Cómo elegir un termo para tu casa

0

En invierno, tener un termo eléctrico en casa no es lujo, resulta una verdadera necesidad. Ahora bien, comprar uno de estos dispensadores de agua caliente puede ser una tarea complicada, pues existen muchos modelos en el mercado. Aquí te damos algunos consejos básicos para que puedas hacer una elección adecuada para tu hogar.

¿Qué aspectos considerar al elegir un calentador de agua eléctrico?

Si estás cansado de tener problemas con tu calentador a gas, quizás has barajado la necesidad de adquirir uno eléctrico. En la web de mejortermoelectrico.net encontrarás comparativas que te ayudarán a hacer una elección adecuada de estos equipos. Sin embargo, queremos que te lleves algunos puntos que te facilitarán la compra de un buen calentador termoeléctrico.

Evalúa el espacio que tienes en casa

Aunque pueda ser un aspecto ajeno al equipo, es importante al momento de tomar una decisión de compra. Debes considerar la superficie con la que cuentas en la zona donde lo colocarás.

Lo ideal es que coloques este calentador donde lo usarás; es decir, si será para calentar el agua para bañarte, instálalo en la sala de baño. Entonces, tendrás que medir el espacio donde piensas colocarlo y tomar las dimensiones del producto que piensas adquirir.

Recuerda también verificar cuál es su peso, especialmente si vas a colocarlo colgado a una pared. Otro punto importante es que debes dejar un espacio para facilitar el proceso del mantenimiento del equipo. De esta manera, te aseguras que el termo que compraste no será un problema, sino un beneficio a disfrutar.


Determina cuánta capacidad necesitas en casa

Entrando en materia, es importante que elijas un equipo que tenga la capacidad adecuada a tus necesidades y las de tu familia. El depósito de tu termo eléctrico debe ser suficiente para albergar agua caliente para todos en casa.

En el mercado hay gran variedad en cuanto a capacidad, desde apenas 13 litros hasta 300 l. ¿Cuál debes elegir? El que cubra tus necesidades. Para esto, será necesario que hagas un cálculo mental del agua que consume la familia, así podrás tomar la decisión con datos reales.

Te ayudamos a evaluar este punto con ejemplos prácticos. Si vives solo, un termo con una capacidad de 50 litros seguramente será suficiente para cubrir tus necesidades. Sin embargo, si conviven más de 4 miembros en el hogar, decántate por un termo de más de 150 litros; así garantizas que el consumo será cubierto sin problemas.

Elige equipos con bajo consumo energético

Este factor es fundamental si no quieres que tu factura de energía se vaya a los cielos. Ahora, existen varios equipos que incorporan funciones ecológicas, que te permiten contribuir con un menor consumo energético.

Además, puedes decantarte por equipos que incluyan sistema de programación. De esta manera, puedes activar sus funciones solo cuando sean necesarias y, que su resistencia permanezca apagada durante el tiempo sin uso.

Otra característica que puede ayudarte a decidir en la compra es que tenga una carcasa de aislamiento de temperatura que sea óptima. Esto permite que la temperatura no se escape, y el agua dure más tiempo caliente después que la resistencia entra en modo descanso. Vigilar estos puntos puede ayudar a que disfrutes de agua caliente, sin preocuparte por gastos extras.

No olvides verificar cómo es mantenimiento del equipo

Por último, pero que no es de menor importancia, selecciona termos cuyo mantenimiento sea sencillo. Para que este equipo te dure más tiempo es necesario que realices un periódico y correcto mantenimiento. Pero, ¿qué pasa si su limpieza es complicada? Seguramente invertirás mucho tiempo en ello y terminarás odiando esta tarea.

Comparado con los calentadores de gas, uno de funcionamiento eléctrico requiere de pocas instrucciones para su limpieza. Asegúrate que el equipo que comprarás revela cuáles son las indicaciones exactas para su mantenimiento. Por supuesto, si resultan ser normas difíciles, lo más adecuado pedir ayuda; por cuando debes valorar ese gasto adicional en la compra.

¿Has decidido cambiarte a un calentador de agua eléctrico? Entonces, es momento de hacer una revisión de los cuatro puntos que te hemos recomendado vigilar. Evalúa el lugar donde ubicarás el termo y si sus medidas corresponden con el espacio que cuentas. Asegúrate que su capacidad cumple con las necesidades de consumo familiar, que genera poca energía y que su mantenimiento sea práctico y económico.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies