Teletrabajo: ¿Cómo prevenir la fatiga visual ante el ordenador?

0

Uno de los principales impactos en la vida laboral que ha tenido la pandemia del coronavirus ha sido el del incremento del teletrabajo, lo que ha llevado a miles de personas a pasar más horas de lo que habitualmente lo hacían delante del ordenador o mirando pantallas de dispositivos móviles, con el fin de no solo atender el trabajo habitual que se hacía con anterioridad en la oficina sino también para atender vídeoconferencias, reuniones, etc. que antes tenían lugar en el centro donde trabajábamos y ahora realizamos desde casa.

El pasar muchas horas delante de una pantalla de ordenador o mirando constantemente el teléfono móvil tiene importantes riesgo para la vista, siendo uno de los más importantes la llamada fatiga visual o fatiga ocular, habitual entre las personas que dedican muchas horas al día a fijar la vista en un objeto como el ordenador o la pantalla del televisor, leer documentos con letra muy pequeña o con una mala iluminación. Todos estos factores pueden contribuir a la sequedad ocular.

Una pregunta habitual entre las personas que tienen síntomas de sequedad ocular o de fatiga ocular es si el uso de lentillas es perjudicial o, por contra, resulta beneficioso. Las respuesta es que el uso de lentillas puede ayudar a combatir la fatiga visual y la sequedad ocular. Eso sí, siempre que si decidimos usar lentillas hagamos una correcta elección, ya que existen algunas lentes de contacto que liberan agentes humectantes en la superficie ocular, que se activan en cada uno de los 14.000 parpadeos del día y que ayudan a estabilizar el lagrimal.

Además, hay unas recomendaciones que deben seguirse para evitar la fatiga visual y la sequedad ocular. La primera está llena de lógica y no es otra que resulta necesario realizar un control anual de graduación y de salud visual. Si dejamos pasar mucho tiempo nos enfrentaremos a un empeoramiento progresivo. Igualmente, la utilización de gotas para los ojos nos será de gran utilidad.

También es muy importante que el brillo de la pantalla con la que trabajamos se ajuste al entorno luminoso en el que estamos, así como el tamaño de la letra o fuente. En este último caso, la fuente o tamaño de la letra dependerá de la distancia y del tamaño de la pantalla. Probando distintas fuentes nos encontraremos con la que mejor se adecua a nuestra capacidad de visión.


Otra recomendación que hacen los oftalmólogos y los optometristas es la que se basa en la norma llamada 20/20/20, que no es una fecha, sino que se refiere a la necesidad de que se haga un descanso visual cada 20 minutos y se mire a una distancia que no sea menor de seis metros, al menos durante unos 20 segundos. Este ejercicio ayuda a relajar la tensión muscular y la fatiga visual. Y si tenemos la posibilidad de mirar por una ventana a gran distancia, mucho mejor.

Igualmente es importante colocar la pantalla, además de con el brillo que se ajuste al entorno, a una distancia adecuada y con un ángulo de 15 grados hacia abajo desde nuestros ojos, así como colocar la pantalla unos centímetros inclinada hacia atrás en la parte superior respecto a la más baja. En este caso, hay que tener muy en cuanta cuál es la luz principal de la zona donde estamos y si esta puede provocar algún reflejo no deseado. Si se utilizan gafas, lo ideal que es sean antirreflectantes.

Por último, una recomendación que hacen todos los expertos: utilizar filtros especiales que eviten la radiación azul que emiten las pantallas LCD.

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies