La Rábida, escenario del acto de apertura del nuevo curso de la UNIA

0

La Universidad Internacional de Andalucía ha celebrado en su Sede de Santa María de La Rábida el acto de apertura del curso 2020-21 de las universidades andaluzas. Un evento que supone el inicio oficial de la actividad académica en la comunidad y que se ha desarrollado bajo la presidencia de Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, con la participación de las rectoras y rectores andaluces, junto a otras autoridades.

La pandemia por coronavirus ha sido una de las protagonistas del acto, que se ha tenido lugar al aire libre bajo estrictas medidas sanitarias, con limitación de aforo y con una emisión vía streaming para abrirlo al conjunto de la sociedad.

Sobre ella ha incidido Margarita Clemente, catedrática de la Universidad de Córdoba, quien ha sido la encargada de impartir la Lección Inaugural con título “El comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres”. Una ponencia donde ha repasado la gestión y conservación de especies en comercio a escala global, el impacto ambiental de esta actividad, las consecuencias del comercio ilegal y las estrategias de su uso sostenible.

El rector de la UNIA, José Ignacio García, ha reivindicado durante la apertura de curso el esfuerzo de las universidades para gestionar las consecuencias de una situación sanitaria, que “ha arrollado como un tsunami la educación a todos sus niveles”. Así, ha señalado que “hemos tenido que hacer frente a la crisis más importante en décadas en una comunidad universitaria que resulta ser la más grande de nuestro país, con casi 250.000 estudiantes y en torno a 18.000 profesores”.

Durante su intervención, el rector ha querido poner el acento en las lecciones aprendidas tras la llegada de la COVID-19 y en aquellos retos a los que se enfrenta la Universidad. Sobre ellas, ha destacado una: “esa es el papel vital de la ciencia. La solución pasa por más ciencia, más investigación y más universidad. No hay mejores salidas ni caben atajos”. Algo que contrasta con el sistema de ciencia español “tocado tras años de recortes”, con una inversión “poco más de la mitad de la media europea” y con una plantilla escasa y envejecida.

Apuesta por el talento

En su discurso, José Ignacio García ha apostado por destinar una parte de los fondos europeos para la recuperación tras la COVID-19 a la atracción y a la retención del talento. “Cada euro invertido ahí tiene importantes retornos, no solo científicos sino también económicos para la sociedad. Porque no basta con invertir en infraestructura: hacer un laboratorio es fácil, tener los mejores investigadores, en cambio, no lo es”, ha subrayado.

Ante ello, el rector ha puesto la UNIA al servicio de la comunidad andaluza para impulsar una iniciativa que fortalezca este extremo. Así, ha anunciado tener ya diseñado el programa UNIA Academia, que actuaría en un doble sentido. Primero, reforzando y fidelizando a aquellos investigadores excelentes que ya trabajan en la región con financiación a su actividad académica y científica durante cinco años. Segundo, a medio plazo, con contratos competitivos “para atraer a las mejores mentes en las áreas de mayor trascendencia estratégica para Andalucía”.

Junto al desafío de la I+D y de la digitalización de la enseñanza, García Pérez ha referido la necesidad de una mejor conexión entre la formación y las demandas productivas. En esta línea, ha querido informar sobre la puesta en marcha del Observatorio UNIA sobre nuevos perfiles profesionales, un instrumento orientado a facilitar recursos útiles para el diseño de programas por parte de las universidades y la Administración.

Para avanzar en este sentido, la Internacional de Andalucía pondrá en marcha a partir del curso 2021-22 los dos primeros másteres duales de la comunidad. Estos programas contarán con la participación de las otras universidades andaluzas, en conexión estrecha con las empresas del sector, para capacitar profesionales en los ámbitos de la logística y de la digitalización de procesos industriales.

Mirada al futuro

Para el rector de la UNIA, los retos a los que se enfrenta el sistema público universitario requieren de “una financiación suficiente en magnitud y equilibrada en su distribución” y un “marco normativo estable que facilite optimizar la oferta académica y encarar con seguridad los cambios organizativos que, sin duda, serán necesarios para afrontar la crisis en la que ya estamos inmersos”. Ante ello, ha reclamado un modelo de financiación “que nos aporte suficiencia y certidumbre”, desde un horizonte plurianual.

Pero, mientras se avanza en esos desafíos, José Ignacio García ha apostado por la necesidad de “seguir caminando” tras la crisis sanitaria. “Era importante volver a abrir las puertas, seguir aprendiendo cada día, como hemos hecho siempre, dando lo mejor de nosotros para salvaguardar el futuro de las nuevas generaciones. La educación, el conocimiento, el talento son promesas de un mañana mejor y todos estos elementos se encuentran aquí, en la Universidad andaluza”, ha concluido.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies