La Asociación Lieva continúa descubriendo la historia serrana

0

Archivo 1 (29) gastos fuenteLa Asociación Cultural Lieva ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Galaroza con el objetivo de dar a conocer los documentos más interesantes de cuantos se encuentran custodiados en los archivos municipales.

Los colaboradores de Lieva examinarán los legajos que aún se atesoran en el Consistorio, para descubrir aquellos que merezca la pena divulgar con el fin de poner en valor la riqueza de este fondo documental.

Aunque buena parte del archivo se vendió para papel viejo durante la escasez de la posguerra civil, aún quedan elementos muy interesantes para la historia local en los archivos de Galaroza. Siempre se ha comentado la afortunada anécdota que ha permitido contar con un documento excepcional en la colección, como es el Título de Villa de Galaroza, expedido en 1553, y que se salvó de la desaparición después de caer y quedar escondido detrás del armario donde estaba depositado.

Por ello, la Asociación Cultural Lieva ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Galaroza para divulgar las perlas documentales de los archivos municipales. Mediante esta colaboración, la asociación divulgará, al menos, un documento cada mes al gran público a través de redes sociales y otros medios de comunicación, para que los ciudadanos aprendan parte de su identidad como pueblo. El acuerdo es gratuito, por lo que Lieva no percibirá cantidad económica alguna por sus trabajos.

Gran parte de esta tarea recaerá sobre José Luís Lobo, colaborador habitual de Lieva, que ya conoce estos archivos y ha ofrecido diversas conferencias sobre la temática. Este mes de diciembre se ha dado a conocer el primer documento, que ha aprovechado la celebración durante 2014 del 125 aniversario de la Fuente de Doce Caños de Galaroza.

Está contenido en el Libro de Actas Capitulares que se incluye en el Legajo número 1 del archivo, folio 0.715.897. En reunión del Ayuntamiento de fecha 5 de octubre de 1889, se aprueban gastos para las obras de reparación de la “fuente pública denominada del Carmen”. Seguramente, estos trabajos serían los que convirtieron lo que antes sería una fuente redonda, tipo manantial, parecida a las de Cañaveral de León o Fuenteheridos, en el germen de lo que hoy es una de las fuentes monumentales más importantes de la Sierra.

Según la investigación de Lieva, tras esa reforma tan importante, llegarían numerosas obras de mejora, que tienen sustento en decisiones recogidas en las Actas Capitulares y en expedientes instruidos para dar cumplimiento a los acuerdos del pleno. Una de ellas se conoce en profundidad gracias al documento aparecido entre los cargados legajos municipales, en concreto en el legajo 99, uno de los más ricos en información. Se trata del expediente 2-13-13-I, datado en 1911, para la reparación de la fuente. Al parecer, por aquellos años el caudal de la fuente era abrumador, tanto que era costumbre colocar tablas para que las personas pudieran tener acceso a los caños.

Los cachoneros de entonces querían poner remedio a estas dificultades, así que, certificado por el alcalde Manuel Vázquez, se decreta que el maestro alarife Manuel Rivero Ruiz, una vez estudiado el terreno, ponga todos los medios para subsanar los constantes encharcamientos y facilitar los accesos a los doce caños.

En el documento, detallado de forma exquisita, el propio maestro de obras describe la situación que ha observado, lo que llama “defectos en los niveles de la lieva de desagüe de la fuente”. Asimismo, indica cuáles son las obras que debían acometerse para evitarlo, que no son otras que “rebajar el nivel de la lieva de desagüe y hacer el nivel de su suelo más inclinado, para que la corriente sea rápida” y así evitar remansos de agua. El informe técnico lleva fecha del 3 de Diciembre de 1911.

Igual que este documento existen otros que hablan del monumento que se ha convertido en un símbolo para los cachoneros. Incluso hubo un intento de transformación del monumento en otro distinto a finales de los años 50 que no se llevó a cabo, sin olvidarnos de su decoración, de la cual en el archivo también hay pruebas. Todas ellas y muchas más irán siendo desmenuzadas, mostradas poco a poco por la Asociación Lieva para que Galaroza y sus gentes conozcan esas historias y documentos que han conformado un pueblo plagado de historia y de cultura.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies