El Infanta Elena incorpora un segundo TAC de alta gama

0

El Hospital Infanta Elena acaba de poner en funcionamiento en estos días un nuevo equipo de tomografía computarizada (TAC), el segundo con el que pasa a contar el centro a partir de ahora, que acaba de incorporar a su equipamiento radiodiagnóstico, con el fin de potenciar su capacidad diagnóstica y poder ofrecer una respuesta más rápida, segura y completa al resto de especialidades. Este nuevo equipo de TAC, que cuenta con grandes prestaciones, forma parte del proyecto Huella de Energía impulsado por la Consejería de Salud y Familias y permitirá la realización de nuevos estudios específicos destinados a mejorar la asistencia sanitaria que se presta a los ciudadanos.

El equipo se encuentra ya realizando los primeros estudios diagnósticos con pacientes, como así lo ha podido comprobar esta mañana la delegada territorial de Salud y Familias de Huelva, Manuela María Caro, que ha visitado las instalaciones junto al director gerente del Hospital Infanta Elena, Antonio Carrión para conocer de primera mano las nuevas prestaciones con las que cuenta. Ambos responsables han destacado el esfuerzo inversor realizado por la Administración autonómica en el área de Radiodiagnóstico del centro hospitalario, que ha permitido incorporar también en el último año dos nuevas salas radiológicas robotizadas, dos equipos portátiles digitales y numeroso equipamiento electromédico con el que garantizar una asistencia sanitaria de calidad.

El nuevo TAC, que presenta importantes prestaciones y que supera en gran medida la capacidad diagnóstica del equipo anterior, es capaz de realizar pruebas para la detección del código ictus, perfusión cerebral, atención oncológica, estudios vasculares y de Traumatología, y todo ello con una menor dosis de radiación, por lo que supondrá una importante mejora en la capacidad diagnóstica del centro, reforzando a su vez las prestaciones con las que cuenta en general la provincia. Una buena noticia teniendo en cuenta la importancia de este equipo para la resolución diagnóstica del resto de especialidades, ya que solo en lo que va de año se han realizado en el hospital más de 10.000 estudios de TAC a pacientes de nuestra zona de adscripción.

El proceso de instalación del nuevo equipo lleva diseñándose de forma centralizada desde hace varios meses a través de un Comité Director central de gestión del proyecto a nivel andaluz y equipos de trabajo por centro de destino que incluyen personal de los Servicios de Diagnóstico por Imagen, Radiofísica y Protección Radiológica, Tecnologías de la Información y Comunicación, Electromedicina, Mantenimiento y la dirección del centro hospitalario, que han estado involucrados directamente en el diseño y ejecución de las instalaciones.

Se ha llevado a cabo también una serie de obras para adecuar el espacio que albergará este nuevo TAC con la habilitación de una nueva sala de más de 50 metros cuadrados. Para ello ha sido necesario, no solo cambiar los sistemas eléctrico, de gases medicinales y de climatización, sino también proceder al cálculo e instalación del blindaje protector de todo el recinto, con el fin de proteger de la radiación y ofrecer una óptima seguridad a pacientes y profesionales.


Tras las obras, se ha llevado a cabo el proceso de instalación y verificación del equipo, así como la realización de las pruebas de aceptación y referencia por parte del Servicio de Radiofísica del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, servicio de referencia para la provincia de Huelva. Los profesionales de Servicio de Diagnóstico por Imagen han participado en un programa formativo específico que ha tenido una primera fase online y otra presencial, que se extenderá a lo largo del tiempo con el fin de mantener los conocimientos actualizados.

Una vez más los Servicios de Tecnologías de la Información y Comunicación, STIC, han participado de una forma muy activa en la puesta en marcha de estas instalaciones, ya que los equipos están conectados entre sí con el PACS centralizado del Servicio Andaluz de Salud y con el Centro avanzado de Diagnóstico por Imagen (CADI), permitiendo la monitorización en tiempo real del funcionamiento de los equipos, las dosis administradas y la homogeneización de protocolos diagnósticos, en un proceso en el que está trabajando activamente la doctora Patricia Moise, jefa de servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Infanta Elena. Se está constituyendo también en el centro un Comité Local de Dosis y Protocolo, que está integrado por un radiólogo, un radiofísico y un técnico de Radiodiagnóstico, que se encargarán de velar por la excelencia diagnóstica y trabajarán de forma coordinada con el CADI andaluz.

El proyecto Huella de Energía, en el que se enmarca esta nueva incorporación, y que cuenta con un presupuesto de 40 millones de euros, tiene como objetivo que la sanidad pública andaluza disponga de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual pueda ofrecer, con la mayor seguridad para el paciente y dentro de un proyecto de desarrollo sostenible. Se trata de un proyecto que recibió en 2018 el reconocimiento de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) a la mejor innovación tecnológica en salud desarrollada por una comunidad autónoma y que va a convertir a Andalucía en la región europea con la mejor calidad diagnóstica y el menor uso de radiación.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies