Badada del IBI en Paterna del Campo

0

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento onubense de Paterna del Campo hará efectivo para el próximo año 2014 la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), una medida que se llevará a cabo por dos vías, por la solicitud de una revisión de los valores catastrales, ya que los que se aplican en la actualidad, marcados de acuerdo a una revisión solicitada en el mes de marzo del año 2007, no se adecúan a la realidad actual, “ya que el momento es otro y lo correcto es adaptar estos valores al momento vigente, en el que se ha producido un desplome vertiginoso de los precios frente a los años del boom inmobiliario”, según declara la alcaldesa de la localidad, Rocío Álvarez Polo.

En un comunicado, el Ayuntamiento indica que el equipo de Gobierno instó el pasado mes de marzo del presente año a la Dirección General del Catastro para que se revisara los coeficientes de los valores catastrales de bienes inmuebles urbanos que establece la ley de Presupuestos Generales del Estado. De esta manera, se paralizará la subida anual paulatina que se impuso desde el Gobierno de un diez por ciento para los años 2008 al 2017, implicando una revisión catastral adecuada a los valores reales. A partir del próximo año 2014 se aplicará el nuevo coeficiente reductor.

Conscientes de las dificultades que en la actualidad atraviesan los vecinos de este municipio, el equipo de Gobierno aplicará además de esta revisión catastral una bajada del tipo impositivo del IBI urbano, pasando del 0,62 al 0,58, lo que supondrá una bajada en el pago de dicho recibo anual. Asimismo, se llevarán a cabo para el próximo año, una ampliación de las bonificaciones para beneficio de todas aquellas familias que se encuentren en una situación social más desfavorable. De esta manera, las familias numerosas con tres hijos podrán acogerse a la bonificación del 20 por ciento en la cuota íntegra del IBI, las de cuatro hijos al 40 por ciento y las de cinco hijos o más, a la bonificación del 80 por ciento sobre el recibo, entre otras.

Por su parte, los propietarios de bienes de naturaleza rústica también se verán beneficiados de una reducción de la carga fiscal, pasando del 0,90 actual al 0,87. Dada la naturaleza agrícola de la localidad, gran parte de los vecinos se verán asimismo beneficiados por esta medida.

A la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles hay que sumar la disminución importante del impuesto de transmisiones patrimoniales (plusvalías) cuyo tipo de gravamen pasará del 30 por ciento al 20 por ciento, para facilitar la transmisión de un bien mediante herencia o compraventa de inmuebles en un momento en el que el sector tiene más dificultades. A todo ello se le suma además, una disminución de los porcentajes a aplicar en el momento del devengo.

La alcaldesa, Rocío Álvarez Polo, destaca que en referencia a la bajada del IBI y las plusvalías “se trata de medidas encaminadas a disminuir en todo lo posible la subida por la revisión de los valores catastrales que se puso en marcha el pasado año 2008 a propuesta del PP que fue quien lo solicitó en el mes de marzo de 2007. Con ello se pretende atenuar la subida y que el perjuicio económico para las familias y los propietarios de bienes inmuebles urbanos y rústicos sea el menor posible”.

Para Álvarez, “en un momento de grave crisis económica como el que atravesamos hemos de hacer desde las instituciones todo cuanto esté en nuestra mano para no agravar la situación de las familias que lo están pasando muy mal”. “Es cierto que en muchas ocasiones el margen de maniobra de la administración local es muy reducido, pero en lo que está en nuestra mano y a nuestra disposición hemos de intentar hacer lo posible para ajustar la prestación de servicios lo máximo posible sin que necesariamente ello tenga que acarrear una subida impositiva”, ha añadido.

De esta manera, con esta bajada de impuestos se cumple con el compromiso puesto en marcha por dicho equipo de Gobierno de reducir la presión fiscal. “En momentos como los actuales, y con las dificultades económicas que atraviesan las familias, hay que tener una sensibilidad máxima y esta rebaja fiscal supone un alivio para muchos de los ciudadanos”, ha señalado la edil paternina. Del mismo modo, esta medida de rebaja fiscal es posible gracias a que el actual equipo de Gobierno durante algo más de dos años ha llevado a cabo un plan de austeridad reduciendo de manera importante el gasto ordinario del Ayuntamiento “gracias a este esfuerzo es posible bajar por primera vez en la historia de Paterna los impuestos municipales”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies