Televisor o Proyector: ¿Cuál deberías comprar?

0

(Firma: Sara Guerra) Hoy en día, es muy normal que nos hagamos esta pregunta cuando nos toca renovar un sistema audiovisual como es un televisor: ¿es mejor comprar una nueva TV o cambiar a un proyector? En principio, y dependiendo del uso que le vayamos a dar, la decisión puede estar más o menos clara; sin embargo, actualmente existen tantas opciones en el mercado con tan buenas características que quizás sea mejor sopesar ciertos pros y contras antes de decidirse.

Sea como sea, tanto si nos decidimos por un proyector como si lo hacemos por un televisor, debemos saber cuáles son los puntos fuertes de cada aparato, en qué nos pueden beneficiar y, sobre todo, si encajan dentro del espacio que les vayamos a dedicar. De igual forma que os recomendamos seguir estos consejos para acertar con el tamaño del televisor que podamos necesitar, también es necesario saber en qué características hay que fijarse para escoger un buen proyector.

Por todo esto, en el día de hoy hemos querido hacer un artículo que resuma los principales aspectos a tener en cuenta para tomar esta decisión, desde las ventajas e inconvenientes de estos dos aparatos, hasta las experiencias que nos pueden aportar o algunos de los puntos clave a tener en cuenta para tomar la decisión más acertada.

Ventajas e inconvenientes: la TV gana por goleada

Como en todo en esta vida, si tenemos que escoger entre una TV y un proyector habrá diferentes factores que funcionen como ventajas e inconvenientes para cada uno de ellos.

En este caso, las ventajas de escoger una televisión o Smart TV están más relacionadas, por ejemplo, con la facilidad de uso e instalación y con la sencillez en cuanto al ambiente. Para colocar una TV en una vivienda no importa demasiado el espacio que tengas, la luz que entre o los conocimientos técnicos que tengamos para poder instalarla. En este sentido, son todo facilidades ya que simplemente tendremos que escoger un modelo, comprarlo y colocarlo en nuestro salón para poder empezar a disfrutar de una buena experiencia audiovisual.


En el caso de un proyector, los inconvenientes estarían relacionados sobre todo con el lugar y la instalación, además del precio. Por lo general, si comparamos por ejemplo el precio de una TV 4K, encontraremos que estas son bastante más baratas que un proyector de las mismas características.

Además, si compramos un proyector debemos preocuparnos por encontrar un lugar en el que no haya mucha luz o estar pendientes siempre de bajar las persianas para que la claridad no influya en la calidad de la imagen proyectada. En resumen, si nos fijamos en aspectos prácticos, una Smart TV ganaría por goleada.

Por otra parte, otra de las ventajas asociadas a las televisiones es su facilidad de conexión con las consolas de videojuegos y su gran utilidad como una pantalla para jugar. Una Smart TV, en este sentido, es una opción cómoda, de calidad y gran tamaño que puede ofrecer una experiencia de juego inmersiva y con muchos detalles.

Por último, la última de las ventajas que puede tener una televisión frente a un proyector (y que quizás sea de las más decisivas) es el sistema de sonido. A menudo, las televisiones llevan incorporados altavoces con sistemas de sonido más pulidos y eficientes que son una solución mucho más sencilla para disfrutar de una experiencia audiovisual completa. 

Si quieres una experiencia de cine, no lo dudes, el proyector es mejor que una Smart TV

Si eres un amante del cine y los contenidos audiovisuales más allá de los canales de televisión la respuesta puede estar mucho más clara: un proyector en este caso siempre será una mejor opción que una Smart TV. Básicamente, un proyector nos asegura una inmersión de imagen con la que una Smart TV no puede ni siquiera competir.

Es cierto también que necesitarás una pared lo suficientemente grande como para proyectar sobre ella una imagen de muchas pulgadas, sin embargo, hoy en día los proyectores con resolución 4k son la mejor opción para disfrutar de un auténtico cine en casa. 

Además de esto, un proyector de alta calidad es una estupenda opción también por otros motivos. Desde el aprovechamiento del espacio cuando no utilizamos la pared sobre la que proyectamos, hasta la gran ventaja de poder disfrutar de una pantalla enorme sin ningún tipo de complicación o que también se pueda utilizar la conectividad del propio proyector para incluir los servicios que tendríamos en una Smart TV a través de dispositivos chromecast, por ejemplo.

Por otro lado, si contamos con un proyector, también podremos invertir en un buen sistema de sonido, que aporte calidad y complemente la imagen con un audio lleno de detalles, envolvente y que, en definitiva, nos haga sentir como si verdaderamente estuviésemos en una sala de cine. 

Poder disfrutar de películas, series, cortos y mucho más en una pantalla nítida, grande y totalmente inmersiva es una experiencia que podríamos asegurar que solo se puede disfrutar con un proyector. Prácticamente ninguna televisión logra el alcance de un proyector, por lo que si tu prioridad es disfrutar de una experiencia audiovisual real y de calidad, comprar un proyector será siempre tu mejor opción.

Otros aspectos a tener en cuenta

Como ya hemos visto, existen ciertos motivos que nos pueden llevar a tomar una decisión personal y decantarnos, finalmente, por una televisión o por un proyector. Es cierto que es una elección que debe estar totalmente adaptada a las circunstancias, el espacio y los gustos de cada persona, por lo que cada alternativa no es ni mejor ni peor que la otra.

En definitiva, los televisores son aparatos más versátiles y cómodos con un precio un poco más asequible que los proyectores, sobre todo teniendo en cuenta que todas cuentan con sistemas de altavoces incorporados.

No obstante, esto no quita que los proyectores sean aparatos técnicamente más eficientes, que aporten una calidad espectacular y hagan que la experiencia de consumir contenidos audiovisuales sea muchísimo más inversiva y cuente con mayor calidad y definición de imagen. 

Sea como sea, lo mejor es analizar cuáles son tus gustos y necesidades, sopesar las ventajas e inconvenientes de cada aparato y, finalmente, decidir en consecuencia.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies