El teletrabajo mediante VPN

0

Desde que comenzó el teletrabajo por culpa del Coronavirus a finales del año 2019 a nivel mundial, todas las empresas, en su mayoría de servicios, han tenido que cambiar la forma de trabajar de sus empleados por estar estos confinados en sus domicilios particulares. Sus grandes o pequeñas oficinas han quedado cerradas y muchas de ellas han tenido que ser adaptadas para seguir operando desde cada domicilio particular de todos sus empleados y directivos.

Desde el primer momento, todos los departamentos técnicos tuvieron que preparar su infraestructura informática para adaptase a las nuevas necesidades, pues todo su personal laboral  tenía que estar conectado desde fuera de las oficinas.

Tras verificar que todos sus empleados tenían en sus domicilios particulares una conexión a Internet, empezaron a preguntar en el mercado por cómo conectarse de una forma segura. La mayoría de empresas se han decidido por la opción de contratar una VPN.

La VPN (Virtual Private Network) es un canal que une nuestro ordenador  o dispositivo móvil con Internet para acceder a otro dispositivo situado en cualquier parte del mundo. La mayoría de las veces se usa para conectar un ordenador personal o tablet con un servidor situado en las oficinas de una forma segura, evitando intrusos, posibles virus y confidencialidad.

¿Qué es importante a la hora de contratar una VPN?


Aunque la velocidad es muy importante para una buena operatividad, también diríamos que sobre todo la seguridad. Nadie en Internet debe de saber que estamos conectados a nuestros servidores desde un ordenador, por ello, las comunicaciones deben ser encriptados, es decir secretas, para que nadie pueda interferirlas, y nuestro ordenador personal o tablet debe ser anónimo, es decir, nuestra dirección IP debe ser oculta y privada, así como nuestra ubicación.

Videoconferencias

Hoy día las reuniones entre directivos o empleados de cualquier empresa es algo muy común y ahora mucho más que el contacto físico ya no es posible. Si se van a tocar temas de producción, inversiones o de recursos humanos, no se deben usar nunca canales de redes sociales o apps de nuestros teléfonos, pues estos no cumplen con todos los niveles de seguridad que necesitamos, así como no utilizar nunca una conexión a Internet abierta de un centro comercial o similar. Quizás nos ofrezcan un proxy, pero hay que recordar que el proxy  no contiene capa de seguridad, ni las conversaciones son cifradas o encriptados, sobre todo en una página web.

En resumen, si se quiere actuar como empresa segura, se pueden contratar unos servicios de VPN gratis o de pago. Evidentemente los de pago ofrecen mucha mayor seguridad y responsabilidad. Es importante asesorarse por la empresa contratada para seguir todas sus normas de seguridad. La empresa debe de limitar los servicios que estarán activos (Internet, audio, vídeo, correo, determinado software, recursos físicos como impresoras, etc.)    Si se va a actuar como usuario-operador, hay que mantener libre el ordenador de virus, por lo que es importante que se use la VPN sólo para la conexión con la empresa y no mezclar a la vez conexiones con redes sociales, correos no deseados o no esperados, es decir, hay que ser responsable, pues el ordenador actuará exactamente igual que un puesto de trabajo que esté en la oficina.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies