Huelva abre la puerta grande a sus toreros

1
Los triunfadores de la tarde salen a hombros.

Los triunfadores de la tarde salen a hombros.

Primera de abono. Novillada sin picadores con ganado de José Luis Pereda, tanto del hierro que lleva su nombre como de La Dehesilla, además de la nueva divisa que se estrenaba en esta corrida y que lleva por nombre La Rosaleda. Todos pastaron en Rosal de la Frontera y resultaron de desigual juego, pero en general embistieron. Muy bueno el quinto, aplaudido en el arrastre.

David de Miranda. Estocada caída y un aviso, oreja y petición de la segunda. Estoconazo, dos orejas.

Juan Ramón Jiménez. Dos pinchazos, uno sin soltar, estocada trasera, ovación y saludos. Estocada en todo lo alto, dos orejas e insistente petición del rabo que la presidencia con acierto no concedió.

Alejandro Conquero. Estocada y oreja. Estocada recibiendo y de apaño, descabello. Silencio.

Se abrió la puerta grande de La Merced en una tarde de toros la mar de entretenida. Que hubo de todo se veía en el semblante del respetable, en las palmas por Huelva que rubricaban las mejores faenas, en los huy más angustiosos que acompañaron los momentos en los que los tres novilleros se arrimaron o echaron rodilla a tierra para buscar los trofeos que les permitieran eso, abrir la puerta grande. Dos toreros lo consiguieron, pero el que completaba la terna, Alejandro Conquero, la mar de voluntarioso pero con el peor lote de la tarde, hubo de conformarse con el calor de su público y un fandango que le dedicó Mario Garrido desde el tendido en su primero.

Bella estampa sobre el albero de la Merced.

Bella estampa sobre el albero de la Merced.

No estuvieron mal los toros, ni tampoco los toreros, por lo que la tarde de toros cumplió sobradamente con las expectativas de un público que, afortunadamente, no dio la espalda a los toreros de Huelva y llenaron más de tres cuartas partes del aforo. El incluir la novillada sin picadores gratis con el abono, ha resultado ser todo un acierto de la empresa. Un viejo conocido de la afición onubense, Carvajal, que tuvo su buen cuarto de hora en las plazas españolas hace ya unos años, estuvo muy meritorio con las banderillas y los paisanos le pidieron que saludara en más de una ocasión.

Al que abría plaza le sacó David de Miranda unas tandas peligrosísimas, demostrando el tipo de torero que es, de los que se suelen llamar de verdad, de los que se pasan el toro muy pegadito al cuerpo. Dos revolcones sin consecuencias y una estocada caída que los subalternos se apresuraron a sacar sin disimulo bastaron para que cortara el primer apéndice a Jaleante, el primer eral de La Rosaleda que se torea en la plaza de La Merced. El público encantado con el toreo de emoción de David de Miranda, le concedió una oreja y protestó al usía que no le regalase otra más. En el segundo de su lote, un toro negro burraco de La Dehesilla, muy alto de agujas y llamado Golfillo, demostró nobleza y el torero le sacó todo el juego que pudo y más. Para ello volvió a arrimarse ante el delirio de la afición, que le agradecía su toreo con los pies firmes en el albero, diciéndole al de Trigueros que así se torea. Entre todos le cortaron dos orejas al novillo y de nuevo las protestas, esta vez porque el toro lo recibieron los matarifes con el rabo en su sitio.

La tarde dejó muestras de buen arte.

La tarde dejó muestras de buen arte.

A Juan Ramón Jiménez, que le vimos muy en torero en su primero, un colorao ojo de perdiz que no se dejó torear de manera limpia, no se le entendió en la grada su manera de entender al novillo. Faena aseada que fue premiada por una gran ovación. En su segundo fue otra historia. Sin duda le tocó el mejor novillo, un toro castaño con una clara embestida en el que el torero, que veía que se le escapaba la puerta grande, puso algo más que todo su empeño, demostrando que en otros terrenos menos suaves y armoniosos también se desempeña bien. Ejecutó unas largas cambiadas la mar de plásticas, para irse a las tablas en pos de los palitroques, con los que a pesar de que en el primero el toro le hizo un guiño y, prácticamente, clavó en el suelo, con el segundo par le esperó y le enseñó al novillo lo que era un quiebro. El tercer par, a una sola mano, no resultó muy lucido, pero el público para entonces estaba entregado a una faena en la que el onubense arriesgó y se acopló al gusto de la afición. Una buenísima estocada le valieron las dos orejas, compartir la puerta grande con Miranda y dejar un buen sabor de saber estar para todos y con todos los toros.

La primera de Colombinas arrancó el aplauso del respetable.

La primera de Colombinas arrancó el aplauso del respetable.

Y el peor lote, para Conquero. El tercero de la tarde parecía demostrar nobleza, pero terminó rajándose. Alejandro Conquero le hizo unas tandas de naturales de buena factura. Un buena estocada le bastó para cortar una oreja. En el que cerraba plaza Alejandro Conquero se puso delante de la puerta de toriles para recibir al novillo de rodillas, a portagayola y con el capotillo de pasear. No resultó muy aseado el lance, pero el público de Huelva esas cosas la saben agradecer. Pero ya comentábamos que tuvo Conquero el peor lote, sobre todo el que cerraba plaza, un toro de fea embestida que manseó más de la cuenta. Allá por los terrenos del sol hubo de ir Alejandro Conquero a matarlo estando el animal refugiado en las tablas. Mató muy mal y apenas recibió unas cuantas palmas del respetable, más por sus ganas que por el resultado de su actuación.

 

Compartir.

1 comentario

  1. Benardo Garcia on

    ¡LAS COLOMBINAS MANCHADAS DE SANGRE INOCENTE! ese seria un buen titular.
    Señores los toros no son ni arte ni cultura QUE NO NOS ENTERAMOSSSS…

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies