La salud mejora viajando

0

En un sistema social como en el que vivimos, donde la alimentación viene procesada, es decir, casi sin nutrientes esenciales para el organismo, donde el ritmo de vida nos satura de estrés al tiempo que nos obliga a pasar interminables horas sentados frente a la pantalla del ordenador, en un puesto de trabajo o frente al televisor, sin apenas actividad física alguna, rodeados de polución si vivimos en alguna de las grandes urbes de nuestro país, no nos queda más opción que implementar a nuestra vida, por nosotros mismos, algunos cambios que nos lleven a cuidar de nuestra salud.

Además de buscar ingredientes naturales y frescos que formen parte de una dieta saludable, realizar alguna actividad física con frecuencia, eliminar malos hábitos, como fumar o el exceso de ingesta de alcohol, debemos, por nuestro bien, viajar con regularidad.

Y es que el simple hecho de salir del habitual ritmo de vida para conocer nuevos lugares nos produce multitud de beneficios saludables al organismo, tanto físicos como mentales. En el cerebro se activan procesos que resetean su funcionamiento, volviéndose más activo, logrando que se enfoque mejor en la resolución de problemas, aumentando la creatividad, o mejorando las relaciones sociales y comunicativas siendo más rápido mentalmente, abre la mente y mejora notablemente las habilidades cognitivas, elimina el miedo y la inseguridad…

En cuanto a la parte física de nuestro cuerpo, mejora la salud cardiaca, evita contraer enfermedades cardiovasculares, mejora los mecanismos naturales del organismo para producir defensas, tensa los músculos, hace que se respire más intensamente…

Si, además, elegimos destinos turísticos como BigFootSki en Sierra Nevada, estaremos combinando dos acciones saludables, la de viajar y la de realizar alguna actividad deportiva, y es que si buscas cursos de esquí en Sierra Nevada, en esta empresa se encuentran los mejores materiales y profesionales posibles. Con ellos aprenderás esquí y snowboard de forma entretenida y sin esfuerzo, para estar en forma disfrutando de unas vacaciones en un entorno ideal. ¿Qué más se puede pedir?


La seguridad del viaje también contribuye a la salud

Uno de los mayores inconvenientes que las personas encontramos para viajar, además del dinero que es posiblemente el principal, es el temor a lo desconocido, a que las cosas no salgan bien, a que no sea lo que esperamos… el miedo a posibles percances y que no nos encontremos en un entorno conocido donde poder hacer frente a los imprevistos.

Los nervios que produce la inseguridad debilitan el organismo y enturbian la mente. Es, posiblemente, el principal enemigo en cuanto a la salud se refiere, siempre que no hagamos turismo en zonas de conflictos bélicos o de pobreza extrema, lógicamente.

Para eliminar o disminuir todo lo posible estos nervios podemos seguir una serie de consejos básicos antes de embarcarnos en un viaje a un lugar desconocido. El primero de ellos es eliminar esta etiqueta e informarse a fondo de todo lo que vamos a encontrar en destino y volverlo un poco más conocido, conocer su cultura, sus costumbres y sus leyes, sus lugares más peligrosos o sus espacios protegidos y prohibidos.

Tendremos que tener en cuenta lo que llevamos de equipaje, asegurándonos de no quitarle el ojo de encima, sobre todo en los aeropuertos y en los traslados al hotel, y también adquiriendo maletas estancas económicas que eviten que se moje lo que llevamos en su interior. Y es que, ahora, es posible encontrar maletas estancas para nuestros viajes y que, al contrario de lo que podamos suponer, sea una maleta económica que nos asegure tranquilidad los días de lluvia por poco dinero.

Otra actitud que nos proporcionará ir más seguros y relajados a los sitios es contar con un botiquín en la mochila y un listado de los números de teléfonos más importantes, como el de urgencias o el de la policía. No olvides hacer una visita al consulado de tu país para decirles dónde estás y por dónde te vas a mover, que tengan constancia de ti dándote de alta en el registro de viajeros. También es importante contratar un seguro de viajes adaptado al lugar que visites. Por ejemplo, en Estados Unidos no existe seguridad social, por lo que cualquier servicio médico te puede salir extremadamente caro. Y, por último, vamos a insistir en la adaptación a las normas de conducta del país en el que nos encontramos, así que debemos no desentonar y activar los protocolos de seguridad de los lugares que visitamos o las acciones de la ciudadanía.

La gastronomía de los países que visitas, un descubrimiento saludable

Uno de los principales atractivos que encontramos los viajeros allá donde vamos es descubrir su gastronomía, sus platos principales, sus condimentos exclusivos, sus dietas únicas, sus sabores exóticos… Si además nos preocupamos por nuestra salud, en este sentido, podremos traernos a casa conocimientos sobre alimentos que en nuestro país son difíciles de encontrar, pero que resultan muy saludables y sabrosos.

Un caso que nos puede servir de referencia es el konjac, también conocido como Konjaku o flor cadáver, una planta bulbosa, un tubérculo muy eficaz para adelgazar gracias a uno de sus componentes, el glucomanano de konjac, que funciona como inhibidor del apetito, pero con otras muchas propiedades beneficiosas para la salud. Se localiza en el subtrópico oriental de Asia, desde Japón, al sur de China, hasta Indonesia.

Otros alimentos muy saludables a la par que exóticos por no ser nuestro país productor natural son las semillas de chía, aunque ya nos empiezan a sonar como superalimentos por su capacidad energética, pues contienen omega-3, hierro, fibra, proteínas y magnesio, siendo muy usadas por su potente efecto hidratante. La chía es una planta que proviene del centro y sur de México, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Guatemala.

Las bayas de goji tienen un alto contenido en nutrientes y muchos antioxidantes y se encuentran muy repartidas por toda Asia, la raíz de maca proviene del Perú, y contiene muchas propiedades nutricionales curativas, ya que contiene unos niveles muy altos de potasio, vitaminas C, E, B1 y B2, aminoácidos y minerales, como el zinc, el calcio, el magnesio y el hierro.

Las bayas camu camu son bastante más desconocidas en Europa que las anteriormente citadas, también provienen del Perú, concretamente de sus selvas amazónicas, y se han venido utilizando tradicionalmente para curar resfriados y enfermedades con distintos tipos de dolencias, tienen mucha vitamina C, y es rica en antioxidantes y vitamina B.

 

 

 

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies