IU reclama que la cárcel de Huelva, el muro del Parque Moret y la isla Saltés sean declarados lugares de la memoria histórica

1

Paraje natural de Isla Saltés. foto: Horacio Picón Masero

El Grupo Municipal de IU LV-CA en el Ayuntamiento de Huelva defenderá en el próximo pleno una iniciativa en la que pide al Consistorio de la capital que ponga en marcha los procedimientos necesarios para que varios emplazamientos de la ciudad sean declarados lugares de la Memoria Histórica de Andalucía y se les incluya en el catálogo que la Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía está elaborando.

En concreto, Izquierda Unida pide con esta moción que la cárcel ubicada en la Avenida Alcalde Federico Molina, el paraje natural de isla Saltés y el muro del Parque Moret sean declarados como lugares de la Memoria Histórica de Andalucía, una figura que se ha creado a raíz de la aprobación de un Decreto del Gobierno andaluz cuya finalidad es la de garantizar el conocimiento y la difusión de la historia de la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades.

Estos tres emplazamientos fueron el escenario de acontecimientos durante la guerra civil que provocó el golpe de estado militar de Franco y la posterior dictadura totalitaria, en los que muchas personas sufrieron vejaciones, persecución, privación de libertad o fueron asesinadas. Según explica el portavoz municipal de IU LV-CA, Pedro Jiménez, esta iniciativa pretende que todas estas personas sean recordadas y homenajeadas en pro de la revitalización de la memoria histórica del pueblo andaluz.

La cárcel de Huelva fue uno de los principales centros de la represión franquista en la provincia durante los años de guerra y posguerra. Por ella pasaron decenas de miles de detenidos, siendo con frecuencia su última parada antes del pelotón de fusilamiento. Cientos de reclusos se dejaron la vida entre sus paredes a causa del hacinamiento, las deficientes condiciones higiénico-sanitarias y la pobre alimentación, que los hacía presa fácil de todo tipo de infecciones y enfermedades como el tifus, la sarna o las fiebres tifoideas, llegando la mortalidad de presos a alcanzar niveles extraordinarios. Más tarde, a finales de los 60, se convertiría en el centro donde eran internados los presos de tendencias homosexuales de toda España, castigados por la “Ley de vagos y maleantes”. Allí la homosexualidad era tratada como una enfermedad a extirpar, utilizándose terapias basadas en trabajos forzados, palizas, humillaciones y brutales prácticas pseudomédicas actualmente prohibidas, como descargas eléctricas.

El muro del Parque Moret fue el macabro escenario de la brutal represión que los golpistas franquistas ejercieron contra la población de Huelva y donde se estima que fueron fusilados desde julio de 1936 entre 6.000 y 7.000 personas. En la ciudad de Huelva también se produjeron fusilamientos en las tapias de los cementerios de San Sebastián, actualmente desaparecido, y de La Soledad, donde aún sus muros conservan huellas de los disparos.

Por último, en la isla Saltés Franco instaló uno de sus campos de concentración en el que fueron internados miles de prisioneros republicanos que eran cribados para posteriormente ser ejecutados o para convertirlos en esclavos del régimen fascista. Estos presos fueron los que levantaron las grandes obras faraónicas que se hicieron en la posguerra.

 

Compartir.

1 comentario

  1. Cinta Zambrano Ruiz on

    También, y para ser más justos con la Memoria Histórica, tendrían que añadirse la Iglesia de San Pedro, con la quema de sus imágenes, así como la propia Concepción, que ha estado fuera de culto por las mismas circunstancias que miles de templos en toda España, en el caso de Huelva por la barbarie que se desató ente los milicianos y los mineros contra todo lo que recordara la Fe en Cristo y la Virgen María y muchos creyentes asesinados por estas hordas….¿O acaso no es cierto que fue así?. ¿por qué quieren hacernos creer desde IU, que las gentes que perdieron la vida a manos de los levantados en armas contra la República, estaban defendiendo la “libertad de Andalucía”, si fueron en todo caso reprimidos, unos por ser señalados como republicanos, otros por sindicalistas (la mayoría salvó su vida gracias a la pericia y riesgo del Secretario General de UGT, que tiró todos los archivos a la Ría, que fue el Sr. Cascales, que este Sr. si merece estar en la Memoria Histórica de Huelva, por su arrojo y su fraternidad para con sus compañeros de Sindicato) y otros simplemente por “rojos”. La mayoría de los asesinos que quemaron parte de Huelva y mataron a inocentes desarmados, huyeron de nuevo a la Sierra y de allí a Badajoz y no pararon de correr hasta Madrid, a refugiarse de sus perseguidores. Esto también debe figurar en la Memoria Histórica.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies