La importancia de los monederos y la cadena de bloques para las criptomonedas

0

Una de las consecuencias que tuvo la gran crisis financiera de 2008 fue la expansión de las llamadas criptomonedas, cada vez más populares en todo el mundo, de manera que en muy pocos años desde su nacimiento se han ganado la confianza de muchas entidades y personas que las consideran una buena forma para realizar transacciones y hacer pagos o recibir fondos.

Las criptomonedas son monedas virtuales, independientes y descentralizadas, ya que no las controla ningún  Estado, institución financiera, banco o empresa. Se trata de una moneda intangible, aunque puede ser utilizada como medio de pago igual que el dinero físico. Han nacido con el objetivo de proporcionar a los ciudadanos un medio de pago que posibilite la ejecución de transferencias de valor rápidas, a bajo coste y que, además, no puedan ser controladas ni manipuladas por gobiernos, bancos centrales o entidades financieras.

Una de las cuestiones que más preocupan a las personas que se interesan por tener criptomonedas es la seguridad y cómo de fácil o difícil es su uso. Justo aquí es donde interviene uno de los elementos más importantes del mundo criptográfico: las wallets o monederos. ¿Que son los monederos? Básicamente son una cartera, billetera o monedero virtual en el que podemos gestionar nuestros activos criptográficos. Hay varias compañías que ofrecen este servicio, pero es importante elegir bien. A título de ejemplo te indicamos una de las más populares en el mundo hispano: Monedero Criptomonedas

Lo que hacen estos monederos es poner a disposición del usuario una herramienta con la que gestionar las claves, tanto públicas como privadas, de nuestras criptomonedas y de esta forma nos permiten enviar o recibir pagos en criptomonedas. Las claves, valga la redundancia, son la clave en el mundo digital, un mundo en el que al contrario que ocurre con el dinero emitido por los bancos centrales de los países no tiene un soporte físico que lo sustente.

Las criptomonedas como tales, no existen como monedas, sino que son registros de transacciones contenidos dentro de una blockchain que es operada por nodos interconectados entre sí alrededor de todo el mundo.


Aquí nos encontramos con otra de las claves de las criptomonedas, de su éxito y de su seguridad: la blockchain o cadena de bloques. ¿Pero qué es una blockchain o cadena de bloques? De manera sencilla podría decirse que es como un gran libro en el que se anotan todas las transacciones que se realizan. Y de manera más detallada podemos decir que se trata de una una estructura de datos cuya información se agrupa en conjuntos (bloques) a los que se les añade metainformaciones relativas a otro bloque de la cadena anterior en una línea temporal. De esta forma, gracias a técnicas criptográficas, la información contenida en un bloque solo puede ser repudiada o editada modificando todos los bloques posteriores.

En la práctica, la cadena de bloques, es lo que ha permitido soportar y garantizar la seguridad del dinero digital. Por ello se considera una tecnología en la que la “verdad” (estado confiable del sistema) es construida, alcanzada y fortalecida por los propios miembros; incluso en un entorno en el que exista una minoría de nodos en la red con comportamiento malicioso (nodos sybil) dado que, en teoría, para comprometer los datos, un atacante requeriría de una mayor potencia de cómputo y presencia en la red que el resultante de la suma de todos los restantes nodos combinados.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies