Pistola de masaje, la herramienta de fisioterapeutas profesionales que puedes usar en casa

0

(Firma: Juan Antonio Fonseca Serrano) El mundo de la fisioterapia, al igual que otros tantos, es uno que no para de evolucionar. A medida que pasan los años, se avanza con nuevos tratamientos, nuevas técnicas y nuevas herramientas. Sin duda, una de las que más bien está haciendo en sectores como el de la fisioterapia deportiva es la pistola de masaje. Una herramienta poco conocida, pero que se está disparando en popularidad también entre los ajenos a este terreno.

Y es que se trata de un recurso que puede ayudarte a tratar problemas de contracturas o cualquier dolencia muscular. Algo que hasta ahora solo usaban los profesionales pero que, gracias a internet y a los nuevos recursos, cualquiera puede tener en su hogar. Si eres alguien con continuas molestias, o incluso alguien que quiere mejorar su estética, tenemos mucho que contarte sobre estas pistolas.

Fisioterapia con pistolas, una idea que funciona

A bote pronto, y dado el nombre de la herramienta, es lógico que se dispare la curiosidad por saber en qué consiste la fisioterapia a base de pistolas. No es más que un tratamiento que recurre a esta herramienta para aprovechar su funcionamiento con el fin de mejorar los resultados obtenidos en el cuerpo. Lo cierto es que no es difícil saber cómo funciona una pistola de masaje, porque su mecanismo es muy sencillo. Lo importante, más bien, es saber cómo hacer un tratamiento con pistola de fisioterapia.

Algo que se puede descubrir fácilmente acudiendo a un centro especializado. Saber dónde encontrar clínicas que hagan este tratamiento es algo que se resuelve con una sencilla búsqueda por internet, ya que cada vez hay más centros que lo llevan a cabo. Pero, ¿y si quieres hacerlo en casa? Debemos recordar que es algo disponible para todo el mundo. De hecho, ahora puedes hacerte con una pistola de masaje por muy poco dinero en esta web: https://oximetrodedo.com/mejores-pistolas-masaje/.


Por eso, vamos a profundizar un poco en su funcionamiento para entender cómo se tiene que usar adecuadamente una pistola de masaje normal, una pistola de masaje para celulitis o incluso una pistola de masaje para tendinitis. Porque sí, tiene muchos usos y finalidades distintas, aunque al final todo lleva a la búsqueda de un mayor bienestar.

¿Cómo funciona?

Se usan tanto como tratamiento periódico como también en forma de solución puntual para deportistas. Su funcionamiento se basa en la terapia de percusión, lo que la convierte en algo ideal para tratar la musculatura más profunda. El mecanismo es tan sencillo como la realización de una serie de impactos a altísima frecuencia. Es como una especie de taladro que golpea al músculo, pero sus efectos van mucho más allá de esos impactos.

A base de golpear, esta herramienta provoca que haya una respuesta neuromuscular por parte del organismo. De esta forma, consigue que el dolor se aplaque en caso de lesión, o incluso que algún conjunto muscular gane en amplitud de movimiento o se acelere el flujo sanguíneo. Son tres consecuencias de lo más interesantes, sobre todo para deportistas; pero que también ayudan a esas personas que padecen algún tipo de contractura o dolencia muscular en cualquier parte del cuerpo.

A nivel particular, lo que más se suele buscar es acabar con dolores de cuello o de espalda, aunque hay que tener en cuenta una serie de factores que determinan la validez y utilidad de estas pistolas. Hay que controlar su fuerza, o torque, que tiene un máximo de 20 kilogramos de potencia. También hay que ver su amplitud de movimiento en el cabezal, que suele ser de unos 16 milímetros. El último aspecto es la frecuencia, apartado en el que podemos ver modelos que alcanzan más de 2.000 impactos por minuto.

¿Es necesario tener un modelo de 16 mm, 2400 impactos por minuto y 20 kg de fuerza para calmar el dolor de espalda, de hombros o de cuello? Ciertamente, no, quienes busquen algo común pueden bajar un par de peldaños respecto a esas referencias. No obstante, bajar demasiado puede traducirse en una herramienta prácticamente inocua. Recordemos que es algo que busca una respuesta del sistema neuromuscular, y para ello hace falta genera un buen estímulo, que sea lo suficientemente potente y profundo.

¿Por qué comprarla?

Las razones son obvias. Se puede empezar hablando de la reducción del dolor muscular, la eliminación del ácido láctico o incluso la mejora de la movilidad. No obstante, los beneficios de esta onda de choque generada por la pistola de masajes son mayores. Ayuda en la recuperación muscular, moviliza las sustancias de desecho del cuerpo, mejora el flujo sanguíneo y un largo etcétera.

Puedes acudir a clínicas especializadas para recibir un tratamiento completo, o puedes comprar una de estas pistolas y aprender a usarla para tratarte por tu propia cuenta. Tú decides, porque al final todo lo que hagas hará que tu calidad de vida mejore.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies