Aspiradoras sin cable: cómo mantener la casa limpia con poco esfuerzo

0

Es fácil querer estar en un ambiente limpio y ordenado, pero no suele ser agradable hacer todo el proceso de limpieza. Si a ti te pasa esto, una solución es adquirir una aspiradora sin cable. Este electrodoméstico te permitirá mantener tu hogar en perfectas condiciones con facilidad.

¿Cómo elegir la mejor aspiradora?

Para seleccionar la aspiradora adecuada, puedes visitar páginas web que cuenten con los mejores análisis de las aspiradoras sin cable. Allí encontrarás mucha información sobre una amplia variedad de productos y comparativas que te ayudarán a decidir cuál es el artículo que más se amolda a tus necesidades.

Es recomendable que evalúes cada aspiradora antes de adquirir una. La más importante es el tipo de batería que tiene, la duración de la misma y el método de carga. Tienes que elegir una aspiradora que posea una batería de buena calidad, que le dé varias horas de autonomía al artículo y que se cargue fácilmente.

Otro aspecto a considerar es el tamaño y la forma del cabezal. Los cabezales grandes te permitirán aspirar superficies extensas en poco tiempo y los pequeños con forma romboidal te ayudarán a alcanzar los rincones más difíciles de limpiar. Eso sí, ten en cuenta que los más grandes no serán adecuados para espacios muy reducidos, como esquinas alejadas en habitaciones muy pequeñas.

Por último, debes verificar el peso de cada modelo de aspiradora. Si tienes una casa pequeña, esto no es algo tan relevante. Sin embargo, en caso de que tu hogar sea grande, el peso puede convertirse en un factor decisivo. Cargar aspiradoras pesadas por mucho tiempo te puede generar molestias en los hombros y en la espalda. Es conveniente que elijas las más ligeras.


¿Cómo se debe aspirar correctamente?

En cuestión de limpieza, cada persona tiene su técnica. Sin embargo, hay algunas que son más efectivas que otras. Aquí tienes una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a optimizar la tarea de aspirar

Prepara la superficie

Remueve todos los obstáculos que haya en el camino. El suelo debe estar lo más despejado posible para que puedas aspirar correctamente. Esto incluye recoger todas las cosas que encuentres, mover todos los muebles que puedas y quitar la basura visible.

Empieza por los lugares conflictivos

Comienza a limpiar por los lugares más complicados, que son las esquinas de la habitación y el espacio que queda debajo de los muebles que no puedes mover. Allí se acumula la mayor cantidad de polvo y suele requerir atención especial. Luego tendrás tiempo de aspirar las áreas más grandes y fáciles.

Trabaja en varias direcciones

Puedes realizar una limpieza diaria utilizando la aspiradora en un solo sentido, pero debes saber que estarás aspirando nada más parte del polvo. Cuando hagas una limpieza profunda (preferiblemente al menos una vez al mes), pasa varias veces la aspiradora en distintas direcciones para remover la totalidad de las partículas.

Hazlo con calma

La aspiradora no puede absorber todo el polvo inmediatamente. Necesitas mantener el cabezal en un lugar fijo durante al menos un minuto para que remueva toda la suciedad. Ten paciencia y aspira lentamente todo el polvo, será mucho más efectivo y gastarás menos tiempo que volverlo a hacer varias veces.

¿Cómo debes cuidar tu aspiradora?

Todos los electrodomésticos requieren una serie de cuidados específicos para alargar su vida útil. Por eso es preciso que sigas estas recomendaciones, si quieres que tu aspiradora se mantenga en óptimas condiciones durante muchos años:

Lee el manual

No importa si has tenido muchas aspiradoras a lo largo de tu vida, si te dedicas a la limpieza de forma profesional o si consideras que aspirar es algo sumamente sencillo. Lee atentamente el manual de instrucciones que te dé el vendedor. Allí encontrarás toda la información que necesitas saber sobre el producto. Algunas malas prácticas podrían disminuir la vida útil de tu aspiradora.

No la uses para aspirar agua

Evita utilizar tu aspiradora para limpiar agua. Hay algunos modelos nuevos de aspiradoras que tienen la capacidad de limpiar líquidos, pero son excepciones a la regla. Las aspiradoras tienen como función principal la absorción de polvo y partículas pequeñas. Limítate a ese uso.

Guárdala en un sitio seguro

No dejes la aspiradora en lugares donde quede expuesta a humedad o sol. Guárdala en algún armario de limpieza que sea de fácil acceso para ti, pero que se encuentre fuera del alcance de los niños.

Mantenla limpia

Limpia el depósito de polvo, el tubo de aspiración y el filtro de aire luego de cada uso. Así te asegurarás de que no haya ningún tipo de pelusa atascada en la aspiradora. Si tienes mascotas, es indispensable que verifiques que no haya pelo en ninguna parte del mecanismo.

Cárgala por completo

Si realizas cargas muy breves, acabarás dañando la aspiradora. Carga la batería por el tiempo que sea necesario. La mayoría de las aspiradoras cuentan con un indicador que te avisará en el momento en que la batería ya está cargada y la aspiradora lista para ser utilizada.

Contáctate con el servicio técnico

No intentes reparar el electrodoméstico. Puedes ocasionar daños mayores y correrías riesgo de lastimarte. Si tienes algún problema con la aspiradora, llama al servicio técnico. Si está aún en garantía, úsala; te ahorrará dinero e inconvenientes mayores.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies