FFP2 y mascarillas quirúrgicas, ¿cuándo usar las primeras?

0

(Firma: Sara Dominguez) Superada la tercera ola de contagios, al menos el pico de incidencia acumulada, pues los datos de fallecimientos siguen siendo muy elevados, ya hay quien se plantea que en las próximas semanas se debe ir agilizando la desescalada, poniendo el punto de mira en la Semana Santa.

Al tiempo que sucede esto, muchos expertos insisten en tomar medidas con precaución, pues un exceso en la relajación de medidas puede hacer llegar una cuarta oleada del virus cuando todavía el efecto de la vacunación es poco contrastable.

Hasta el momento, la vacunación ha servido para reducir la mortalidad en centros de personas mayores, pero el proceso avanza muy lentamente, por lo que no parece buena idea acelerar la desescalada.

Las nuevas cepas del virus, uno de los grandes temores

En esos escenarios a varias semanas vista, una de las grandes preocupaciones es la presencia de variantes del virus más contagiosas, como por ejemplo la británica. Las medidas de precaución, por tanto, deben ser las mismas ejecutadas hasta la fecha: distanciamiento social, uso de mascarilla y, dependiendo de cada situación, restricciones en la apertura de comercios y la movilidad.


En cualquier caso, e importante compatibilizar la prevención con la actividad económica y, algo que a veces queda olvidado, la salud mental. Muchos negocios están cerrando definitivamente por verse ahogados en una situación a la que no encuentran solución.

Hasta el momento, el comportamiento generalizado de la población ha sido muy responsable y cívico, pero se echa en falta un poco más de autoridad por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en los controles y sobre todo que se eliminen ciertas actitudes egoístas entre quienes incumplen las normas, pues es inviable poner a un policía detrás de cada ciudadano.

Tras este planteamiento vuelven a la palestra las mascarillas FFP2 y su uso, ¿cuándo es aconsejable su uso? ¿las puede usar la población general? ¿son más eficientes para prevenir el contagio de las nuevas cepas?

¿Cómo usar las mascarillas FFP2?

Desde que Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, promocionara el uso de estas mascarillas regalando varias a cada ciudadano durante el confinamiento, las FFP2 siguen en el centro de la polémica.

Para muchos ciudadanos se han convertido en la elección predilecta, especialmente en la tercera ola por el miedo a la cepa británica. Sus argumentos a favor son su mayor capacidad filtrante y la mejor adaptación a la cara.

Sin embargo, y esto es algo que se ha promovido desde los ministerios de Sanidad y Consumo, así como desde organizaciones médicas y de enfermería, su uso no es apropiado para todo el mundo, o al menos en todas las ocasiones.

Las FFP2, y no importa si son mascarillas FFP2 de colores, son muy efectivas en lugares cerrados, poco ventilados y concurridos. El transporte público y espacios en los que haya más posibilidad de coincidir con personas contagiadas, por ejemplo los centros sanitarios, las residencias o las farmacias, son los mejores lugares para su uso. No obstante, su utilización comporta una serie de obligaciones, como un correcto sellado y una colocación sin fugas.

Desde el Consejo General de Enfermería insisten en que su uso es una medida de protección  capital para evitar la expansión de la enfermedad. Este ente aboga también por impulsar medidas que pongan límite a su precio de venta, pues no hay que olvidar que las mascarillas FFP2 son un bien de primera necesidad y que pueden ocurrir procesos de especulación, como ya ocurrió durante la primavera pasada con las quirúrgicas.

¿Qué sucede con las mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas son el otro gran utensilio básico de protección frente al contagio. Su precio sí está limitado y su uso es más habitual porque son más económicas. Además, a juicio del Consejo, su elección es ideal para espacios que sí estén mejor ventilados y donde haya poca acumulación de personas.

De este modo, esta protección es suficiente para evitar la propagación del virus, pero es importante usarla de manera adecuada. Así, en un aula escolar bastaría con mascarillas quirúrgicas siempre que los espacios estén bien ventilados.

Las personas infectadas, según asegura la Sociedad Española de Medicina Preventiva, tienen suficiente protección cuando usan mascarilla quirúrgica en cao de contactos esporádicos con personas infectadas, más si cabe teniendo en cuenta que la otra persona deberá usar igualmente mascarilla.

Todas estas cuestiones intentan ser respondidas por las Administraciones, de hecho varios ministerios han lanzado guías con preguntas frecuentes sobre las medidas sociales contra el coronavirus o de carácter sanitario.

La prevención del coronavirus depende en gran medida de la actitud responsable de la ciudadanía. Esto implica continuar haciendo las cosas bien incluso cuando el proceso de vacunación avance, pues todavía estamos lejos de ese 70% de personas vacunadas que se estima necesario para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies