Lunes 06 de Febrero de 2023

EL ESTERO
Jim Morrison.
[Jesús Conde Repiso]

6
Comparte esta noticia en tus redes sociales

El EsteroEl 3 de julio de 1971 moría en París, a causa de un ataque al corazón, Jim Morrison, el que fuera cantante de aquel grupo ya legendario dentro de la historia de la denominada música moderna: The Doors. Moría Morrison en plena fiebre creativa, pues apartado de los conciertos y del espectáculo en general llevaba siete meses en la ciudad del Sena inmerso en la preparación de una novela.

James Douglas Morrison nació en Melbourne (Florida) el 8 de diciembre de 1943. Allí vivió su infancia y los primeros años de juventud, significándose pronto por su rebeldía y siendo etiquetado por quienes le rodeaban como “un pobre muchacho inadaptado”. A los 17 años se queda huérfano, lo que acentúa aún más esa soledad que siempre le persiguió. A los 19 años recorre los Estados Unidos de punta a punta. Y es posible que en ese peregrinar comenzara a desarrollarse en Jim Morrison el talento que demostraría más adelante. Experimenta en distintos grupos de rock and roll, y estando estudiando cine hace amistad con Ray Manzarek, un músico de Chicago con quien funda The Doors. Se les unirían después Robby Kriegger y John Densmore. The Doors: todo un símbolo en el mundo comprometido y de búsqueda constante de Morrison.

Los primeros años del grupo son difíciles. No obstante, en 1966 los llaman para actuar en el afamado, en el prestigioso Whiskey a Go-Go, y en donde lograron prorrogar por seis meses con un éxito impresionante; máxime, si se tiene en cuenta que The Doors nunca fueron un grupo a la usanza, pues tanto su música como las letras de Morrison estaban enmarcadas en lo que se conocía como la contracultura de la costa oeste americana. En un periódico de la época describían al grupo de la siguiente manera: “The Doors son carnívoros en una tierra de vegetarianos musicales”. Su primer contrato discográfico lo firman con Electra y sale a la luz el primer elepé, “The Doors”. Una canción, “Light my fire” se coloca durante seis semanas consecutivas en el número uno de ventas. Fue tal el impacto que causaron, que en el 67 eran ya una de las bandas más importantes de USA. Pero, sin duda, fue la figura, el carisma de Jim Morrison, su entrega desinteresada sobre las tablas, el misterio que desprendía, lo que verdaderamente atrajo y cautivó a los hijos de la “Nueva América”.


No fue un cantante convencional. En escena, Jim Morrison podía ser, al mismo tiempo, un poeta, un actor, un líder político o un profeta. El público lo adoraba. Y él quería desatar totalmente la cantidad de nudos que mantienen por ley casi inmovilizado al ser humano. Canciones como “Waiting for the sun”, “Cars hiss by my Windows”, “L.A. woman”, reflejan a la perfección el trazado del camino hacia esa liberación que Morrison emprendió sin dudar, alejándose de manera elegante, con cierto hermetismo, de todo lo que concernía a las bambalinas, de todo el entorno de neón y flash tan desconcertante. No le interesaba la sociedad en la que vivía, ni siquiera le interesaba el mundo. Iba a la búsqueda descarada, sin tapujos, sin prejuicios, del propio yo. Un año antes de morir, Jim Morrison publica un libro de poemas, “American Prayer”, en el que se puede leer: “¿Sabes con qué palidez y qué temblor / llega la muerte en una hora extraña / no anunciada, no planeada? / La muerte hace de nosotros ángeles / y nos ofrece alas / donde solíamos tener hombros / tan suaves como las uñas de una presa”.

6 comentarios

  1. sr Conde.El subir y bajar las escaleras del Conquero para ir al Instituto todos los dias 4 veces,le sentó muy bien por lo que se vé.Tiene usted mas marcha que aquel profesor de filosofia que compartimos.Recuerda usted acaso estos versos escritos en la pizarra por uno de los compañeros.»Cortinas verdes cortinas,compradas en el Metrol que impiden que a las retinas les llegue la luz del sol.Cortinas verdes cortinas.¿cuanto tiempo duraran?.En la opinion de algun moro solo un Ramadan.»

  2. Eduardo Ferrer on

    Buen artículo, pero con algunas imprecisiones.
    Jim Morrison no quedó huérfano a los 17 años. Su madre, Clara Clarke, murió en 2005 y su padre, George Stephen Morrison, falleció en 2008. Tal vez la confusión se deba a que el primer disco de The Doors incluía una especie de ficha biográfica de los cuatro integrantes del grupo en la que Jim reportó que sus padres habían muerto.
    Por otra parte, ninguna biografía de Morrison menciona que a los 19 años años haya recorrido Estados Unidos «de punta a punta». También es falso que a esa edad «experimentara en varios grupos de rock and roll». La única banda a la que perteneció fue The Doors, aunque por un periodo muy breve participó en Rick and The Ravens (1961-1965), integrada por Ray Manzarek y sus hermanos, quienes abandonaron el proyecto por no congeniar con Morrison.
    También es preciso aclarar que Light my Fire fue número uno durante tres y no seis semanas como dice el autor del artículo (del 29 de julio al 12 de agosto de 1967).
    Otro error es que Jim Morrison llevaba en Paris siete meses al día de su muerte, pues llegó a la capital francesa el 17 abril de 1971, no tenía ni tres meses en la Ciudad Luz al momento de fallecer. Y ningún biógrafo menciona que durante esta época estuviera «inmerso en la preparación de una novela».

    • Jesús Conde Repiso on

      Sr. Ferrer: Le agradezco muy sinceramente sus aclaraciones a mis más que posibles equivocaciones, en este sencillo artículo que he querido dedicar a Morrison. Ni por un momento dudo de que sus puntualizaciones sean las correctas, por lo que pido disculpas a todos aquellos que ya leyeron el texto. Un cordial saludo.

  3. María García on

    Gracias por la historia contada de este cantante, decían de él que era un inadaptado, uno se pregunta¿ eso qué es, verdad?, y el resto de la sociedad ¿ son adaptados?, queda muy claro que las personas que VEN MÁS ALLÁ son especiales, tienen un DON Y LOS DEMÁS LO VEN, no sé si es peor la gran mancha social que tanto se adaptan a…¡ a saber!.

    Beethoven y Mahler eran inadaptados, porque todo genio es un inadaptado porque comprende la vida tal como es esta sin artilugios, o más bien no comprenden a los DEMÁS, sí a la vida en sí, porque la propia naturaleza es inteligente y sabe preguntar y responder, somos nosostros las personas las que nunca aprendemos, ignorantes de por vida, sin capacidad de respuesta, con tantos nudos sociales para tristemente estar en este mundo dos minutillos…¡ qué listo somos!, pero me compensa pensar y saber que hay otras personas muy ADAPTADAS o que lo han sido como Vicente Ferrer.

    Genial como siempre su artículo, Señor Conde, aquí les dejo con este gran inadaptado de la música, pero pasó a la Historia,y eso sí que es un privilegio.

    https://www.youtube.com/watch?v=LDxBFz99heA

    Deseo( Luís Cernuda).

    Por el campo tranquilo de septiembre,
    del álamo amarillo alguna hoja,
    como una estrella rota,
    girando al suelo viene.

    Si así el alma inconsciente,
    Señor de las estrellas y las hojas,
    fuese, encendida sombra,
    de la vida a la muerte.

    Saludos.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies