El transporte urbano e interurbano resiste a pesar de la pandemia

0

La expansión del Covid-19 ha tenido efectos muy variados en distintos ámbitos económicos, siendo uno de los afectados el del transporte público, tanto urbano como interurbano. Hay que tener en cuenta que la reducción de la movilidad está siendo la fórmula que los gobiernos están empleando para evitar la propagación de la pandemia, de ahí que resulte lógico que el transporte público se haya visto afectado, cuando se cumple un año del inicio de las medidas más duras de confinamiento impuestos por el Gobierno en España y por sus homónimos en el resto de Europa.

Sin embargo, el inicio de la vacunación y la llegada de más empresas farmacéuticas que tienen vacuna contra el Covid-19 abren un horizonte que puede calificarse de muy optimista de cara al futuro. La reducción de la movilidad no ha llegado hasta el extremo de acabar con el transporte urbano e interurbano, que se mantiene a pesar del descenso en el número de pasajeros, y la paralización de la actividad turística va a romperse en el momento en el que la vacunación alcance los niveles esperados antes del verano.

Es por ello, que por sorprendente que pueda parecer, existe un importante mercado de autobuses usados de Europa, donde se pueden encontrar autobuses de enorme calidad y a unos precios más que interesantes, ya que aquellas que no han podido sortear la crisis se ven obligadas a poner parte de su flota en venta.

Lo que se espera de cara a este próximo verano es que haya una explosión de viajes turísticos y que el transportes urbano e interurbano alcance las cotas que tenía antes de la aparición del Covid-19.

Pese a la crisis del Covid, es importante destacar que más de 206,8 millones de pasajeros utilizaron el transporte público en el pasado mes de enero, que es el último mes del que se tienen datos oficiales, lo que da una idea de la importancia de un sector esencial, que podrá llevar menos pasajeros pero que no ha parado de dar servicios.


El transporte urbano por autobús disminuye un 52,6% en enero respecto al mismo mes de 2020. Todas las comunidades presentan tasas anuales negativas. Los mayores descensos se dan en Región de Murcia (?63,4%), Comunidad de Madrid (?62,5%) y Castilla – La Mancha (?61,9%). Por su parte, Canarias (?37,4%), País Vasco (?40,2%) y Aragón (?44,2%) registran los menores descensos en el transporte por autobús.

En lo que respecta al transporte interurbano, más de 52,8 millones de viajeros utilizan el transporte interurbano en enero, lo que supone un descenso del 54,2% respecto al mismo mes de 2020. Por tipo de transporte, el aéreo baja un 73,9%, el marítimo un 65,9%, por autobús un 54,4%, y por ferrocarril un 52,7%.

Cercanías disminuye un 53,8% en el transporte por autobús y un 50,8% en el transporte por ferrocarril. La media distancia baja un 54,3% en el transporte por autobús y un 64,6% en el ferroviario. Por último, la larga distancia disminuye un 78,9% en el transporte por autobús y un 75,0% en el ferrocarril.

Por otra parte, más de 26,1 millones de usuarios utilizaron transporte especial y discrecional en enero, lo que
supone un descenso del 38,2% en tasa anual. El número de pasajeros del transporte especial bajó un 21,1% y supera los 24,2 millones de usuarios. Dentro de éste, el escolar se reduce un 22,6% y el laboral un 16,0%.

Finalmente, el transporte discrecional disminuye un 83,4% respecto al mismo mes del año 2020, con más de 1,9 millones de viajeros.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies