¿Qué tipos de cubiertas para piscinas existen y cuáles son sus principales ventajas?

0

Las cubiertas para piscinas son uno de esos inventos que una vez se instalan se traducen en calidad de vida. No hay manera de que queden mal, de que se vean o rindan de mala manera. Sin embargo, no todas las cubiertas son iguales y es importante reconocer cuál conviene más según qué casos.

Seguramente, cuando se visita una web sobre cubiertas para piscinas en búsqueda de los mejores productos, de soluciones integrales, de sólidas garantías -algunas firmas ofrecen hasta 10 años de garantía por las cubiertas-, financiación o soluciones a medida, se está buscando también un producto que se adapte fielmente a cada tipo de necesidad. Y sí, para cada tipo de necesidad hay un tipo de cubiertas para piscinas, de modo que es importante diferenciarlas y reconocer sus ventajas más importantes.

Tipos de cubiertas para piscinas

  • Planas: se instalan a la altura del suelo de las piscinas y tienen en su bajo o nulo impacto visual en el jardín su principal ventaja. Al no estar despegadas del suelo, resisten a los vientos con mucha mayor solvencia que otros tipos de cubiertas. Estéticamente son impecables y minimalistas.
  • Bajas: las cubiertas bajas suelen ser similares a las planas en cuanto a su bajo impacto visual, pero destacan por poder incluir sistemas motorizados o frontales desmontables. Es una opción ideal para personas que busquen un plus de funciones y comodidad con respecto a las cubiertas planas, pero no quieran sacrificar la simpleza de la amplitud del espacio.
  • Medias: alargar la temporada de uso de la piscina mediante una cubierta media es lo ideal, ya que minimizan el impacto visual a la vez que permiten utilizar la piscina con la cubierta puesta. Hay distintos tipos de diseños en tal sentido, desde las telescópicas hasta las smarts -ajustables en altura-, pero en general responden a la necesidad de ser discretas y funcionales a la vez.
  • Altas: las cubiertas altas permiten convertir el área de la piscina en un espacio separado, con una altura que puede llegar hasta los 2 metros y medio, convirtiéndose en una habitación para bañarse. No suelen ser removibles, y lógicamente ocupan un espacio visual considerable. Cuando se elige un buen diseño, la estética del lugar aumentará considerablemente.
  • Coverseal: si se quiere combinar el minimalismo, la discreción, la alta tecnología de materiales y la durabilidad, Coverseal es la cubierta perfecta. Consiste en una membrana delgada y resistente fabricada en PVC que se tensa -cuando está cerrada- cubriendo la totalidad del área de la piscina, impidiendo que la suciedad entre al agua. La mayoría de las veces se acompaña de sistemas motorizados alimentados por energías renovables, para brindar un funcionamiento totalmente autónomo.

¿Cuál conviene elegir?

Hay reportajes, como este, https://diariodevalladolid.elmundo.es/articulo/publirreportajes/cubiertas-piscinas-como-elegir-mas-adecuada/20201118115448389886.html, donde se enumeran algunos de los consejos o criterios importantes a tener en cuenta al momento de decantarse por uno u otro tipo de cubierta para piscinas. Porque no todos funcionan de igual manera en todos los casos, aunque generalmente ofrecen las mismas prestaciones o funciona para lo mismo.

Básicamente, al comprar una cubierta de piscina conviene considerar:

  • Presupuesto: de mayor a menor -también, en prestaciones- se ubican las cubiertas altas con estructura, las de coverseal, las altas telescópicas, las bajas fijas y las removibles manuales. Cada una de ellas destaca por diseños y funcionalidades distintas, aunque siempre convendrá revisar el precio de acuerdo a las dimensiones de la piscina.
  • Uso de la piscina: si se necesita una cubierta para proteger la piscina durante el invierno o por un tiempo prolongado sin utilizar, la necesidad es completamente diferente con respecto a quienes quieren una cubierta para ahorrar en la calefacción interior, evitar la pérdida de agua por evaporación, pero que quieren seguir usando su piscina en todo momento, incluso en los días lluviosos. Dependiendo de cada uso, existirá un tipo adecuado para esos intereses.

Comprar cubiertas para piscinas es todo un arte, y hay empresas con experiencia en el mercado que no solo ofrecen las mejores marcas y variedades para cada ocasión, sino que pueden brindar asesoría de acuerdo a lo que cada piscina o familia requiera, así como también si se requiere para un espacio público o privado destinado a servicios de ocio. En ese caso, el punto de partida conveniente siempre será buscar asesoría con expertos, ya que serán los que tendrán la palabra más acertada y fidedigna de acuerdo a las características, dimensiones, presupuesto y alternativas que el mercado ofrece.


Lo que sí es evidente es que una cubierta para piscinas permite ahorrar dinero, ganar en seguridad, en visual y elegancia, así como permitir que la piscina pueda usarse más días al año y que los costes de mantenimiento se reduzcan notablemente, revalorizando el área de la piscina del hogar o negocio, lo que a su vez revaloriza el inmueble al completo.

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies