Las agresiones a sanitarios en Huelva crecen más del 40%

0

Las agresiones a personal sanitario en la provincia de Huelva han sufrido un espectacular incremento durante el pasado año, según los datos oficiales del SAS dados a conocer este martes por el sindicato Satse. Las 95 agresiones contabilizadas durante 2017 han pasado a ser 135 en 2018, lo que supone un incremento de casi el 50%. Durante el pasado año, en Huelva se contabilizaron 12 agresiones físicas y 123 agresiones no físicas (insultos o amenazas). Las primeras se han mantenido estables respecto a 2017, pero las agresiones no físicas pasaron de 83 a 123.

Y es que, según los datos oficiales del propio SAS recopilados por el Sindicato de Enfermería, en apenas una década las agresiones contra profesionales de la Sanidad andaluza se han incrementado hasta niveles alarmantes, pasando de las 750 agresiones, físicas o verbales, registradas en 2009 a las 1.234 contabilizadas en el último año.

Tal y como ya denunció SATSE la pasada semana, sólo en los últimos años se ha producido un incremento significativo de los actos violentos contra trabajadores de la sanidad en Andalucía, pasando de los 1.115 del año 2017 a los ya citados 1.234 del 2018, de ellas 914 contra mujeres y 320 contra hombres.

Por provincias, durante 2018, Málaga es la que contabiliza mayor número de agresiones en 2018 con un total de 309, seguida de Sevilla (282), Cádiz (140), Huelva (135), Jaén (109), Córdoba (106), Granada (83) y por último Almería con 70 víctimas de agresiones. En lo que se refiere a tipo de agresión, el Sindicato de Enfermería expone que principalmente se tratan de agresiones no físicas, tales como insultos o amenazas, con 967 contabilizadas en toda Andalucía frente a las 267 agresiones físicas que constan en el registro de agresiones.

PROPUESTA AL CONSEJERO

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha trasladado al Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, su propuesta de proyecto de Ley contra las agresiones en el ámbito sanitario, un grave problema que afecta especialmente a las enfermeras y enfermeros que trabajan en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

SATSE ha propuesto mediante un escrito al Consejero Salud y Familias este proyecto normativo una vez que ha constatado el desinterés del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social por impulsar una Ley que regule a nivel estatal las actuaciones necesarias (prevención, sensibilización, información, apoyo…) para proteger a todos los profesionales sanitarios.

El proyecto de Ley elaborado por el Sindicato de Enfermería contempla la elaboración de un Plan de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario en SAS así como en cada empresa o centro de trabajo de dicho ámbito, que incluya las medidas en cada caso a implantar para prevenir, evitar o disminuir el riesgo del personal sanitario de sufrir agresiones.

En este sentido, SATSE recuerda que Andalucía cuenta con un Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del sistema sanitario público vigente desde el año 2005 que, si bien fue pionero en su momento, actualmente necesita de una revisión. Por eso, el Sindicato de Enfermería reclamará que se tenga en cuenta su propuesta en el marco de la negociación del nuevo plan de agresiones que ha anunciado ya la Junta de Andalucía

La norma propuesta por el Sindicato de Enfermería, que dedica parte de su articulado a los derechos y obligaciones de los profesionales sanitarios al respecto, incluye, asimismo, la creación de un Observatorio autonómico contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los centros sanitarios públicos y privados para evitar o reducir las agresiones, tanto físicas como verbales, y sus consecuencias.

Otro aspecto en el que incide la normativa elaborada por SATSE es en la necesidad de impulsar campañas de información y sensibilización social. Al respecto, el Sindicato mantiene de forma permanente la campaña “#Stop Agresiones, nada justifica una agresión”, con el objetivo de concienciar a administraciones, profesionales y ciudadanos sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para acabar con la violencia en el ámbito sanitario.

SATSE considera fundamental sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares. En este sentido, recalca que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, el cual los sufre también y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies