Las bodas remontarán tras el coronavirus

0

(Firma: Carlos Matías) Hay que darse mucha prisa, desde ya mismo, para poder encontrar y reservar un buen sitio donde celebrar una boda el año que viene. Fuentes del sector aseguran que el número de banquetes remontará significativamente. Esto se deberá al efecto acumulativo que tendrá organizar los convites previstos en 2020, que han tenido que ser suspendidos por la crisis del coronavirus, con los que ya están programados directamente para 2021.

Las bodas remontarán tras el coronavirus y, por tanto, hay que tener muy presente que la agenda de celebraciones estará doblemente apretada el año que viene. En consecuencia, quien quiera encontrar un buen establecimiento donde hacer un convite con los amigos y la familia deberán ser doblemente previsores y tratar de reservar un local desde ya mismo.

Las bodas suspendidas en España por culpa de la epidemia del COVID-19 se pueden contar por decenas de miles. Muchas se han pospuesto, provisionalmente, al próximo otoño, a la espera de que las circunstancias permitan su celebración. Otras han tenido lugar en los juzgados de lo civil, en los registros o en los ayuntamientos. Pero incluso estos matrimonios ya oficializados esperan poder ser celebrados, según Fotomatón para bodas – Mifotomaton.es.

A la espera de tiempos mejores

Según esta misma fuente, de todas las bodas que estaban ya reservadas hasta el estallido de la pandemia, la declaración del Estado de Alarma y el consecuente confinamiento de la población, sólo una décima parte han decidido suspender el banquete y dejar la fecha en stand by, sin fijar otro día en el calendario, debido a que los organizadores no saben si podrán o no celebrarla, ni tienen otra fecha alternativa definida para ello.


Al principio de la pandemia, las parejas más optimistas, que tenían previsto contraer matrimonio entre los meses de abril y de mayo, fueron retrasando las fechas de sus bodas para el mes de junio de este año. No pensaban, entonces, que la pandemia del COVID-19 pudiera alterar tan significativamente la vida cotidiana de los ciudadanos, y mucho menos interrumpir la vida social de las personas en todo un país.

Estas mismas parejas se están decantando ahora por dejar las celebraciones de sus respectivas bodas sin una fecha concreta, o bien han trasladado su celebración al año que viene, 2021, en la confianza de que para entonces la vida de toda la nación se haya normalizado.

Las bodas se concentrarán en 2021

Sin embargo, a partir de mediados del pasado mes de abril, siempre según estas fuentes del sector, los clientes se han mostrado mayoritariamente partidarios de trasladar las celebraciones de sus bodas al año que viene, 2021, para no arriesgarse a tener que volver a posponerlas, con todas las molestias de organización y logística que cada cambio conlleva.

Hay que tener presente que las casi veinte mil bodas al año (civiles y religiosas) que tienen lugar por toda la geografía nacional movilizan a un mínimo de ochenta invitados, y hasta a más de trescientos en multitud de ocasiones.

Según fuentes del sector, el promedio de invitados por cada celebración de un enlace matrimonial alcanza la cifra de los ciento cuarenta comensales en un banquete. La simple multiplicación de este promedio por las casi veinte mil bodas al año que tienen lugar en España en un año nos da una cifra de entre dos millones y medio y tres millones de personas que son invitadas a las celebraciones de bodas.

Preparados para atender con garantía y seguridad

Sólo una de cada cien celebraciones de las bodas previstas ha sido anulada hasta el momento, sin tener prevista otra fecha alternativa para el convite.

En la empresa Mifotomaton.es están ya preparados para seguir prestando servicio con todas las medidas de precaución posibles, para evitar la posibilidad de algún hipotético contagio. Todo su personal trabaja equipado con mascarillas y guantes a la hora de operar durante dicho servicio, así como con el material necesario para desinfectar por completo todos los elementos que sean utilizados.

El año 2020 dará un previsible bajón en la facturación de las bodas, y las que se celebren no llegarán a tener el formato típico de ni siquiera un centenar de invitados, por las dificultades que entraña movilizarlos y ofrecerles la posibilidad de un baile, etcétera, debido a que hay que guardar una distancia mínima de seguridad entre todos los asistentes.

Sin embargo, en 2021 está previsto que se produzca un auténtico “boom” en el sector nupcial, ya que todas las bodas que no se hayan podido celebrar este año se juntarán con las que ya iba a haber el año que viene, como hemos explicado anteriormente, hasta el punto de que podrán duplicarse las celebraciones por casamientos.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies