Jueves 30 de Junio de 2022

Laberinto social.
Un clavo ardiendo.
[Federico Soubrier]

1

Federico SoubrierAlguien que salga cada día a trabajar, vuelva a su casa a comer y tenga que digerir un telediario más no tendría por qué soportar la indignación que nos están haciendo sentir a diario.

Hemos llegado a un nivel en el que ya casi no importan las siglas políticas, todos los tintes están afectados por un grado de corrupción que se antoja imposible y además inimaginable de conseguir por personas actuando individualmente, sin ningún tipo de amparo de algunos compañeros de partido.

Si a este colectivo impasible de políticos le quedase un mínimo de dignidad se promoverían elecciones anticipadas y se intentaría rehacer el castillo de naipes que ha caído o mejor dicho, han dejado caer, poniendo unos verdaderos cimientos al construir uno nuevo.

Cuando el inodoro nacional está tan atascado que el país siente náuseas y ha perdido la esperanza a base de mentiras, robos, desfalcos, corrupción en general y el piso del suelo está tan inundando que la vida en la vivienda se hace imposible, no queda más remedio que hacer algo y ese algo consiste en una limpia radical, en que no se vuelva a repetir la aparición de una cara más en la pantalla que te haga sentir vergüenza ajena y ganas de vomitar.

No queremos ni podemos admitir ni un minuto más que nuestro país se encuentre sumergido en una corruptela que terminará haciendo sombra a aquellos otros sucesos que en su día pusimos como ejemplo de la más absurda degradación.


Hemos tocado tope en cuanto a permisividad y no debemos permitir más pamplinas y cuentos chinos en cuanto a transparencia y centrifugado interno de ningún nido de víboras.

Los que os consideráis o nos queréis hacer pensar que estáis limpios ya no tenéis manera de evitar que os identifiquemos con los vuestros, con esos cercanos, demasiado cercanos de los que extrañamente no os explicáis cómo os han salido rana.

No nos extraña que ahora se intente dilapidar a un partido que ha salido de la nada y lo ha hecho únicamente por la necesidad de un pueblo engañado. Resulta vergonzoso que se manipulen mediáticamente las entrevistas a su líder a las alturas que estamos. Hoy, todo se acaba sabiendo y a la vista está que andamos peor que en los tiempos de Franco.

La gente necesitaba agarrarse a algo, a cualquier cosa, y en este caso surgió Podemos que, aunque ahora los que quieren mantener su puesto a toda costa intentan presentárnoslo como un clavo ardiendo, siempre podrá ser un lugar al que agarrarse que esté menos quemado que los que tenemos danzando en la pestosa barbacoa, sin olvidar que existen más clavos, pero por supuesto no los que nos venden a diario en las ferreterías mediáticas que se ya se nos antojan demasiado oxidados.

Si os queda un solo ápice de vergüenza, dadle la vuelta al saco, que intentaremos volver a empezar desde cero. Por supuesto sin que nadie repita, ¡que ya está bien de tomarnos el pelo!

1 comentario

  1. La credibilidad política solo tiene un camino , crear de una vez y por todas mecanismo , barreras y sanciones efectivas ,para prevenir , evitar y castigar a los ciudadanos políticos . Estoy esperando a que alguno de estos ciudanos politicos a parte de pedir disculpas «que eso esta bien» haga una propuesta de ley especifica sobre la corrupción y que se aprueve por mayoria .Mientras no lo hagan…. Todos son cómplices y las disculpas no tienen ningún valor. Vasta ya !!

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies