Opinión: El PCA responde al presidente de la FOE

1

(Firma: Rafael Sánchez Velo) Desde el Comité Provincial del Partido Comunista de Andalucía en Huelva, nos dirigimos públicamente al presidente de la FOE, José Luís García-Palacios. No sabemos a cuento de qué vienen las palabras en la Asamblea de la FOE, en las que arremete contra algunos colectivos diciendo: “Basta a la foto que reiteradamente venden al exterior de Huelva, se escondan detrás de un oso panda, de una bandera con herramientas o detrás de una mesa”.

Dado que, para nuestra sorpresa, nos hemos encontrado con estas palabras suyas en la prensa y que entendemos que las personas a las que alude con “la bandera y las herramientas” es la militancia del ya centenario Partido Comunista de España, solo podemos suponer que usted hace referencia al hecho de que nos hemos pronunciado en reiteradas ocasiones sobre los bajos salarios en el campo, sobre las condiciones de infravivienda de la clase trabajadora migrante, sobre la temporalidad en el empleo o sobre el escaso tejido productivo agroalimentario de nuestra provincia.

Aunque como hemos señalado, solo podemos suponer que entre los nombrados estamos nosotros y nosotras, en cualquier caso, ninguno de estos problemas es falso, los conocen todos los onubenses, incluido usted, pero también muchas otras personas que viven fuera.

Nuestra trayectoria no se caracteriza por atacar a los distintos sectores económicos, sabemos que la actividad económica es esencial para cualquier sociedad, nadie nos lo tiene que decir. Sin embargo las condiciones en las que se desarrolla la actividad económica sí que son objeto de crítica. Y en torno a este asunto hemos dicho bastante y aún tenemos mucho que decir y proponer.

En todo caso, si hay algo que dañe la imagen de Huelva, es una actividad económica que condena a la mayoría de la población a trabajar en las peores condiciones de los últimos 15 años y a hipotecar el futuro de nuestra tierra con sectores primarios y servicios altamente dependientes de la demanda exterior, en vez de emprender proyectos que fijen la riqueza al territorio.


Quien viene de fuera y habla con quien vive aquí se lleva una mala imagen cuando llega a saber lo poco que se cobra por la peonada en el campo, por la jornada en un bar o en un comercio, o cuando ve que la mayor parte del trabajo es temporal y a media jornada. Huelva da mala imagen cuando hay miles de trabajadores y trabajadoras viviendo en chabolas y a nadie parece importarle. Huelva da mala imagen cuando hay casas vacías en manos de bancos, mientras los alquileres están por las nubes. Huelva da mala imagen cuando una empresa que ha cometido una ilegalidad se queja por una sanción de la inspección de trabajo y todo un sector acusa a una Ministra de campaña de acoso solo por hacer su trabajo, cuando es conocido que regularmente se emprenden campañas hacia sectores determinados, como parte de la rutina de la inspección.

Este tipo de situaciones sí dan mala imagen. No entendemos muy bien lo que pretende. ¿Que no hablemos de los problemas de Huelva con quien viene de fuera? ¿Qué no denunciemos públicamente situaciones injustas? ¿Qué nos pongamos una mordaza en la boca?

Lo fácil es lavarse las manos ante esta situación, acusar a otros de dañar la imagen de Huelva, pero al mismo tiempo olvidarse de que quienes vivimos en Huelva necesitamos trabajo digno y estable. Sin embargo, las recetas que ofrecen personas como usted siguen siendo las mismas que nos han traído hasta esta situación, profundizando en la debilidad del tejido productivo y demonizando cualquier propuesta de regulación de la actividad económica. ¿Por qué no regular los precios de tasación de los productos agrícolas y dirigirlos en primer lugar al consumo interno, en vez de dejar que los precios y los mercados a los que van dirigidos los establezcan los intermediarios y las grandes cadenas de alimentación? ¿Por qué no es posible obligar a que su transformación en otros productos se realice aquí? ¿Por qué no establecer límites a los recursos naturales disponibles para la actividad económica? ¿Por qué no es posible exigir que una empresa que extrae el mineral aquí esté obligada a procesarlo y a transformarlo en bienes o piezas aquí?

Empresarios como usted, en una economía de mercado como es la que tenemos, son quienes tienen la llave de la puerta tras la cual hay empleos dignos y bien remunerados, pero no lo hacen porque no les viene bien en sus libros de cuentas. Se queja que el gobierno central no ayuda a las empresas. Se le debe haber olvidado los más de 6.000 millones de euros que el Gobierno central, en el que participamos los y las comunistas, va a destinar a la solvencia empresarial, o los varios miles de millones que ya se destinaron durante los meses más duros de la pandemia, además de las líneas de ayudas ya existentes previamente.

Mire usted, lo que no vamos a aceptar es que nadie nos mande a callar, nosotros y nosotras nos regimos por un principio democrático de toma de posiciones políticas, nuestras reivindicaciones son fruto del debate de personas que trabajan y viven aquí, que debaten y canalizan sus inquietudes y problemas a través de un partido, dándoles un carácter colectivo cuando lo tienen, porque entendemos que juntos y juntas solucionamos mejor los problemas, que individualmente.

Gente como usted debería pensar seriamente si la mala imagen de Huelva la proyectamos los de la bandera con las herramientas, o si la proyectan quienes se han hecho de oro a costa de nuestros recursos y nuestro esfuerzo colectivo. No, señor García-Palacios, la mala imagen de Huelva no la damos nosotros y nosotras, ya se han encargado de darla otros sectores que han actuado irresponsablemente.

Esta dirección provincial siempre está abierta a luchar por la gente de Huelva, como han hecho los y las comunistas de este país a lo largo de su historia, a escuchar y a dialogar, pero no a mirar para otro lado frente a los problemas, porque pretender que la gente no hable de los problemas de su provincia es como esconder el polvo debajo de una alfombra en lugar de limpiarlo. Los problemas, para solucionarlos hay que reconocerlos, no esconderlos.

(Rafael Sánchez Velo es secretario provincial del PCA de Huelva)

1 comentario

  1. Huelva primero on

    Hay que tener poca vergüenza para decir que los que gobernais con la bandera de herramientas en España estáis defendiendo a Huelva, cuando siempre por las mismas épocas, surgen noticias desde esas personas que aprovechan los medios afines para desprestigiar a esta provincia en beneficios de otras. Además, lo que si es verdad , que quienes os representan en el actual gobierno, se están enriqueciendo en nada de tiempo con el dinero de [email protected] los españoles, obviamente incluidos los ciudadanos y ciudadanas de esta maravillosa y acogedora ciudad. Por cierto ¿ Desde cuando defendéis las actuaciones de un gobierno español.?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies