Las listas de espera del SAS en Huelva se duplican

0

En la provincia de Huelva, aguardan una operación 4.716 pacientes en el Hospital Juan Ramón Jiménez; 2.435, en el Infanta Elena y 1.399, el Hospital de Riotinto, con demoras que superan de media los 180 días en el centro hospitalario de la Cuenca Minera y rondan los 100 en la capital (96 días de demora en el Juan Ramón Jiménez y 99 en el Infanta Elena), según los datos dados a conocer este jueves por el portavoz provincial de Ciudadanos, Julio Díaz, que ha acusado al anterior Gobierno andaluz “de maquillar y tergiversar los datos”.

Esto supone que, respecto a los datos que se conocían a 30 de junio de 2018 se han duplicado las personas en lista de espera, lo que se explica por el cambio de método utilizado para contabilizar. El dato oficial que aporta ahora la Junta es el de 8.550 onubenses en espera de una intervención quirúrgica, lo que supone 4.500 más de los que admitía la Junta en junio de 2018.

Los pacientes pendientes de una consulta externa en la provincia de Huelva ascienden a 72.060, repartidos entre los 50.668 que dependen del Hospital Juan Ramón Jiménez; 16.898 del Infanta Elena y 4.494 del Hospital de Riotinto, también según los datos dado a conocer por Cs.

PLAN DE CHOQUE

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha establecido que, en toda Andalucía, en la actualidad hay 843.538 personas pendientes de una intervención o de una consulta de atención especializada hospitalaria, más del doble de las que se conocían hasta diciembre del pasado año.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este pasado martes un plan de choque para atender a las personas usuarias del Servicio Andaluz de Salud que están a la espera de una intervención quirúrgica o de una primera consulta de especialista en la sanidad pública. La medida contará con un presupuesto de 25,5 millones de euros hasta diciembre de 2019 para reducir las listas de espera. Para ello la Consejería de Salud y Familias recurrirá a un impulso de las intervenciones, pactará horas extraordinarias con los profesionales sanitarios, potenciará la cirugía ambulatoria y derivará pacientes a hospitales concertados.

Un informe elaborado por la Consejería de Salud y Familias ha concluido que más de 500.000 andaluces no estaban contabilizados en las estadísticas publicadas y remitidas a los distintos organismos oficiales. El acuerdo ratificado en el Consejo de Gobierno permitirá la incorporación de esas personas a las estadísticas oficiales, gracias a una conceptualización completa, y no parcial, de los datos que conforman las listas de espera.

A partir de ahora, estos registros no se elaborarán sólo con los procedimientos quirúrgicos o las consultas hospitalarias que están sujetas a plazo de garantía. De esta forma, el nuevo modelo apostará por una visión integral, ya que entiende que todo paciente en espera de un procedimiento quirúrgico o de una primera consulta hospitalaria está incluido en las listas de espera quirúrgica o de consultas, convirtiéndose en un demandante de asistencia sanitaria al que hay que atender.

La Consejería de Salud y Familias ha detectado que un gran número de personas no figuraban inscritos en el Registro de Demandantes regulado en el decreto del sistema de garantías, motivo por el que no estaban incluidos en las listas de espera y no tenían los derechos regulados en dicha normativa. El número de personas excluidas de los registros oficiales de demandantes de asistencia quirúrgica o de primera consulta de especialista era igual al que sí figuraba en las listas de espera.

Los últimos datos oficiales publicados con el sistema de garantías de plazos puesto en marcha en 2001 corresponden a junio de 2018: el número de personas en la lista de espera quirúrgica ascendía a 71.868. El nuevo sistema global implantado en diciembre de 2018, que incluye tanto a los que estaban dentro del decreto de garantías como los que no, multiplica esa cifra. Así, a la referida fecha de 30 de junio de 2018, el número real de personas en lista de espera quirúrgica se eleva a 158.015, que son 86.147 más que los computados entonces.

Este desfase supone que la demora media aumenta en 134 días, el incremento de las tasas es de 10,48 pacientes por mil habitantes y los pacientes fuera de plazo o con demora mayor de 365 días se incrementan en 23.873.

Por su parte, los pacientes pendientes de una consulta a fecha de 30 de junio de 2018 ascendían a 222.962. El cambio de sistema eleva la lista de espera de consultas a 685.523 personas, por lo que ha permitido que se detecten 430.425 pacientes más. Así, la demora media aumenta en 123 días y los pacientes con demora mayor de 60 días se incrementan en 281.967. El incremento de pacientes en lista de espera quirúrgica (75.983) y en consultas (430.425) a fecha 30 de junio 2018 suma 506.408 personas y motivan la aprobación de este plan de choque que se desarrollará hasta finales de año.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies