Carta al director: La Unión, con su concurso de Tarantas; Huelva, sin el suyo de fandangos

2
Jeremo Segura recibe el premio.

Jeremo Segura recibe el premio.

(Texto: Antonio López, presidente de la Peña Flamenca La Orden) En la madrugada del pasado Sábado 10 de Agosto recibíamos con enorme satisfacción la noticia de la obtención del primer premio conseguido por el cantaor de la Calle Calañas Jeromo Segura en el prestigioso Concurso Flamenco de La Unión en su quincuagésima tercera edición. Desde ese momento y en las horas posteriores, los corrillos sobre el ganador de la Lámpara Minera, máximo galardón del Concurso de Cantes de la Mina fue el tema de comentario obligado en las clásicas tertulias de la Huelva flamenca y no tan flamenca. Cadenas de televisión, emisoras radiales y prensa escrita, tanto nacionales como locales difundían la noticia para satisfacción y orgullo de todos los onubenses.

En los últimos años otros cantaores/as de nuestra tierra han obtenido distintos premios establecidos en tan significado Concurso, Rocío Márquez, el bollullero Guillermo Cano, Urbano Corbacho, la palerma Beatriz Romero, Cristina Soler o el beasino Sebastián Cruz entre otros. Instituciones públicas murcianas, entidades privadas y medios de comunicación se vuelcan año tras año en el fortalecimiento de este evento flamenco, estableciéndose en sus bases premios en metálico muy considerables que aumentan el interés de los concursantes en su participación. Flamencólogos, autoridades de distinto signo y personalidades del mundo de la cultura siguen con extremada atención cada una de las actuaciones programadas en el ya tradicional antiguo Mercado Público de este pueblo minero.

En definitiva, este Concurso flamenco hoy de ámbito internacional se sigue prestigiando en virtud de la voluntad y el compromiso de quienes lo patrocinan en lo económico, quienes lo difunden en lo mediático y quienes lo respaldan en lo institucional, elevándose a la categoría de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia. Al concluir esta LIII edición con el triunfo de Jeromo, lejos quedan aquellos abucheos que recibiera Juanito Valderrama en su primer certamen al cantar flamenco y no las coplas que el público le requería. Paradojas del flamenco.

Pero, salvando las distancias, ni por supuesto pretender ningún agravio comparativo, no estamos en La Unión, estamos en Huelva. No hemos alcanzado 53 ediciones, pero vamos a por la 35. Sí, 34 Concursos Infantiles de Fandangos de Huelva y Provincia que desde 1980 organiza la Peña Flamenca La Orden, que en esta venidera edición estará dedicado al Fandango de Huelva capital y que se erige orgullosa y persistente en la colina de su Plaza del Niño Migué. A diferencia de La Unión, ni los organismos e instituciones públicas ( a excepción de Diputación en las dos últimas ediciones ), ni las entidades privadas aquí asentadas ni los medios locales se esfuerzan mucho en su proyección a pesar de que en estos treinta y cuatro certámenes celebrados unos 1000 jóvenes de nuestra provincia han participado en dicho evento, surgiendo también de las entrañas de este Concurso algunos de los ganadores del Concurso minero ya mencionados así como otros que han hecho del flamenco su profesión como Arcángel, Argentina, Hnas. Molina, etcétera.

¿Es la taranta y los cantes de levante a La Unión, como es el FANDANGO a Huelva. ¿Todos no lo entienden así. Al menos desde las instituciones, desde los medios ni desde las empresas privadas, podemos asegurar que no es así.

¿Es que nuestro FANDANGO pertenece a una división inferior con respecto a otros cantes del arte flamenco, incluida la taranta¿ Para nuestro pueblo por supuesto que no, aunque todos no lo entienden así.

¿Merecen los jóvenes concursantes y aficionados de Huelva, potenciales embajadores de nuestro FANDANGO por el mundo, un mayor y más cuidadoso trato de instituciones públicas, entidades privadas y medios locales¿ Todos no lo entienden así.

A los tristes hechos nos remitimos.

El próximo mes de Mayo se celebrará la 35 edición de este Concurso Infantil dedicado al FANDANGO de Huelva capital. ¿Debería la administración más cercana, el Ayuntamiento de Huelva, tener la sensibilidad suficiente para, al igual que han hecho las Corporaciones Locales de aquellas localidades de la provincia con Fandango autóctono, premiar al ganador del mejor Fandango por “Güerba”.¿ ¿Tendrán los fandangos de Antonio Rengel, Paco Isidro, Peque de la Isla o Pepe Sanz algún reconocimiento al concursante que mejor los interprete¿ Esperemos. Aunque si volvemos la mirada atrás, mucho nos tememos, que no se entienda así.

En esta Huelva nuestra de “patas arriba” donde flota el plomo y se hunde el corcho, el flamenco en general y el fandango en particular es la cenicienta de una pobre apuesta cultural que en virtud de una incomprensible ceguera e indiferencia prolongada en el tiempo de quienes debieran comprometerse ( Instituciones Públicas, Iniciativa privada y medios de comunicación ) con éste nuestro acervo cultural más admirado y respetado allende los cuatro puntos cardinales de la capital y provincia, que siguen sin entender que el hurgar en la mano de obra, partiendo de la materia prima con jóvenes aspirantes fandangueros en un Concurso que acaricia los 35 años de historia, debiera ser un compromiso obligado y nunca efímero. De lo contrario, este evento corre el riesgo de debilitarse o bien celebrar su gran final en otra provincia andaluza hermana. Ofertas, haberlas, las hay, aunque por ahora desde la Casa de la Colina en el Parque de los Olivos preferimos ignorarlas. Y es que todos/as sus socios somos 21 barras.

La Unión y Hueva, dos realidades flamencas contrapuestas.

Compartir.

2 comentarios

  1. ANTONIO LOPEZ on

    Ahora entiendo por qué se autocalifica Vd. de “solidario”. Para poder incluir premios económicos en las bases del próximo Concurso, la Comisión Organizadora ya sabe que podremos contar su aportación; de otra manera explíquenos ?como¿ Gracias

  2. Aficionado Solidario on

    Señor Antonio López: No sufra usted excesivamente, porque la afición sabe que la organización del concurso onubense al que hace referencia jamás dejaría de pagar los premios en metálico a los jóvenes premiados, cosa que en La Unión les parece de los más normal, es decir, anunciar a los ganadores con mucho bombo y platillo, y luego esconderse cuando les toca pagar, o incluso castigar a los ganadores que se atreven a pedir el dinero que han ganado.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies