TERETES.
La mezquindad ininterrumpida.
[Paco Velasco]

4

TeretesGaldós, don Benito, gozó de merecida fama de cáustico crítico de la política de su época. El hombre no se sujetaba la mano, ni la lengua, a la hora de expresar las iniquidades de la clase gubernamental de aquellos tiempos farragosos de finales del Diecinueve y principios de la centuria siguiente.

El escritor canario refería su horror por las revoluciones burguesas. Despreció la “gloriosa” con la misma intensidad con que odió el estallido francés de 1789. Afirmaba que la dictadura constituía el ágora terrible que
se construía tras los días de espanto y de muerte que acompañaban los excesos del poder del pueblo, calentado por la fragua de los más ricos. Y con la dictadura, la muerte de las libertades.

Los partidos corruptos se amparan en la fortaleza formal de la legalidad cuando de ella sacan tajada. Sin embargo, no dudan en ultrajar la Constitución democrática y las leyes que en ella se inspiran, cuando las urnas no les son propicias. En realidad, subyace la enfermedad universal de la lepra del caciquismo que tiraniza al pueblo desde las instituciones locales al ritmo de los dictados de los oligarcas de partidos estatales. El neofeudalismo se escribe en letras de recursos administrativos y judiciales arraigados en los vicios de políticos sin escrúpulos.

Los países se cimentan en la eficiencia y en la moralidad. La eficiencia que permite edificar la estructura política y económica. La moralidad que plementa el bienestar social basado en la libertad que procuran la convivencia, el orden y la seguridad. El grave mal de nuestra patria, escribía el maestro Galdós, es que “*aquí la paz y la guerra son igualmente deslavazadas y sosainas. Nos peleamos por un ideal, y vencedores y vencidos nos curamos las heridas del amor propio con emplasto de arreglitos y anodinas recetas para concertar nuevas amistades y seguir viviendo en octaviana mansedumbre.”*

El inexistente equilibrio social impide la justicia cierta que se sobreponga a la expresión platoniana de que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte. En la España cuya transición se quiere desmontar, ningún vencido tiene justicia si lo ha de juzgar su vencedor. Ni viceversa. De ahí el triunfo grosero de la mezquindad ininterrumpida. La cual es el fruto nefando de los que carecen de nobleza de espíritu.

Las revoluciones no interrumpen la mezquindad. Si acaso, la agigantan.

Compartir.

4 comentarios

  1. Inés del Mar on

    ¿Iniquidades de la clase gubernamental?, ¿carencia de nobleza de espíritu y mezquindad ininterrumpida? Me resulta un poco reduccionista, “ombliguista”, porque el “telescopio” por el que que mira el autor siempre apunta al mismo sitio y deja al resto en la oscuridad, como si no existiera.
    ¿O es que la clase gubernamental está formada por extraterrestres y no por personas de muy diversa procedencia o condición?, ¿o es que la carencia de nobleza es una de sus características y no de cualquier otra?
    Los paises se cimentan en sus Ciudadanos; en la formación, valores y creencias que éstos tienen. Y lo grave sucede cuando la mayor parte de la gente piensa que el “golfo corrupto” es el de al lado.

  2. luisgomez99 on

    Desgraciadamente el inexistente equilibrio social, causa de muchos problemas, en muchos casos nos viene impuesto por decisiones tomadas en círculos de fuera de nuestros gobiernos, sean del color que sean, porque estas decisiones están inspiradas en beneficios económicos para los más fuertes.

  3. que sabe naide on

    fantástico artículo.
    seríamos otra cosa sin el sistema electorasl que tenemos, el fomento del bi-partidismo y el adoctrinamiento permanente, no ya a unos ideales, sino simplemente a unas siglas que fomenta y mucho la mezquindad ininterrumpida.

Reply To luisgomez99 Cancel Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies