El rector asegura que la UHU analiza la carga de trabajo y los contratados laborales temen por su futuro

1
El rector y el presidente del Consejo Social de la UHU.

El rector y el presidente del Consejo Social de la UHU.

El rector de la Universidad de Huelva, Francisco Ruiz, ha asegurado este martes que la dirección de Recursos Humanos de la institución en colaboración con otras áreas va a realizar un análisis de la carga de trabajo de los distintos servicios de La Onubense.

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa el rector se ha referido a la preocupación del personal acogido al Capítulo 6 debido a que no saben si se renovarán sus contratos, los cuales terminan el 31 de diciembre.

El sindicato de reciente creación en el seno de la Universidad de Huelva, bajo la denominación de Asociación Onubense de Personal Universitario Contratado ‘Capítulo 6’, ha manifestado en un comunicado su profundo malestar por el grado de incertidumbre al que se están viendo sometidos “un importante número de trabajadores que prestan labor en los distintos servicios de la Universidad”.

Apuntan desde este colectivo que según datos del equipo de gobierno de la UHU, se cuenta con más de 200 contratados que vienen prestando, de manera continua (en algunos casos desde hace más de 15 años), servicios específicos y cualificados en toda la Universidad, realizando tareas tanto de investigación como de gestión técnica y administrativa. En la mayoría de los casos, la vinculación laboral de estas personas tiene como fecha de finalización prevista el 31 de diciembre de 2013, si bien, en los últimos meses se ha venido produciendo “un incesante goteo de no renovaciones” en diversos servicios como SACU, Biblioteca o Infraestructuras.

Ante esto, el rector ha explicado que la Universidad de Huelva va a elaborar un análisis de la carga de trabajo al objeto de “ver cómo va a ser la Universidad del futuro” ante las nuevas realidades sociales y económicas.

En concreto, ha señalado que hay algunas cargas de trabajo que han cambiado, como en el área de Relaciones Internacionales con el ámbito Erasmus, el cual debe ser “potenciado”. “Sólo estamos haciendo un análisis de las cargas de trabajo de los distintos servicios”, según ha enfatizado.

Ruiz ha explicado que “no se han dicho aún” el número de trabajadores que podrían verse afectados puesto que el Capítulo 6 es “heterogéneo” ya que cuenta con personal laboral, personas contratadas por proyectos o becas de investigación.

“Estamos haciendo la valoración sobre las cargas de trabajo. Los distintos servicios han ido evolucionando y hay que adaptarse al Espacio Europeo de Educación Superior y estudiar las nuevas cargas de trabajo”, ha agregado el rector, que ha dejado claro que la plantilla docente no se verá afectada.

Cuestionado por cuándo concluirá ese estudio, ha indicado que “antes de esas fechas habrá una estimación” y lo harán saber de forma progresiva, de manera que “habrá reuniones con los distintos servicios y agentes sociales”. Finalmente, ha recordado el reto de La Onubense de conseguir ser una universidad 3.0.

POSICIÓN DEL COLECTIVO

Por su parte, desde el colectivo Capítulo 6 indican que tras las reuniones bilaterales mantenidas con el nuevo equipo de gobierno de la Onubense, hasta la fecha “no se ha recibido formalmente ninguna comunicación sobre cuál va a ser su política a seguir para tratar de encontrar una solución ante la delicada situación que se presenta a muy corto plazo”.

Sin embargo, señalan que fuentes internas consultadas por este sindicato han comunicado que la postura “clara, rotunda e inamovible” por parte de la dirección de RRHH de la propia Universidad es no contar “con un alto porcentaje” de las personas contratadas que trabajan en los diferentes servicios: Calidad, Posgrado, UniRadio, OTRI, Centros de Investigación, Enseñanza Virtual, Publicaciones, Relaciones Internacionales, SACU, Infraestructura, Formación del Profesorado o Informática, entre otros.

A consecuencia de ello, se verán perjudicados los derechos e intereses, no sólo de los trabajadores afectados, sino también de la propia comunidad universitaria y la sociedad onubense en general, pues se producirá “un significativo descenso de la calidad de los servicios, incluso la desaparición en algunos casos”. A su juicio, “se vislumbra un futuro mermado en calidad y excelencia en los servicios que hasta el momento ha venido prestando la Universidad de Huelva”.

Compartir.

1 comentario

  1. Esto no habría pasado con Andújar ni tampoco pasó con Francis.

    En qué estabais pensando, universitarios/as?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies