La infusión subcutánea, tratamiento menos invasivo en cuidados paliativos

2

Los cuidados paliativos ayudan a mejorar la calidad de vida y confort de personas con enfermedades graves. Son aquellos que se administran a adultos y niños que padecen enfermedades en fase avanzada, crónicas o incurables para mejorar su bienestar y el de sus seres queridos. La Organización Mundial de la Salud calcula que en el mundo hay 40.000 millones de personas que necesitan cuidados paliativos y 170.000 se encuentran en España.

Asegurar los cuidados paliativos debe ser una prioridad de gobiernos y sistemas de salud. Es un derecho fundamental para los enfermos que los necesitan, ya que ayudan a prevenir y aliviar su dolor y el de sus allegados. En el caso de enfermedades graves, el dolor suele ser no solo físico, también hay afectación del estado emocional, ámbito social, práctico y espiritual. Por eso son muchos los profesionales que pueden encargarse de administrar cuidados paliativos según el caso de cada paciente. La finalidad de los cuidados paliativos siempre se centra en mejorar la calidad de vida y el bienestar del paciente y sus familiares. 

Existe la creencia de que los cuidados paliativos sustituyen al tratamiento específico de la enfermedad, y que se centran solo en la fase terminal del paciente. Esto no es cierto, los cuidados paliativos se administran junto con los tratamientos médicos y consiguen aliviar y tratar el dolor de manera temprana  para mejorar el bienestar de los pacientes.

Administración de fármacos en cuidados paliativos

En cuanto a la administración de fármacos para aliviar el dolor, cuando no es posible la vía oral debido al estado de salud del paciente. Porque este sufre náuseas y vómitos, obstrucción intestinal, intolerancia, coma o convulsiones, se suele optar por la vía intravenosa o vía subcutánea. 

Administrar fármacos por vía intravenosa para tratar el dolor puede presentar algunos inconvenientes: la dificultad de acceso a la vena, un mayor riesgo de infección, la dificultad del tratamiento a domicilio, ya que se necesita personal médico con experiencia, la menor autonomía del paciente, además de un mayor coste sanitario. En cambio, la administración por vía subcutánea es un método que presenta muchas ventajas. El método ofrece los mismos resultados, de modo que mejora la calidad de vida del paciente, además de ofrecer una mejor relación entre coste y eficiencia. Ya que con la infusión subcutánea se reducen las hospitalizaciones. 


La infusión subcutánea es un método de administración de tratamiento menos invasivo y menos doloroso, y con menos efectos secundarios. Es también un método muy fácil de utilizar, lo que mejora la autonomía del paciente. Puede ser utilizada por el propio paciente, familiares y personal con pocos conocimientos médicos. La vía subcutánea presenta mayor disponibilidad de puntos de inserción, su colocación, mantenimiento y manejo es fácil y el riesgo de infección es menor.

Infusión subcutánea en cuidados paliativos

Existen dos métodos de infusión subcutánea para administrar fármacos: la infusión intermitente en bolus y la infusión continua, estas se administran según la necesidad de cada paciente. Además, en la infusión subcutánea continua hay nuevas tendencias que buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes como es el caso de  NeriaTM Guard.  NeriaTM Guard es un set de infusión subcutánea automática, efectivo, seguro e intuitivo lanzado por la empresa de productos y tecnología médica mundial Convatec. El dispositivo NeriaTM Guard destaca por su facilidad de uso, puede usarlo el paciente y personas con poca experiencia, de modo que se reducen los errores de inserción, el dolor y las posibles complicaciones así como el tiempo de administración. 

El set NeriaTM Guard es de inserción automática, incluye la línea de infusión, el apósito adhesivo, la aguja y la cánula de teflón. Este sistema cuenta con bioseguridad pasiva, evita la visibilidad, exposición y contacto con la aguja. De manera que tras la inserción de la cánula se retrae y queda dentro del dispositivo que funciona como un contenedor desechable. Esto evita que el profesional sanitario o paciente/usuario tenga contacto con ella y pueda pincharse accidentalmente. 

El sistema automático resulta muy práctico en el cuidado a domicilio de los pacientes que necesitan cuidados paliativos. La facilidad de uso de este infusor subcutáneo ayuda a mejorar la autonomía del paciente, así como mejorar su bienestar y confort, además de ser un método más seguro. 

Compartir.

2 comentarios

  1. Pingback: ¿Pasas por un mal momento? Aquí algunos libros con los que todo podrá ser distinto -

  2. Pingback: Consejos para disfrutar de un viaje teniendo cáncer - ProcidaTour

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies