El Smurfit Kappa vuelve a caer en casa frente al Pozoblanco (1-7)

0

Smurfit Kappa: 1
Carlos Medrano, Antonio, Juanmita, Fran Bernal y Juanma – cinco inicial – también jugaron: Javi Vázquez, Cuerda, Ortiz, Samuel, Moreno y Sebas.

A. Vilaplana Pozoblanco: 7
Felipe, Tete, Thiago, Dani Flores y Crespo – cinco inicial – también jugaron: José Rafael, Molina, Álvaro, Víctor y Tomás.

Árbitros: Palencia Brocal y Galbis Abascal (Sevilla). Mostraron tarjeta amarilla al local Fran Bernal (2) siendo expulsado en el 32´. En el lado visitante fue amonestado Dani Flores y José Rafael.

Goles: 0-1 (4´) Dani Flores, 0-2 (6´) Dani Flores, 0-3 (10´) Álvaro, 1-3 (25´) Fran Bernal, 1-4 (33´) Crespo, 1-5 (33´) Crespo, 1-6 (34´) Felipe y 1-7 (38´) Crespo.

Incidencias: Partido correspondiente al Grupo 17º de Tercera División disputado en el Pabellón Municipal de La Palma del Condado. Muy buena entrada. Partido solidario a favor de Cáritas donde el club pozoalbense tuvo el detalle de apoyar la causa, uniéndose a la propuesta local.

De cabo a rabo fue mejor en la tarde del sábado el Vilaplana Pozoblanco en la cancha palmerina y rompe esa “ley” en la que el equipo pozoalbense no era capaz de sacar tres puntos en La Palma tras las últimas temporadas. El conjunto de Alfonso Ortiz que va cada vez a más, demostró su buen hacer con una imperial concentración y poder defensivo que anuló a un Smurfit Kappa intermitente y muy espeso en ataque.

El comienzo de la primera mitad fue muy igualado con las primeras ocasiones que se iban dando en las dos porterías. El encuentro sobre el tablero de ajedrez se iba desgranando con los primeros movimientos. En el 4´, se genera uno de los primeros desajustes donde Thiago le gana la partida a su rival, monta una transición en la que Dani Flores con un poco de fortuna aprovecha para colocar el 0-1. El mismo protagonista, en apenas dos minutos más adelante, esta vez demuestra su potencial ofensivo con otro tanto más. Recibe en el área local y fusila a Carlos Medrano para hacer el 0-2 pasado los seis minutos.

Muy pronto se había encontrado el equipo visitante el marcador a su favor lo que provocó que Pozoblanco mantuviera una defensa más cerrada e intensa desde atrás. Esto generó varios problemas a los locales que no eran capaces de crear peligro. Entre tanto, Pozoblanco tiraba de efectividad y en el minuto 10, el cierre cordobés Álvaro se beneficia de un rebote que le cae y con Carlos batido coloca el 0-3.

El marcador atestigua lo que hay, un Pozoblanco mucho más enchufado y metido en la pista, que no perdona y que no concede ni una. Felipe pasa casi desapercibido en esta primera mitad. Tan solo varias oportunidades en el tramo final, pero la situación se complica para un Smurfit Kappa que antes del descanso pierde a Juanma por un choque fortuito con un rival.

Con el 0-3, mucho le quedaba a Jesús Martínez por cambiar la situación en un encuentro que los suyos no se les reconocía.

La vuelta de vestuarios devolvió una propuesta diferente. Smurfit Kappa se decantaba desde el primer momento por el juego de cinco con Cuerda como portero-jugador. Varias veces consiguió hacer daño pero Felipe y la defensa se interpuso. En el 25´, y justo cuando iba a dejar de utilizar esta arma llega una dualidad entre los juveniles Juanmita y Fran Bernal, donde colocan el 1-3 que engancha a la afición.

El equipo pozoalbense se desarbola un poco en estos minutos tras encajar el primer tanto. Smurfit Kappa mediante Sebas y luego el onubense Ortiz tienen en sus botas de hacer el segundo para ponerle “salsa” al encuentro. Pero lejos de la realidad, otro detalle de desconcentración donde Fran Bernal le muestran la segunda amarilla en una falta evitable.

Deja a su equipo con uno menos, y Vilaplana Pozoblanco “que huele la sangre” saca rédito con un gol de Crespo en el minuto 32.

El 1-4 da un poco de tranquilidad a los cordobeses que tienen que vuelven a enfrentarse con el juego de cinco local. Poco producto hacen cuando Crespo y Felipe en el minuto 33 sacan dos goles casi a renglón seguido. El primero con un disparo seco que bate a Carlos y el segundo, un balón donde el meta aprovecha la puerta vacía. Ponen la puntilla con el 1-6, y prácticamente a pesar de los últimos intentos condales el partido está hecho.

Los minutos pasan y el Pozoblanco mantiene el dominio y orden defensivo ante un Smurfit Kappa que no tiene su día y no es capaz de encontrar el segundo tanto. Para rematar la faena, y coronarse en la tarde palmerina, Crespo se lleva el hat-trick con otro tanto en una buena combinación colectiva en el 38´. Poco más que reseñar en una victoria imponente del equipo pozoalbense de Alfonso Ortiz.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies