Viernes 27 de Mayo de 2022

LABERINTO SOCIAL: ¿Otra cumbre más?

0

(Firma: Federico Soubrier) España ejerce de nodriza de Chile y se hace cargo en un tiempo récord del importante evento de la Cumbre del Clima 2019.

Comentar que al menos cincuenta jefes de estado no asisten, entre ellos los responsables de Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, China, India o Rusia, lo que hace complicada o casi imposible una solución global.

Han pasado más de veinte años del Tratado de Kioto, que sirvió como advertencia de la que se nos venía encima y lo cierto es que, a pesar del protocolo, las emisiones de CO2 han aumentado en un cincuenta por ciento, colocándonos en una situación mucho más comprometida. No sé si resulta muy atrevido decir que aquello fue un fracaso.

Es necesario apuntar que España se encuentra entre los países firmantes que no cumplieron aquellos acuerdos.

Como siempre, parece que aquí lo importante es aparecer en la foto y lo demás poco importa, lo que se busca es caché.


La ONU da por fallidos los Acuerdos del Clima de París ya con 195 países firmantes, urgiendo a medidas más profundas y ágiles, ¿otro fracaso?

Dudo mucho que aquí los intereses de los políticos superen o consigan apagar los intereses capitalistas y desde luego no puedo aceptar que el país que no cumple con sus porcentajes de emisiones pueda pagar un canon a otro que vaya sobrado y santas pascuas.

Del tema Greta Thunberg, pienso que hay que olvidar las polémicas sobre el marketing que la rodea y otras muchas críticas que pronto le caerán, centrándose en que es necesario un símbolo para que nos podamos ubicar en el ecologismo, y ella ha calado profundamente en la juventud, que a la postre es la que más se la juega y más se tendrá que implicar.

El Planeta se encuentra al borde de una crisis irreversible y tanto esta cumbre como cualquier actividad que pueda frenar esta inminente catástrofe serán bienvenidas, lo cual no evita el escepticismo que generan los que son capaces de mover los hilos para que las acciones sean efectivas.

Seguramente, si en nuestro país le preguntas a aquellos nueve millones de personas que andan bajo el umbral de la pobreza o a quienes están preocupados con el futuro de las pensiones sobre el tema, muchos, responderían que primero llenar el frigo y después arreglar los jardines, difícil pensar en los grados del 2050 cuando no se llega a final de mes. Cuestión comprensible, pero sin olvidar que siempre en los casos de catástrofes climáticas los más necesitados resultan los más perjudicados. En estas cuestiones, a la hora de invertir habría que buscar un equilibrio.

Espero que entre tanto figurante y tantísimos participantes y asistentes, más de 25.000, al menos, esta vez se cumplan los compromisos.

Los comentarios están cerrados.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies