Huelva, a la cola nacional en custodia compartida

0

(Firma: Manuel Sánchez)  La custodia compartida es una tendencia al alza en toda España. Incluso en Huelva, donde a pesar de ser la provincia con menor porcentaje de casos resueltos por este régimen de guarda y custodia, también se han alcanzado máximos históricos. Con las estadísticas en la mano, lo cierto es que cada vez más progenitores se decantan por esta opción para así mantenerse involucrados en el cuidado de un hijo menor, a pesar de vivir una separación o divorcio.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que una de cada tres rupturas con hijos menores en España se resuelven por esta vía. En 2018, el 33,88% de los divorcios optaron por esta solución, lo que supone un máximo histórico en este ámbito que supera con creces registros de años anteriores. De hecho, respecto al 2013, cuando sólo se registró el 17,93%, se ha aumentado en casi un 16%.

El caso onubense es especialmente llamativo y tiene dos posibles lecturas. La primera es que también se han alcanzado máximos históricos con un 15,55% de casos en 2018, por encima del 12,17% de 2017, lo que confirma esta tendencia al alza. Sin embargo, la realidad y segunda lectura es que los registros son muy lejanos a la media y Huelva está a la cola nacional en lo que a custodia compartida se refiere. Todo ello, eso sí, sin contar a Ceuta y Melilla que rondan el 11,5%.

Un crecimiento progresivo

Son distinto los motivos que han colocado a la custodia compartida como una alternativa más que fiable para aquellas parejas que afrontan la incertidumbre de una separación. Elena Crespo, especialista en derecho de familia, explica que “el divorcio se ha normalizado en nuestra sociedad y la tendencia es que cada vez más sean los progenitores quienes soliciten la custodia compartida”.


La letrada considera que “se ha de valorar qué beneficia más al menor”, a la hora de tomar una decisión. No obstante, continúa, “debe prevalecer la idea de corresponsabilidad parental en la implicación real y efectiva del progenitor en la crianza del menor”. Finalmente, aclara que “aunque la cantidad de tiempo es importante, lo esencial es la coparentalidad”.

Esta visión también es compartida por el Tribunal Supremo, que en distintas sentencias como, por ejemplo, la del 29 de abril de 2013 sitúa la custodia compartida como una “medida normal e incluso deseable”. Además, más adelante explica que este régimen de guarda y custodia “permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aun en situaciones de crisis”.

Tal es la aceptación que esta elección ha recibido, que se ha catalogado como “opción preferente” en distintas regiones españolas como Navarra, País Vasco y Cataluña, donde la legislación foral otorga prioridad a esta custodia respecto a la monoparental.

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies