquellos que habitaban Romerano, Mata Negra, Barcia Longa, Barcia Redonda o Los baños entre otros. De esta parte del Guadiana podemos destacar las numerosas casas dispersas en formas de semiáldeas agrícolas con un próspero pasado relacionado con la agricultura, la ganadería y el contrabando; que, hasta hace unas décadas, se efectuaba con alimentos como café, azúcar, etc. Fué un gran alivio para toda la zona del Guadiana en épocas de escasez como las sucesivas guerras que tenían lugar en España. Prueba de todo ello son los restos que a su paso por la margen de San Silvestre de Guzmán dejan parte de un colegio y un antiguo Cuartel de la Guardia Civil. De la misma forma la tradición oral entre los vecinos de San Silvestre ha hecho llegar hasta nuestros días que, al parecer existieron unos monjes que cultivaban vid en las barcias del río y que pertenecerían a la Vicaría de Ayamonte. Existe un yacimiento del Calcolítico llamado El Castelo. El principal núcleo de población portugués al otro lado del río en este caso es Guerreiros do Río o Las Lanranjeiras.

De esta forma llegamos a Ayamonte, cabeza de partido Judicial, sede del Antiguo Marquesado de Ayamonte y el núcleo poblacional más importante sin duda de toda la Raya del Guadiana, desde la zona de Los Baños (entre San Silvestre y Ayamonte) hasta su desembocadura en las Playas de Canela. En toda esta extensa margen, volvemos a encontrar vestigios del pasado desde los romanos hasta la actualidad. Numerosas son las semi-aldeas agrícolas volcadas al Guadiana. En el caso de Ayamonte extensísima es la información que podríamos extraer al ser una ciudad que vive y ha vivido por y para el Guadiana; los núcleos poblacionales confrontados al otro lado son Vila Real de Santo Antonio y Castro Marim. El Guadiana deja a su paso testigos de la separación de dos pueblos hermanos con restos defensivos como el Castillo de Ayamonte o el Baluarte de las Angustias, así como hallazgos arqueológicos recientes que vinculan el núcleo de Ayamonte a un asentamiento fenicio. También cabe destacar una iniciativa actual y que ha tenido mucha repercusión como es la creación de la primera Eurociudad del Sur entre los municipios de Ayamonte y Vila Real de Santo Antonio.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies