Proyecto para mejorar el Simpecado de la Hermandad del Rocío de Huelva

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Hermandad del Rocío de Huelva ha anunciado que “siguiendo la línea de mejora del patrimonio artístico de la Hermandad, la Junta de Gobierno, en su preocupación por enriquecer el conjunto artístico de nuestro bien más preciado, nuestro bendito Simpecado, aprobó por unanimidad en sesión ordinaria la realización de un nuevo conjunto de asta, remate y perillas para el Simpecado de nuestra Hermandad”.

Aclara la Hermandad que “esta necesidad viene dada del escaso valor artístico que poseen dichas piezas en la actualidad, no sólo en los materiales, sino además, en su diseño y ejecución, no estando a la altura de la magnífica pieza de bordado que supone nuestro Simpecado Divino. Si bien este escaso valor artístico es palpable, para mayor seguridad la Junta de Gobierno quiso contar con la opinión experta del artista, Licenciado en Historia del Arte y reputado proyectista Javier Sánchez de los Reyes, quien en una visita realizada a nuestra Hermandad en 2017 para evaluar el patrimonio de la misma, vino a resaltar la necesidad imperante de realizarle al Simpecado un asta y remate a la altura de la que, a su opinión, es una de las mejores obras de bordado del mundo rociero, tanto en diseño, como en ejecución”.

En base a todo lo anterior, “y continuando con la filosofía de que nuestra Hermandad debe trabajar con los mejor artistas y artesanos de cada gremio, así como el taller de Juan Borrero se encuentra trabajando en el proyecto de jarras, ciriales y cruz alzada, el nuevo conjunto de asta, remate y perillas del Simpecado será realizado en plata de ley por el prestigioso taller de los Hermanos Delgado, siendo el diseño obra del reconocido artista José Delgado López”.

Respecto al proyecto, se trata de la cruz que remata el Simpecado y bolleja con su correspondiente asta y perillas, todo de plata repujada, como se procede a describir seguidamente.

Decir que, para realizar el diseño, se ha tenido muy en cuenta que no cambie la impronta del Simpecado, de tal forma que aunque sea bastante más rica en su dibujo, material y simbología no se despegue de la silueta actual, manteniendo las líneas generales y volumetrías de la existente.
En el diseño de la cruz podemos ver la silueta sinuosa en sus extremos, levemente inspirada en la arquitectura de la carroza de orfebrería que porta el Simpecado, rematadas por perillas. En sus centros se alojan cartelas con escudos y símbolos relacionados con la hermandad.


Arriba del estipe podemos ver el Espíritu Santo, la Paloma derramando la gracia desde el cielo en relación directa con la festividad del pentecostés, en la parte baja, se aprecia el escudo de la Casa Real Española, recordando claramente el título de Real que otorga a la hermandad S. M. El Rey Alfonso XIII en el año 1928.

En el patíbulo, vemos en parte izquierda el anagrama de la Virgen María timbrado con corona ducal y laureado y al lado derecho el barco navegante en el mar, siendo estos el anverso y reverso de la primera medalla de la Hermandad, siendo ésta la primera medalla de una hermandad en el mundo rociero.

En el cruce del estipe y patíbulo se aloja predominante una especie de cartela en sentido circular con rayos decorados en sus ángulos, donde se representa el Dogma de la Asunta al Cielo y viene a recordar el voto de juramento de la Asunción de la Virgen que hizo la Hermandad en la Parroquia de San Pedro el 19 de Agosto de 1906, 44 años antes de que la Iglesia proclamará la Asunción de la Virgen como Dogma de Fe.

En la decoración de las calles de la cruz se aprecia cuatro flores de lis, que simbolizan poder, soberanía, honor y lealtad. Y un ramo de azucenas de fantasía que simboliza la pureza de la Santísima Virgen María. Dicha decoración irá calada, restándole dureza visual a la pieza y mayor realce al dibujo.

La cruz descansa en una artesanal bolleja con ménsulas e imperiales en la que diversas cartelas representarán varias letanías, y todo el conjunto esta soportado por un capitel, como símbolo de la gran columna de amor que sirve de sustento al Simpecado de la Hermandad.

Un total de ocho tubos de cañón y ocho nudetes componen el asta. Los tubos son decorados con dibujo fantástico de dos ramas entrelazadas entre sí de rosas y azucenas que simbolizan la pureza de virgen y la rosa mística como letanía. En los nudetes podremos leer el estribillo de la reconocida Salve de la Hermandad que irá cincelada y repartida en los ocho nudetes.

Las perillas de la cruceta del Simpecado son unas piezas muy sutiles en el conjunto. Se trata de una pieza compartida en ocho partes, en cuatro de ellas se alojan unas especie de cartelillas dispuestas de forma frontal para las que el artista se ha querido inspirar en los arcos de flores de los tradicionales carros de la Hermandad, dejando así un guiño a la especial idiosincrasia de la misma a lo largo de su historia. Sus decoraciones son a base de emperlados, hojas, gallones, etc…

Las técnicas que se utilizarán serán las más puras de la orfebrería tradicional, siendo este un trabajo primoroso, manual y artesanal. El material será la plata de ley y la terminación de la superficie será en plata a su color.

Está previsto estrenar todo el conjunto para la próxima romería del presente año 2020.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies