Beneficios de usar una tarjeta de débito virtual

0

En la actualidad, la mayoría de las personas están familiarizadas con las transacciones en línea para realizar compras online o contratar diferentes servicios. El auge de las compras por internet y el aumento de comercios que están apostando por el e-commerce como forma de venta habitual ha hecho necesario que surjan nuevos métodos de pago que se adapten a las necesidades de los usuarios.

Y es que, aunque las compras online se han convertido en una acción cotidiana, todavía internet genera dudas e inseguridades para muchos compradores. Por este motivo nacieron las tarjetas de débito virtuales, para proteger a los usuarios a la hora de realizar compras en línea.

¿Qué es una tarjeta virtual?

Tal y como su propio nombre indica, las tarjetas virtuales no tienen un formato físico, a diferencia de las tradicionales. Son simulaciones ficticias de tarjetas de crédito o débito creadas específicamente para realizar compras por móvil o por internet.

Lo más característico de estas tarjetas es que cuentan con una numeración, fecha de caducidad y código de seguridad. Es decir, los datos necesarios para realizar una compra por internet. De esta forma los usuarios no han de introducir ningún dato bancario en una plataforma online.


Ventajas de una tarjeta de débito virtual

Las tarjetas virtuales son uno de los medios de pago más seguros para comprar productos servicios por internet. A continuación, te contamos las principales ventajas:

  • La gran ventaja de una tarjeta prepago virtual es que los fondos son limitados. Es el usuario quien escoge el máximo disponible de la tarjeta o bien elegir en el mismo momento de la compra la cantidad a gastar, por lo que no se puede disponer de más saldo (ni aplazado ni directo) bajo ninguna otra circunstancia.
  • No está vinculada de forma directa ni a nuestra cuenta corriente ni a ningún otro producto financiero, por lo que, en caso de un ataque online, solo se podría acceder a lo que únicamente hubiese recargado en la tarjeta virtual.
  • En las compras internacionales no se aplica ninguna comisión y en los viajes al extranjero es posible sacar dinero de un cajero sin coste adicional.
  • Por otra parte, al no ser una tarjeta física, evitamos directamente cualquier extravío o robo de la misma.
  • Además, según la entidad con la que esté contratada, el usuario también podría beneficiarse de descuentos o acumulación de puntos.

En resumen, contar con una tarjeta de débito virtual es una buena opción para realizar compras por internet de forma segura, evitando riesgos innecesarios y que nos permitirá ejercer un control absoluto de la misma.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies