Opinión: 28 de febrero, nada que ver con el 4 de diciembre

0

(Firma: Sindicato Unitario)  El 4 de diciembre de 1977 fue el día en el que se fraguó la autonomía andaluza. Fue hace 40 años cuando unos dos millones de andaluces salieron a las calles en las ochos provincias andaluzas para reivindicar la concesión de una autonomía plena que permitiera a los andaluces decidir y cambiar la situación de empobrecimiento que sufrían.

La jornada de ese 4 de diciembre se saldó, por tanto, con un victoria arrolladora a favor de la plena autonomía para Andalucía que copó las portadas de todos los medios de prensa, emisoras de radio y la única televisión existente, sobrepasando las mejores de las expectativas, empañada por el acompañamiento de otros titulares referidos a los graves episodios que se sucedieron en la ciudad de Málaga y que costó la vida al joven malagueño, Manuel José García Caparrós, cuando estaba a punto de cumplir en ese mismo mes sus diecinueve años, su delito portar una bandera y pedir tierra, pan y libertad. No tuvieron piedad unos cuerpos de seguridad que permanecían intactos de la Dictadura y contaba con fieles aliados civiles como milicias constituidos por pistoleros de la extrema derecha actuando al unísono.

La pérdida de la vida de Caparrós, no puede verse reflejada en lo que  significó el plebiscito del 28 de febrero de 1980, la aprobación por referéndum de su Estatuto de autonomía, como desde las instituciones se empeñan consagrar como día del pueblo andalú.

Ni ese día 28, con la aprobación del Estatuto de autonomía, ni el propio texto que en el se recoge, reflejan lo vivido el día 4 de diciembre, ni se ha logrado ningún tipo de soberanía para el pueblo andalú, más allá que el reparto de algunas concesiones bajo la vigilancia del estado central, ni mucho menos ha servido para dejar de ocupar los primeros puestos en pobreza, desempleo y mano de obra esclava para demanda del resto del estado.

El seguir conmemorando el día 28  de Febrero como el día del pueblo andalú, no es más que un insulto a quienes dieron su vida en busca de una soberanía real para Andalucía, un desprecio como pueblo y la insistencia en que sigamos sumisos al poder central, mientras servimos a señoritos de bien que les venga en ganas de cazar en nuestro territorio, aunque la movilidad esté reducida, a que disfruten de nuestra gastronomía y alojamientos a precio reducido a costa de los míseros sueldos y condiciones laborales de nuestros y nuestras compatriotas andaluzas.


El celebrar el día 28, es la ratificación de que todo vale contra el pueblo andalú, desde el mantenimiento de industrias contaminantes que se llevan la riqueza allende de nuestro territorio, el servir de trastero militar del ejercito estatal y foráneo con la construcción de nuevos centros logísticos, el mantenimiento de bases militares o la fabricación de corbetas para la defensa de intereses económicos que usar contra poblaciones civiles, convirtiéndonos en verdugos y objetivos militares al mismo tiempo, todo en nombre del progreso y la creación de empleo.

Este año 2021, humillantemente desde el gobierno andalú, nos sueltan una proclama en un perfecto castellano de castilla, manchando la letra del himno “Andaluces levantaos”.

Un levantaos distinto del que hicieron los que nos precedieron aquel día 4 de diciembre de 1977. El levantaos que nos proponen es el levántate y acepta tu suerte, levántate y déjate explotar en los campos de Almería o Huelva, levántate y limpia la habitación del señorito por tres euros la hora, levántate y sirve otra copa, levántate y señala al que viene desde otro territorio como culpable de tus desgracias y si eres mujer levántate que ya tu marido se ha levantado y tienes que atenderlo. Levántate que desde le resto del estado siguen pensando que somos unos y unas vagas.

También destaca este año, casualidades de la vida, la campaña publicitaria de una marca de cervezas, que nada tiene que ver ya con el pueblo andalú y si mucho con los Países Bajos y que actualmente negocia un ERE que afectaría en España a 1.590 trabajadores, acento andalú mucho mas amable y simpático para anunciar despidos, acento andalú que sigue sirviendo de mofa entre lo mas rancio de aquellos que celebraran el día 28 como el día de Andalucía, entre los que señalan a una ministra que se expresa en nuestro idioma o ese cutre presentador encumbrado por arcaico que cada vez que tiene ocasión saca su odio a lo que significa Andalucía,

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies