Reconocimiento de un divorcio extranjero en España

0

Para hacer válido una sentencia extranjera de divorcio en España es necesario realizar un procedimiento legal. Es obligatorio ejecutar este proceso para que las entidades judiciales del país europeo puedan reconocer el trámite. ¿Cómo se realiza este proceso? Te lo mostraremos a continuación.

Cuando la sentencia de divorcio se ha dictaminado en el extranjero

Para reconocer una sentencia de divorcio extranjera en España es necesario que un Tribunal del Estado mayor reconozca tal resolución, puedes consultar con JR Abogados y te darán la información correspondiente. Estas entidades gubernamentales y legales poseen la potestad de validar o desaprobar tal sentencia. De tal manera que para efectos prácticos, una persona que desee reconocer un divorcio sentenciado en el extranjero debe acudir a estas instancias.

Exequatur es un proceso legal a través del cual un tribunal examina sentencias judiciales extranjeras para declararlas válidas en el país de residencia actual. A través de este procedimiento se determinará si es posible hacer la homologación de una sentencia de divorcio cuando este se ha realizado en un país diferente.

El proceso exequatur también puede realizarse cuando se desea instaurar presión sobre un residente español para el pago de una pensión alimentaria dictaminada en el exterior.

Regulaciónjudicial del proceso

En las leyes civiles de 1881 en España, se encuentra la regulación de este proceso judicial, específicamente en los artículos 951-958. Además, las leyes de la Unión Europea también reconocen la regulación y ejecución de sentencias dictaminadas por tribunales de los países miembros.


No obstante, para lograr que una sentencia de divorcio extranjera sea válida en España será necesario que se cumplan ciertos requisitos. Primero, que los tratados internacionales contemplen la regulación sobre las sentencias dictaminadas en el exterior.

En caso de no ser así, se tendrá que asegurar que el estado que emitió la sentencia permita a los tribunales españoles proceder a dictaminar la validez o nulidad del proceso; esto se conoce como principio de reciprocidad. Si fuese que el país no otorgue este beneficio, el divorcio no podrá ser legal en el país europeo.

¿Quiénes pueden solicitar el proceso exequatur?

Este proceso puede ser solicitado para legitimación por quienes se haya dictado una sentencia de divorcio en un país diferente a España. Además, por quienes dicha sentencia supone un perjuicio u ocasione daños con su reconocimiento.

Todos los ciudadanos españoles tienen el beneficio de solicitar este proceso cuando ha ocurrido un divorcio en el exterior. También los extranjeros que residen de manera legal en el país y que deseen que su divorcio sea válido en España.

¿Cómo es el proceso?

El exequatur no pretende hacer una revisión del dictamen de la sentencia de divorcio que se ha realizado en el exterior. Se trata más bien de un proceso de verificación a través del cual se da validez al divorcio, para que sea reconocido en España.

Aunque antes de 2003 este proceso era competencia del Tribunal Supremo, las leyes han sido modificadas. Ahora son los jueces de Primera Instancia quienes se encargarán de reconocer y ejecutar dichas sentencias, especialmente aquellos que pertenecen al domicilio de residencia del involucrado.

Después que se presente la solicitud al juzgado, se solicitará una audiencia en cuyo caso para el interesado tendrá como plazo de comparecencia 30 días. Para lograr éxito en este proceso es necesario que se reúnan todos los requisitos necesarios para el exequatur. Estos documentos han de estar previamente legalizados por las autoridades encargadas de trámites de extranjería.

Cuando se instaure la demanda debe acompañarse de la resolución dictaminada en el extranjero original y copia, el resto de los requisitos y las traducciones que fuesen necesarias de ser el caso. Después de evaluar la sentencia y su legalidad, el juzgado podrá decidir si homologarla o no.

¿Qué pasa cuando no se reconoce la sentencia?

Puede ocurrir que un juzgado de primera Instancia considere que la sentencia no deba ser reconocida u homologada. El reglamento sugiere que puede ser por diversos factores.

Primero, cuando este reconocimiento sea contrario al orden del estado, cuando la sentencia haya sido dictaminada en rebeldía. También cuando tal resolución hubiese sido dictaminada no concilia con las resoluciones del estado que requiere el exequatur.

En JR Abogados aconsejan contratar un abogado que sea especialista en Exequatur. Será este profesional quien  instruya a su defendido sobre las posibilidades de lograr el reconocimiento u homologación de la sentencia.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies