Cómo combatir las infecciones hospitalarias

0
Los tiradores son fuente habituales de infecciones que pueden ser evitadas por medio del cobre.

Los tiradores son fuente habituales de infecciones que pueden ser evitadas por medio del cobre.

Según una encuesta del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC en sus siglas en inglés) realizada en 1.000 hospitales de 30 países, alrededor de 80.000 pacientes ingresados en un hospital en Europa, casi un 6% del total, sufren cada día una infección nosocomial, aquellas que se contraen en el propio hospital.

Las infecciones nosocomiales suponen un mayor tiempo de hospitalización de los pacientes y un mayor gasto en antibióticos, de lo que se derivan altos costes económicos para los distintos sistemas de salud, además del coste humano, que es el más importante, dado a que estas infecciones suponen un aumento de la mortalidad. La lucha contra este tipo de infecciones es fundamental en un momento en el que la eficiencia en la gestión de hospitales es una de las principales prioridades para los sistemas sanitarios europeos.

Por otra parte, las superbacterias, aquellas bacterias que han conseguido ser resistentes a los antibióticos, restan efectividad a los tratamientos con antibióticos tradicionales y suponen un serio riesgo para los pacientes, especialmente aquellos hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en 150.000 las muertes al año por la tuberculosis multirresistente.

Cobre antimicrobiano: efectividad del 99% para luchar contra las infecciones

Ante esta situación, se buscan nuevas alternativas eficientes y duraderas a la lucha contra las bacterias que no contribuyan a su resistencia contra los antibióticos. Varios estudios y ensayos clínicos a nivel internacional han demostrado que el cobre es un material con propiedades antimicrobianas que elimina las bacterias, virus y hongos en pocos minutos y de manera natural, reduciendo de esta manera el riesgo de propagación de infecciones. El 80% de las infecciones se transmiten por contacto directo con superficies contaminadas o por los sistemas de ventilación, por lo que el uso de estas superficies prevendría el contagio. Numerosos ensayos clínicos realizados en Reino Unido o Estados Unidos han demostrado que el cobre elimina los microorganismos al 99% en un corto periodo de tiempo.

En España se han instalado recientemente superficies de cobre antimicrobiano en la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital Vall D’Hebron de Barcelona y se ha realizado un estudio en el Hospital Universitario de Ceuta a cargo de la Unidad de Medicina Preventiva, Microbiología y Mantenimiento del Hospital Universitario de Ceuta que certificó las propiedades del cobre para la lucha contra las bacterias.

Según Diego García Carvajal, Director General del Centro Español de Información del Cobre, “las infecciones nosocomiales son un serio problema para los sistemas sanitarios a nivel mundial debido a las miles de vidas que se cobran, así como el alto coste que supone luchar contra este tipo de contagio. Las nuevas alternativas encontradas a través de la investigación en los últimos años, como la utilización de superficies de cobre en hospitales, abren nuevas vías para luchar contra uno de los principales problemas de salud al que nos enfrentamos a nivel mundial”.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies