Los aceites esenciales son líquidos sanadores que se pueden destilar en casa

0

Los aceites esenciales son sustancias líquidas que ofrecen una gran cantidad de beneficios al cuerpo. Cada planta tiene propiedades distintas, como por ejemplo, calmar la tos, revitalizar el cabello, curar heridas y desinflamar partes del cuerpo. Lo mejor de todo es que se pueden fabricar desde el hogar si se cuenta con el equipamiento necesario.

La utilización de aceites esenciales ha sido tendencia durante los últimos años. Y es que estos extractos líquidos tienen una gran cantidad de beneficios para el organismo, funcionando como aromaterapia y medicina natural.

El aceite es extraído de diferentes plantas, como por ejemplo la lavanda, el limón, la canela y muchas más. Cada uno de los aceites posee sus propiedades únicas, siendo muy destacados aquellos que funcionan como método antiinflamatorio, para eliminar la tos o para mejorar la digestión. Además, sus aromas funcionan como tranquilizantes.

Los aceites esenciales se extraen mediante un proceso de destilación, mediante el cual se separa la sustancia líquida (lo que sería el aceite esencial) de la materia vegetal. Normalmente este proceso solo lo realizaban las grandes industrias, pero hoy en día se pueden encontrar laboratorios destiladores que se pueden utilizar desde la propia casa con las plantas que se deseen.

Esto permite que no se tenga que depender de los aceites esenciales que venden en las tiendas.  Es una manera idónea de controlar la calidad del aceite, preparado de una forma más cercana.


Es, además, una manera de fortalecer el organismo de forma natural, evitando la compra de productos químicos en las farmacias. Los aceites esenciales son un regalo escondido de la naturaleza, que con el correcto equipamiento, se pueden extraer para poder mejorar nuestra salud física.

Es necesario un buen laboratorio destilador

A la hora de intentar extraer aceites esenciales en casa, lo ideal es contar con el dispositivo adecuado para la tarea. Es necesario conocer los diferentes tipos de laboratorios destiladores, para así obtener uno apto para la extracción de líquidos destinados al consumo.

Existen sitios web como laboratoriodestiladorweb.com, que ofrecen toda la información relevante al respecto. Es posible encontrar guías de compras y comparativas de destiladores, especialmente enfocadas al ámbito de los aceites esenciales. Esto ayuda mucho durante la selección del laboratorio ideal, por lo que esta página web en cuestión se ha convertido en un valioso recurso para los principiantes con esta práctica.

A la hora de elegir, se debe tener en cuenta el material con el que esté hecho el alambique. Ciertos materiales pueden colarse en el aceite esencial extraído, lo cual es bastante peligroso si éste se va a consumir, por esto se recomiendan encarecidamente los destiladores de cobre o vidrio, ideales para la fabricación de este tipo de aceites. Además, no son extremadamente costosos.

Estos aparatos son ideales tanto para principiantes como para aquellos que llevan tiempo fabricando aceites. Sea como sea, es importante seguir bien los pasos adecuados para obtener un resultado óptimo y puro.

El proceso de extracción no es complicado

Afortunadamente, el proceso de destilación es bastante fácil. Como indican en laboratorio-destilador.com, la extracción de los aceites es muy sencilla. Una vez que ya se haya realizado el proceso varias veces, de forma frecuente, se desarrolla una costumbre que permite realizarlo fácilmente sin complicaciones.

Lo único que hay que hacer es introducir la planta preferida en el alambique, teniendo en cuenta la esencia y las propiedades de cada una. Se le aplica calor mediante un hornillo, y el aceite poco a poco se irá extrayendo, saliendo por el colector y siendo depositado en el bol o recipiente que esté colocado para ello.

El método de destilación más utilizado comúnmente es el de vapor de agua a baja presión. Aquí, el calor lo que hace es generar vapor que atravesará el alambique con las plantas aromáticas. El vapor enriquecido con aceite esencial luego se condensa. Después, el esenciero recoge el agua vaporizada y el aceite. Como hay una diferencia de densidad muy grande, se puede separar el aceite esencial de manera muy sencilla.

Existen diversos métodos para realizar la destilación, sin embargo, el que acabamos de comentar es el más popular y utilizado. Su sencillez y efectividad dan resultado a un aceite esencial puro, apto para la aplicación en la piel y el consumo.

Aceites esenciales más destacados

Todos los aceites esenciales son muy beneficiosos, sin embargo, algunos destacan por tener propiedades bastante útiles para las personas. Entre estas sustancias destacadas podemos encontrar las siguientes:

  • Aceite esencial de lavanda: funciona como un calmante natural para solucionar los problemas de sueño. Además, ayuda mucho a aliviar las jaquecas y migrañas.
  • Aceite esencial de romero: se puede utilizar en los masajes de espalda, pues sirve para reducir los dolores en esta zona del cuerpo. También es ideal para mejorar la concentración y rebajar el estrés, pues tiene propiedades energizantes.
  • Aceite esencial de limón: destaca por su propiedad reparadora y cicatrizante, siendo muy utilizada para curar heridas y problemas de piel. Además, es perfecto para usar como limpiador y ambientador del hogar.
  • Aceite esencial de manzanilla: idóneo para relajarse y poder conciliar el sueño. Incluso se recomienda a las personas con trastorno de ansiedad. Cabe destacar que también tiene propiedades antiinflamatorias, lo cual es perfecto para calmar irritaciones y hasta dolores de estómago.
  • Aceite esencial de eucalipto: al aplicarlo en el cabello, estimula los folículos del cuero cabelludo, lo cual ayuda a tener un cabello más fuerte y saludable. También lo hace lucir mucho más brillante y suave.
  • Aceite esencial de geranio: es muy utilizado como repelente de insectos, además de que también ayuda a calmar las picaduras de estos molestos animales. Por esto, es muy usado por viajeros o trabajadores del campo.

Existen infinidad de tipos diferentes, es cuestión de realizar una investigación sobre cada planta y sus propiedades, e ir fabricando aquellos que más se vayan a necesitar.

El laboratorio destilador será de gran utilidad en este aspecto, pues permite extraer diferentes tipos de aceites para ir probando uno a uno, sin necesidad de comprarlos en las tiendas. De este modo, se podrá encontrar el más beneficioso para cada persona.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies