Carta abierta de Antonio J. Díaz, primer teniente de alcalde en Almonte

0

El responsable de Seguridad Ciudadana y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Almonte, Antonio Joaquín Díaz, ha remitido a los medios de comunicación un comunicado, por escrito y en vídeo, en el que refuta las acusaciones que se han vertido contra él por el controvertido hallazgo de un cuchillo, que se desconoce a día de hoy si tiene o no relación con el caso del doble crimen, y acusa a los partidos de la oposición de utilizar lo ocurrido para sacar baza política. Díaz anuncia que no piensa dimitir por mucho que se lo pidan, al entender que no ha cometido ningún delito ni ha mentido, aunque reconoce que algunas de sus manifestaciones públicas se han podido malinterpretar.

COMUNICADO ANTONIO JOAQUÍN DÍAZ (1ER TTE. ALCALDE AYTO. ALMONTE): –Ante todo, reitero mi respeto más absoluto a las víctimas y sus familiares, aunque habrá muchos que no me creáis. Y públicamente, reclamo una vez más, justicia para las verdaderas víctimas en todo esto, que ya no están entre nosotros.

·        Mirad, aunque muchos no me creeréis, puedo llegar a entender a Aníbal y su familia, quienes considero que puedan estar legitimados para hacer casi lo que quieran, pues su dolor debe ser tan grande que sería un insulto por mi parte sólo imaginarlo. Aníbal, entenderás que no puedo compartir tu ataque virulento y planeado contra mí, pero créeme que puedo comprender lo que estás haciendo, incluso aunque el objetivo sea yo. No obstante, lo que no puedo llegar a entender es que los partidos políticos se estén aprovechando de todo este dolor, de toda esta desgracia y de toda esta pena para intentar… (créanme que es así) conseguir un puñado de votos más.

·        Comparezco ante ustedes justo antes de una manifestación programada contra mi persona. Una manifestación que, aunque es una herramienta democrática perfectamente legal y que, por supuesto, respeto, no deja de ser una protesta, teledirigida y manipulada contra mí, y ello porque se me acusa de unas mentiras que desde luego, no he dicho.

·        Y no comparezco con ánimos de mermar, ni siquiera atemperar, esta concentración, sino ante la avalancha de ánimos que me llegan cada día para que muestre los hechos tal y como son. Momento éste que aprovecho para agradeceros todo el apoyo recibido en estos días tan tristes para mí, pero sobre todo para mi familia. Porque yo elegí la política, pero mi familia no. Y lo hice con la firme convicción de ayudar a las personas. Es por eso por lo que en todo momento he luchado y quizás sea por eso, porque mi presencia en política pueda molestar a algunos (sobre todo a los partidos políticos de la oposición)  por lo que en estas últimas semanas se me está intentando desacreditar a toda costa.

·        Pero os pido perdón, porque, aunque NO HE MENTIDO, tras revisar varias veces mis declaraciones públicas, reconozco haber podido generar una confusión involuntaria. Y lo siento, de verdad. De verdad que lo siento.

·        ¿Que no debí haberme reunido con Baena? Pues no estoy de acuerdo con eso, puesto que ese hombre tiene por clientes a empresarios y particulares de Almonte y tengo que atenderlo como a cualquier otro abogado, y como tantas veces lo he hecho con otros.

·        ¿Que no lo debí haber hecho en un bar? Pues quizás no, quizás debí haber tenido más picardía y pensar que lo iban a tergiversar y manipular en mi contra. Quizás debí haberlo imaginado. Pero ¿de verdad alguna persona de este pueblo puede creer que, si yo quisiera planear algo perverso, lo haría en un bar a la vista de cualquiera? Sé que no es cualquier abogado, y se (o imagino) el dolor que os produce sólo nombrarlo, pero por favor os ruego que entendáis que es mi obligación atenderlo, como a cualquier otro.

·        Sobre lo que en el transcurso de aquella conversación le pregunté a este señor, pues miren ustedes, lo hice a título personal y él se negó a responder. Y lo que le pregunté fue relativo a la posibilidad de algún extremo que debiera preocuparme con respecto a mi responsabilidad pública por los ataques y acusaciones que venía soportando y por las que se me señalaba por haber hacho algo que NO HE HECHO. INSISTO… QUE NO HE HECHO… digan lo que digan. Pero desde luego no estaba yo en ese momento pensando en actuar contra Aníbal ni su familia, pues lo único que me preocupaba (y me preocupa) era el INMEDIATO ESCLARECIMIENTO Y DESENREDO DE ESTE MONTAJE, que con tanto interés se ha fabricado para destruirme. Y no, no he interpuesto denuncia contra esta familia.

·        Respecto a la fecha, me equivoqué. Efectivamente esa reunión fue el día 4. El día 5 habría sido imposible puesto que fue ese el día que dimos la rueda de prensa en la que hablé de esa reuión. Pero  si alguno de ustedes quiere pensar que fue un error intencionado, yo me pregunto –y les invito a ustedes a que lo hagan también- ¿Qué beneficio podría yo obtener diciendo el día 4 o el 5? ¿No creen ustedes que lo criticable habría sido que yo hubiese negado aquella reunión? Pues no lo hice.  No tenía ni tengo por qué negar la verdad. Porque no tenía ni tengo nada de qué esconderme.

·        Sin embargo, hay algo que sigo sin entender por más que lo intento, y es ¿cómo ahora se dice y se repite (como dijo el portavoz del PP en el pasado pleno) que “el cuchillo es lo de menos, que eso es secundario”? ¿No es sorprendente que ahora se pretenda que el arma que se decía que podría haber sido el del crimen sea lo secundario? ¿No será que ahora que el Juzgado lo va a analizar y va a quedar muy probablemente en evidencia que no tenía nada que ver con los hechos, se está buscando otro argumento para mantener la cacería política contra mí? ¿No será que alguna o algunas personas se han conjurado para quitarme de en medio a cualquier precio?

·        Otro punto controvertido, que debo aclararles: Rivera Zarandieta, es mi socio junto con más personas en una empresa local de administración de fincas. Esta empresa se fundó (quiero dejarlo claro) antes de aquella fatídica fecha de los hechos luctuosos (les aclaro que esta es una información pública a la que cualquiera de ustedes puede acceder para comprobarlo). Afortunadamente, tenemos muchos clientes y mucho trabajo, por lo que en más de una ocasión necesitamos reunirnos. Y me pregunto, después de lo visto y lo vivido, si también tengo que renunciar a mi empresa para no ser cuestionado.

·        En relación al cuchillo de marras, pregúntense, por favor, ¿en qué momento he dicho yo que lo tuviera la Guardia Civil? LO QUE DIJE FUE QUE “SE ENTREGÓ, PERO NO QUE SE QUEDARA ALLÍ. Pues, como ya ha declarado la Policía Local, el cuchillo se entregó pero no se recepcionó, siendo los policías los que decidieron guardarlo AFORTUNADAMENTE.

Por favor, véanlo y escúchenlo por ustedes mismos, compruébenlo y no crean lo que malintencionadamente han puesto en mi boca tan sólo para crucificarme.

·        Llegado a este punto, he de poner en valor la labor diaria de nuestra policía local, mi profunda admiración y mi total y absoluto apoyo a todos los hombres y mujeres que la componen, y más aún, a estos 2 agentes, que, a pesar de haber procedido diligente, cabal y profesionalmente, también están sufriendo un injusto linchamiento público.

·        Miren ustedes, el día 12 de diciembre, este Concejal, junto con la Alcaldesa, dio orden de entregar el cuchillo y toda la información al Juzgado puesto que, desde el día 21 de noviembre (fecha en que se interpuso la denuncia) hasta el DÍA 12 de diciembre, no se nos había aún requerido el citado cuchillo para su análisis –debo aclarar que la G.Civil nos había requerido cuatro datos: la identidad de los agentes, la fecha, la cadena de custodia y las medidas, pero no el cuchillo-.

Por tanto, fue el día 12, cuando se llevó por la PL el cuchillo y toda la información a la jueza cuando ella pidió la comparecencia de los implicados en esta manipulada historia.

Yo confío ciegamente en la JUSTICIA, y dado que este asunto está ya en sede judicial, entiendo que habrá que esperar el resultado del análisis del propio cuchillo, para que quede en evidencia si guarda alguna relación o si, por el contrario, todo esto se trata de un confuso, maniqueo y triste circo mediático utilizado con fines políticos para desacreditar a mi persona, el equipo de gobierno y la policía.

·        Miren ustedes, esta es una historia tan rocambolesca, inverosímil y excesiva que se ha llegado incluso a insinuar que podría yo tener influencia sobre la Audiencia Provincial de Huelva, sobre el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía o incluso el Tribunal Supremo. Por favor, ¿ALGUIEN DE VERDAD CREE QUE YO TENGO CAPACIDAD PARA ESO? Apelo a la sensatez y a la cordura para que sean ustedes mismos quienes valoren si un concejal de pueblo (por muy malvado que quieran pintarme) podría ejercer dicha influencia. Si no la tiene ni un Ministro, ni tan siquiera el propio yerno del Rey, la voy a tener yo? Además, lo que yo tenga que decir lo DIGO A LA CARA, CON MI CARA, NO CON LA CARA NI EL NOMBRE DE NADIE, NI EN PERFILES FALSOS, QUE HASTA DE ESO SE ME HA LLEGADO A ACUSAR.

·        MIREN, diga yo hoy aquí lo que diga, sé que ya mi nombre quedará manchado para siempre. Lamentablemente, parece que ese es un coste que tenemos que pagar quienes trabajamos por el bien de los demás.

Soy PADRE DE UN NIÑO DE 4 AÑOS. Y sufro por él, por un niño que tendrá algún día que ver que a su padre lo crucificaron públicamente tan sólo porque su presencia en política era incómoda para algunas personas y partidos políticos que no eran capaces de ganar en las urnas y que recurrieron al dolor de las víctimas para ganar un puñado de votos.

·        Y no, no voy a dimitir, porque NO HE COMETIDO NINGÚN DELITO. POQUE NO HE MENTIDO. PORQUE NO HE HECHO NADA MÁS QUE TRABAJAR POR EL BIEN DE LOS DEMÁS. Porque no es justo que pongan en mi boca lo que no he dicho y además, tenga que pagar el precio del escarnio público, sólo por haber respetado los tiempos que la G. Civil me pidió para aportar datos; sólo por recibir a un abogado al que estoy obligado a atender como cioncejal; sólo por tener una empresa de ámbito local con dos socios desde hace casi seis años, empresa que nada tiene que ver con todo esto.

·        Y no dimito porque eso sería lo fácil. Librarme de todo este linchamiento, descansar y además justificarme diciendo que lo hago por el pueblo, por el partido, por el Ayuntamiento o incluso por el sufrimiento de las víctimas. Eso sería lo fácil. Pero sin embargo elijo lo difícil, seguir demostrando que no he mentido ni he hecho nada de lo que deba arrepentirme… más que seguir trabajando para hacer un mundo mejor cada día, incluso para de aquellos me odiáis sin yo merecerlo.

·        No dimitiré porque afortunadamente, en estos días he podido sentir el apoyo de muchas personas de este pueblo,  que me alientan y que me piden que sea fuerte en este trance.

·        Y no lo haré porque entiendo, o quiero entender, que vuestro verdadero objetivo debe ser la consecución de justicia para con las víctimas, y mi dimisión, desgraciadamente no soluciona nada. Ya querría yo que marchándome se resolviera el caso, pero no, no depende de mí, sino de la justicia, a la que deberíamos TODOS dejar hacer su trabajo.

·        A los que me atacáis, por favor revisad los videos y comprobad que aunque he podido generar confusión a la hora de expresarme, nunca HE MENTIDO. Y a los que confiáis en mi os ruego que sigáis haciéndolo porque no os he fallado ni os fallaré.

·        Durante la manifestación no estaré, cerca. No puedo permitir que vaciéis vuestro enfado en mi persona. Yo también tengo familia y también merecen ser respetados.

·        Espero que me comprendáis y gracias por vuestra atención.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies