¿Son los aparatos de electroestimulación realmente efectivos?

0

Se trata de una técnica que cada vez es más popular, principalmente en el terreno deportivo, ya que ayuda a ponerse en forma de una manera más rápida y sencilla. Precisamente por esta facilidad de uso y los buenos resultados, hay quienes se preguntan si la electroestimulación, es realmente efectiva.

Cuando se habla de electroestimulación se está haciendo referencia a una técnica que ha sido desarrollada a partir de las más innovadoras tecnologías, haciendo uso de unos aparatos específicamente fabricados para ello, que funcionan a través de una intensidad eléctrica baja, siempre con el objetivo de no dañar a las personas que los utilizan. La gran ventaja de esta técnica es que permite que, con tan solo un aparato, se pueda trabajar sobre la gran mayoría de músculos del cuerpo, haciendo que estos se muevan y, de esta manera, se trabaje la zona que más se desee, ya sea por un mero fin estético o, por el contrario, con un objetivo terapéutico.

¿Cuál es el funcionamiento de estos aparatos?

La técnica de la electroestimulación, tal y como su nombre indica, se basa en dar cargas eléctricas sobre los músculos en los que se quiera trabajar. El objetivo es poder llegar a las capas de mayor profundidad del músculo para que, gracias a estas cargas, se pueda recuperar por completo. Aunque la electroestimulación se puede utilizar con fines estéticos, lo habitual es que sea una técnica para tratar de recuperar los tejidos musculares que han sido dañados y de esta manera, evitar traumatismos o problemas mayores. En cualquier caso, los expertos aseguran que los aparatos electroestimuladores sí son efectivos, siempre que se utilicen con moderación y siguiendo todas las instrucciones de uso.

¿Por qué son efectivos estos aparatos?

La efectividad de los aparatos de electroestimulación está más que probada, no obstante, se puede hablar de algunas ventajas que hacen que estos aparatos sean realmente funcionales y se puedan obtener los mejores resultados posibles.

Trabajos específicos

Uno de los motivos por el que estos aparatos demuestran su eficacia es porque gracias a ellos y su funcionamiento, se puede trabajar sobre los músculos que se deseen de manera más específica. De esta forma, se pueden dirigir las tareas concretamente y conseguir el estado de forma que se busca. Si bien es cierto, hay que saber utilizar adecuadamente estos aparatos, ya que no es conveniente hacer uso de ellos más de dos veces por semana, puesto que los ejercicios que se hacen son tan efectivos que los aparatos estimulan la musculatura manteniéndola hasta 72 horas después de haber hecho la actividad.


Fines estéticos y terapéuticos

Como ya se ha mencionado, la técnica de electroestimulación sirve para tratar dolencias o lesiones y recuperar el tejido muscular, de esta forma, los aparatos electroestimuladores son muy utilizados para las rehabilitaciones, como tratamiento o para aliviar las molestias de otras patologías.

Asimismo, también son fieles compañeros para mantenerse en forma y conseguir ese cuerpo diez que todo el mundo busca.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un electroestimulador

Sabiendo la popularidad que están adquiriendo estos aparatos, no es de extrañar que cada vez haya más modelos y diseños en el mercado. Para tener claro cómo elegir un buen electroestimulador es importante tener en cuenta una serie de aspectos clave. Solo así se conseguirá realizar la mejor compra posible. En primer lugar, hay que saber los programas que incluye cada aparato. Lo habitual es que presenten tres, como mínimo. Uno para masajear, otro que es modo fitness para la tonificación muscular y un tercero un programa deportivo más duro para mejorar el rendimiento físico. 

También es importante fijarse bien en el número de canales que tiene, ya que por cada uno de ellos, se pueden colocar hasta dos electrodos para que hagan una función específica en las zonas musculares que se requieran. Como es evidente, cuantas más salidas o canales tenga el aparato, más zonas musculares se pueden trabajar de manera simultánea.

Y por último, otro elemento clave es la alimentación que tenga cada electroestimulador. Esto va a depender de dónde se quiera hacer uso del aparato por lo que, en el caso de querer trasladarlo a diferentes lugares, lo ideal es adquirir un electroestimulador que sea portátil.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies