Posicionamiento web: Un impulso real para tu negocio digital

0

Tras la apertura al mundo de Internet, José Miguel hizo una de sus mayores ilusiones, comenzar a funcionar con su tienda digital. Todo iba genial, el diseño de fácil manejo para el lector hacía que las compras fueran rápidas y muy intuitivas. Pero pasado unos mes tras la inauguración, José Miguel quería dar un paso más, un paso fundamental, como es tener un buen posicionamiento web en Sevilla en los buscadores de Internet, es decir que cuando un usuario de la red pusiese algunas de las palabras que identificasen a su negocio, salir en las primeras posiciones de los buscadores, algo fundamental para crecer. ¿Pero, cómo conseguir esto?

Lo primero que tenemos que hacer es analizar a la competencia que nos supera. Las palabras que ponemos en los buscadores, llamadas keywords, son fundamentales. Debemos analizar si son las que necesitamos que nos identifiquen y que son las que identifican a la competencia. La palabra más importante para que nos encuentren en internet es: “diferenciarnos”.

Las siglas SEO, Search Engine Optimization, que podemos traducir como ‘Optimización para motores de búsqueda’, es la técnica por la cual optimizamos nuestra web para que sea visible por el mayor número de personas posible, o dicho de otra forma, cuando alguien ponga algunas palabras claves en el buscador, que nuestra web salga en las primeras posiciones. Estadísticamente está demostrado que es raro que alguien pase de la segunda página de los resultados de un buscador, si no aparecemos, no existimos para Internet.

¿Y cómo sé las palabras claves que mejor pueden identificar a mi empresa? Hay varias alternativas. Si has realizado alguna publicidad en Google, cosa muy aconsejable y que aumentará también tu ranking, te aconsejo que mires Google Keyword Tool. En su planificador de palabras claves, tendrás todas las posibilidades que ofrece Google. Todo es muy intuitivo y de fácil uso.

Cuando redactes tus post, utiliza sinónimos de esas palabras clave preferentemente al principio o en los primeros párrafos de tus artículos. Cuando optimice Google tus documentos esas palabras claves serán fundamentales. La forma de redactar el post es importante, como también es fundamental el título del mismo. Será lo más llamativo posible, porque es lo primero (y muchas veces lo único) que el lector verá. Este título debe ser el enganche al post. Procura que sea corto, positivo e intenta poner algunas de esas palabras clave que identifiquen lo que vendes.


El texto del artículo aconsejamos que no sea superior a las 1000 palabras, a no ser que sea muy interesante y con muchos datos que atraigan al lector. Usa negritas en determinados párrafos, pero que sean cortos, no más de cuatro o cinco palabras. Usa enlaces a distintas partes de tu web con artículos relacionados para dar más información al lector, porque Google valora mucho eso. Además, verifica perfectamente como se verá tu web en distintos dispositivos móviles, pantallas grandes y tabletas.

Una de las peores cosas que puedes hacer es tener contenido duplicado, ya sea de tu propia web como copias de párrafos de otros artículos en páginas relacionadas. Google penaliza esto y hará bajar en las posiciones de tu ranking.

Procura no borrar artículos ya optimizados y que ya no existan. Piensa que a lo mejor lo que para ti es un artículo no muy bueno, otra persona puso un enlace en su web a dicho artículo, que al ya no existir pasaría a engrosar lo que se conoce como “enlaces rotos”, es decir, palabras enlazas a artículos que ya no existen. Esto sería un grave error que debes de evitar.

Dentro de tus posibilidades, deja que los artículos y la redacción de los mismos estén hechos por periodistas especializados en la edición digital, que sepan crear contenidos exhaustivos, frescos, con leguaje popular al alcance de todos. El número de lectores es el fin a conseguir para crecer. Incorpora imágenes positivas, vídeos, etc.. En el caso de los vídeos, súbelos a YouTube, que pertenece a Google y todo suma…

La metadescripción, resumen de tu post, debe de tener un tamaño óptimo, sin sobrepasar los 170 caracteres, con texto con sentido pero incluyendo las palabras claves que identificarán a tu artículo. No le quites además importancia a tus imágenes como ya hemos dicho, todas deben de estar con el atributo ALT, palabra por la cual la optimizará Google y la mostrará mientras el lector está cargando tu página.

Y sobre todo, algo muy importante, no tengas prisas en dar a conocer tu página. Hazla visible cuando realmente esté lista, sin fallos y con muchos artículos y contenido. Una catástrofe es que la página se “caiga” por fallos informáticos o que sea lenta por tenerla en servidores de poco potencia. Ten en cuenta que el lector desechará para siempre una página que tarde más de quince segundos sin ser mostrada.

Potencia los comentarios “positivos” en los artículos, crea opinión y por supuesto olvida palabras malsonantes, polémicas, que no hacen más que poner un sello a tu página que a lo mejor no pretendes. Debe ser un muro abierto a personas de todo tipo y opinión, porque más opinión, más lectores, y por tanto, mejor posicionamiento.

Y por último, no olvides dos cosas importantes: que tu dominio esté registrado cuanto más tiempo mejor, como mínimo dos años; y que sea seguro, por lo que debes asegurarte de que usa el protocolo seguro de transferencia de hipertexto (https), fundamental en los navegadores, para demostrar que tu web cumple con los protocolos de seguridad establecidos en Internet.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies