Covid-19: aluvión de mensajes de ánimo y cariño en el Infanta Elena

0

Más de 1.200 mensajes de ánimo, entre cartas, dibujos infantiles, fotografías y vídeos, entre otros elementos, se han recibido en el Hospital Infanta Elena de Huelva desde que se puso en marcha esta iniciativa, siguiendo la estela del madrileño Hospital de La Princesa, con la habilitación de un correo electrónico abierto a la ciudadanía. Una iniciativa a la que se sumó el centro hospitalario con la idea de llevar un poquito de alegría y de esperanza a todos aquellos que, bien como profesionales, bien como afectados en aislamiento, están luchando estos días contra el COVID-19.

Hasta el centro hospitalario han llegado mensajes de cariño y motivadores que proceden tanto de personas residentes en Huelva como en el resto de España e, incluso, fuera del país, en los que agradecen su esfuerzo a los profesionales que están en primera línea en la atención sanitaria y tratan de llevar un poco de calor y de alegría a aquellos pacientes que están ingresados, siempre con el ánimo de ayudarlos a afrontar la enfermedad y paliar la ausencia, en lo posible, del apoyo de sus familiares.

De los 50 o 60 mensajes que se reciben diariamente en el correo electrónico cartasinfantanelena@gmail.com habilitado por el Hospital, muchos de ellos son dibujos, elaborados tanto por niños como por adultos, que están llenos de simbolismo y con los que animan a luchar contra la enfermedad. Con todos ellos, una vez se supere esta pandemia, el centro hospitalario tiene previsto conformar un gran mural o una exposición que se abrirá al público general, como símbolo de la solidaridad de toda una sociedad sensible a las necesidades emocionales de sus profesionales y de las personas afectadas.

Cada mañana, los profesionales de la Unidad de Trabajo Social son los responsables de descargar, revisar e imprimir las cartas y entregarlas a su vez a los responsables médicos y enfermeros de las áreas con pacientes ingresados por Covid-19. A partir de aquí es el personal sanitario el encargado de hacerlas llegar a los pacientes que deseen recibirlas, con el firme convencimiento de que una buena actitud ante cualquier enfermedad es siempre un valor positivo para su recuperación.

Lo mismo ocurre con los profesionales sanitarios y no sanitarios que, día a día, realizan su labor con el más firme compromiso de entrega y generosidad en este centro hospitalario, para los que supone un apoyo fundamental contar con el reconocimiento y la comprensión de la sociedad a la que están sirviendo.


Las cartas enviadas responden a un deseo común de ayudar de alguna manera a aquellas personas que lo están pasando mal y que se sienten solas. En ellas se detallan procesos de superación de las personas que las envían, se recogen poemas de ánimo y, sobre todo, expresiones de aliento y de cariño para los pacientes. Algunos de ellos proceden también de niños cuyos familiares están enfermos o han pasado por esta u otra enfermedad grave y que quieren hacer llegar ese sentimiento de esperanza a los que están luchando por su salud en estos momentos.

Los dibujos invitan también a soñar con un futuro libre de enfermedad, en el que las personas vuelven a abrazarse y a reunirse con sus seres queridos y pueden disfrutar de la calle y de los espacios abiertos sin miedo al contagio. Otros representan a los profesionales sanitarios y les sirven como excusa para mostrar su agradecimiento.

De alguna manera, los mensajes reflejan la emoción del que los escribe y son recibidos también con ilusión por los pacientes y por los profesionales, que sienten de una forma aún más cercana el reconocimiento que los ciudadanos están manifestando cada día en la calle con sus aplausos o en las redes sociales del centro hospitalario, en los que de manera continuada se multiplican los comentarios positivos y de ánimo a los trabajadores del sistema sanitario.

Esta iniciativa, que comenzó en Madrid y a la que se han ido sumando numerosos hospitales de toda España, ha acabado siendo también, como los autores de las mismas cartas reconocen, una herramienta de consuelo para aquellos que las escriben, ya que les ofrece una vía de comunicación directa con los afectados y con los profesionales, ayudándoles a sentirse útiles desde su casa, mientras mantienen correctamente las instrucciones sanitarias de permanecer en el domicilio para evitar contagios.

El Hospital mantiene abierto el correo para quien quiera seguir sumándose a él, convencido de que responde plenamente al compromiso de humanización de la asistencia que viene impulsando en los últimos años y que debe impregnar cada una de las actuaciones sanitarias y no sanitarias que se lleven a cabo en el centro hospitalario, como un objetivo real de calidad y de cercanía con los ciudadanos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies