Nuevos hogares frente a la despoblación en Puebla de Guzmán

0

La Andalucía despoblada se puede contrarrestar ofreciendo las mejores condiciones para vivir. Y qué mejor manera que proporcionar un nuevo hogar en el que poder echar raíces y, de paso, asentar a la población en ciudades medias y zonas rurales. La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha abierto una nueva línea de ayudas para urbanizar suelos para viviendas protegidas en estos territorios, que se suma a otras iniciativas ya emprendidas hace unos meses como el programa de autoconstrucción de viviendas, que en su última convocatoria permitirá la construcción de 126 viviendas en municipios llamados pequeños como Pruna, en Sevilla, Puebla de Guzmán, en Huelva, o Cárcheles, en Jaén, por citar algunas.

El último paso dado por la Consejería ha sido la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de las bases reguladoras de un nuevo programa de ayudas para la adecuación de suelos para la construcción de viviendas protegidas en ciudades medias y zonas rurales. El programa, incluido en el Plan Vive en Andalucía 2020-2030, contará con una partida de 800.000 euros para estas subvenciones, que se concederán en régimen de concurrencia competitiva.

“Hay que facilitar la construcción de viviendas a precio asequible en las zonas rurales para asentar población y brindar a los pueblos todas las herramientas posibles para hacer frente a la despoblación”, ha señalado la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo.

Los promotores de la actuación de urbanización podrán recibir una ayuda de hasta el 70% del gasto, con un límite de 7.000 euros por vivienda protegida resultante, y un tope máximo de 175.000 euros. La inversión de la actuación comprende honorarios de la redacción del proyecto de urbanización, los estudios necesarios y el coste de ejecución material del mismo. También se incluyen los gastos inherentes a la promoción (impuestos, tasas y tributos).

A estas ayudas podrán concurrir tanto entidades públicas como privadas, que podrán adecuar suelos urbanos no consolidados o suelos urbanizables situados en municipios con jerarquía de ciudades medias o centro rural. Además, se destinará a vivienda protegida el 100% de la edificabilidad residencial y, al menos, el 60% de la edificabilidad total de la unidad de ejecución.


El plazo para ejecutar la urbanización, lo que supone la obtención del certificado final de obras, será de 24 meses, contados desde la publicación de la resolución de concesión de las subvenciones. Cuando se trate de actuaciones de más de 30 viviendas, el plazo podrá ampliarse hasta los 30 meses.

Los municipios pueden urbanizar suelo para posteriormente realizar una promoción conjunta o pueden urbanizar para reparcelar en unidades unifamiliares y, posteriormente, ofrecerlas a los vecinos mediante oferta pública de suelo.

Este programa, que ejecuta por primera vez la Secretaría General de Vivienda a través del Plan Vive en Andalucía, proporciona una herramienta mas para incentivar la construcción de viviendas a precio asequible y combatir la Andalucía vaciada. Además de este programa, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ya había lanzado un programa de subvenciones para la autopromoción y autoconstrucción de viviendas en zonas rurales. Esta convocatoria se resolvió el pasado agosto con la concesión de 2,7 millones de euros en ayudas para construir 126 viviendas, principalmente en poblaciones de menos de 5.000 habitantes.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies