Los nuevos cambios de la DGT en motos y coches

0

Un rasgo muy acusado de los legisladores españoles es que, apenas aterrizan en el cargo, sienten la imperiosa necesidad de realizar todo tipo de cambios en leyes y normativas.

No se sabe muy bien si este furor legislativo responde a necesidades reales, o si se trata de que el mandatario de turno deje marcada su impronta para las generaciones venideras. El caso es acogotar al ciudadano a base de leyes y decretos.

La DGT no es ninguna excepción, y todos los años contemplamos, entre perplejos e impotentes, la implantación de nuevas normas, algunas coherentes y otras no tanto, como veremos más adelante.

El caso es que las normas siempre llevan aparejadas, como casualmente, sustanciosas sanciones económicas. Por tanto, si no quieres echar la mano a la cartera para pagar multas sorpresivas y a traición, deberías echar un vistazo a todas estas modificaciones.

De paso, también evitarás la posibilidad de perder todos los puntos de tu permiso de conducción, y verte privado de conducir durante varios meses. Especialmente si eres motorista, ya que la DGT te tiene en sus pensamientos últimamente, y por eso te va a dedicar, con mucho amor, un par de cambios específicos en la normativa.


Así que, entremos en materia, y veamos las novedades de la DGT que irán entrando en vigor durante el año 2021:

Uso obligatorio de guantes para motoristas

Será obligatorio el uso de guantes para los conductores de motocicletas y sus acompañantes, cuando circulen por carretera. Se justifica esta nueva norma en una supuesta mayor protección de las manos ante una posible caída.

Para ayudarte a que protejas bien tus manos y tus dedos, la DGT te multará con 200 euros y te restará 4 puntos de tu permiso si no llevas guantes. La cuantía de la multa y la deducción de puntos son una estimación, porque aún no están fijadas de manera definitiva, pero se prevé que sean similares a las sanciones impuestas por no utilizar el casco.

Es decir, si tu acompañante y tú sois cazados en moto sin guantes, la broma os costará un total de 400 euros. Con ese dinero, puedes comprar hasta 30 pares de guantes. Así que te recomendamos, si es que andas en moto, que le eches un ojo a esta lista de guantes baratos.

Los triángulos de emergencia y la luz V16

El caso de los triángulos de emergencia es un claro ejemplo del frenesí legislativo que domina a los gobernantes contemporáneos.

Su uso fue impuesto hace más de dos décadas, con el discutible argumento de que era un elemento primordial para evitar colisiones con vehículos detenidos o accidentados. A día de hoy, no llevarlos o no colocarlos, todavía implica una jugosa multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Lo más grave es que los triángulos pronto quedarán oficialmente “jubilados”, ya que han demostrado ser los causantes directos de miles de muertes y lesiones graves por atropello en todo el mundo. ¿Nadie en la DGT se ha preguntado cuántas personas han muerto o se han quedado inválidas en España por miedo a esta multa?

La buena noticia es que en 2026 los nefastos triángulos desaparecerán para siempre, siendo sustituidos por un nuevo dispositivo, denominado luz autónoma de emergencia V16.

Sin embargo, desde hoy mismo puedes prescindir de tus triángulos de emergencia, siempre que en la guantera lleves la sofisticada lucecita V16. Porque la DGT ha autorizado ya este cambio voluntario.

Queda por demostrar que la nueva luz de emergencia autónoma tenga una eficacia real superior a las de los intermitentes de emergencia del propio vehículo. Sin contar con la posibilidad de que, llegado el momento de utilización, el estado de la batería no sea el adecuado.

Y aunque hasta 2026 puedas seguir usando los triángulos de emergencia, nuestra recomendación, si aprecias tu integridad física, es que te deshagas de ellos cuanto antes y adquieras una luz V16. Quizá esa luz finalmente no sirva de gran cosa, pero al menos evitarás la posibilidad de que te atropellen al colocar los triángulos.

Nuevos límites de velocidad en zona urbana

Ninguna persona con juicio discutirá la necesidad de establecer límites de velocidad. Pero la reducción de los límites empieza a convertirse en una obsesión ineficaz, e incluso peligrosa, por parte de nuestras autoridades.

De seguir en esta tendencia descendente, en una década será prácticamente imposible conducir a una velocidad adecuada y razonable sin temor a ser multado. De hecho, esto ya está ocurriendo actualmente en algunas zonas urbanas limitadas genéricamente a 30 km/h.

Para “mejorar” la situación, a partir del  11 de mayo de 2021, en cualquier zona urbana deberás circular a un máximo de 30 km/h, si la calle dispone de un solo carril en cada sentido. Y si la calle es de plataforma única (calzada y acera), entonces no podrás superar los 20 km/h.

Las sanciones varían entre 100 y 600 euros, con deducciones de hasta 6 puntos, según la gravedad del exceso de velocidad. Así que, si no quieres arriesgarte a ser multado, acostúmbrate a saludar al operario de limpieza urbana cuando te adelante con su carrito.

Lo cierto es que la mayoría de conductores y peatones encuestados, opinan que estos límites urbanos no se toman por razones de seguridad demostradas, sino que pretenden proyectar una imagen pública específica, acorde con ciertas tendencias socioculturales que están muy en boga últimamente.

Adelantamientos en carretera, un riesgo multiplicado por la nueva normativa

Hay cosas que pueden ser discutibles o criticables, pero la irracionalidad de esta nueva norma es demasiado evidente. Nadie que haya conducido un vehículo a motor puede dudar de que estamos ante un despropósito sin pies ni cabeza.

En carretera convencional, durante el tiempo que dure un adelantamiento, ya no podrás superar en 20 km/h el límite de la vía. En caso de que lo hagas, la multa y la pérdida de puntos serán las mismas que corresponderían a un exceso de velocidad continuado.

Suponemos que esta nueva norma será derogada en un futuro, no sabemos si lejano o cercano, siguiendo los pasos de los triángulos de emergencia. Y es que, si al realizar un adelantamiento, por cualquier razón te ves circunstancialmente apurado, solo hay tres elecciones:

  1. Aumentar la velocidad, con riesgo de una sanción económica y pérdida de puntos.
  2. Mantener la velocidad y arriesgarte a una brutal colisión frontal, o a una salida de vía de consecuencias fácilmente previsibles.
  3. Reducir la velocidad y reintegrarte al carril derecho. Aquí el riesgo es múltiple: la maniobra puede resultar en colisión frontal o lateral, si no te da tiempo a completarla. Y puedes ser embestido por un vehículo situado detrás del tuyo, si este también está adelantando o ya se ha situado demasiado cerca del vehículo al que tú pretendías adelantar.

Esperemos que en la DGT recapaciten y den marcha atrás. Porque esos tres o cuatro segundos de duda en un adelantamiento, causados por el temor a un multazo, son más que suficientes para causar un accidente de consecuencias mortales.

Conducir una moto sin casco te costará más puntos

Andar en motocicleta sin casco también tendrá consecuencias más graves. La Administración no incrementará el importe de la multa. Pero a cambio, si vas sin casco, perderás 4 puntos del carnet, en lugar de los 3 puntos actuales.

Lo bueno de usar casco es que, además de ahorrarte los puntos de sutura en la cabeza, también te ahorras los puntos del permiso. Doble ahorro de puntos, y es que, en este caso concreto, sí podemos afirmar que la DGT vela por tu bienestar.

Cinturones y dispositivos infantiles de seguridad

No llevar colocados, o llevar mal ajustados los cinturones de seguridad, así como las sillas de bebé y similares, conllevará una deducción de 4 puntos en el permiso de conducción. Hasta ahora eran solo 3 puntos.

No hay nada que objetar a este cambio. La seguridad es lo primero, especialmente la de los niños. Y además, el endurecimiento de la norma no responde a un afán recaudatorio.

Detectores e inhibidores de radar: prohibido llevarlos en el coche

La utilización de detectores de radar (captan la señal del radar y avisan al conductor) se sanciona con 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet. El uso de inhibidores de radar (bloquean la señal del radar, impidiendo su funcionamiento) conlleva idéntica sanción económica y deducción de puntos.

Aunque el aparato se encuentre en el maletero o la guantera, el conductor tendrá que pagar igualmente 200 euros de multa y se le detraerán los 3 puntos. Es decir, está prohibido llevarlos en el coche. No importa que estén apagados o guardados en una ubicación donde no puedan ser utilizados.

En este caso, también hay que darle la razón a la DGT, aunque nos duela en nuestro pequeño corazoncito de conductores. Es totalmente injusto imponer restricciones de velocidad al conjunto de los automovilistas, si después se permite que los cuatro aprovechados de siempre se las salten a la torera, porque pueden permitirse adquirir un aparato sofisticado para detectar y bloquear los radares.

Y una puntualización muy importante: los avisadores de radar que utilizan bases de datos GPS, mostrando las ubicaciones de los puntos de control de velocidad, siguen estando permitidos.

Teléfonos móviles, la gran preocupación de la DGT

Este es el principal caballo de batalla de la DGT. La utilización de teléfonos móviles durante la conducción ya es la primera causa de accidentes en España y en los países desarrollados. El dato puede calificarse de aterrador: más del 25% de los siniestros con muertes se producen como consecuencia de la utilización de estos dispositivos. Y el porcentaje aumenta año a año.

Así que, por utilizar el móvil con el vehículo en movimiento se detraerán 6 puntos, en lugar de los 3 puntos actuales. Se mantiene la sanción económica actual de 200 euros. Una medida digna de aplauso, cuya finalidad es mejorar la seguridad y prevenir los descuidos.

Otro dato a tener en cuenta: las nuevas pantallas táctiles de los automóviles ya están en el punto de mira de la DGT, y de los responsables de tráfico de otros países. Se está detectando un aumento sostenido de los accidentes asociados al uso de estos aparatos.

Las previsiones apuntan a que la tendencia suba según se vaya renovando el parque móvil. Por lo tanto, es cuestión de poco tiempo que se sancione específicamente el uso de estas pantallas durante la marcha.

Registro de conductores profesionales

Esta es una medida innovadora, que no sancionadora. Cualquier empresa que contrate a profesionales del transporte, sabrá de forma inmediata, por vía telemática, si los trabajadores o candidatos disponen de permiso válido de conducción en vigor.

En caso de que el carnet sea válido, esté en vigor y disponga de puntos, serán informados por un semáforo verde. Y si el documento no es válido, está caducado o sin puntos, la alerta se presentará en forma de semáforo rojo.

Recuperación de puntos

Cualquier conductor que pretenda recuperar el saldo inicial de puntos de su permiso de conducción no podrá cometer, durante dos años, ningún tipo de infracción que conlleve pérdida de puntos.

Esta norma está pensada para simplificar el proceso de recuperación de los puntos perdidos. Hasta ahora, el procedimiento era un poco complicado, ya que los requisitos para recuperar los puntos eran diferentes, según se tratase de infracciones más o menos graves.

De esta manera se sigue un criterio único, sin tener en cuenta la gravedad de las infracciones

Y ya hemos terminado. Como has visto, en principio hemos sido bastante duros con la DGT, para ir rebajando el tono posteriormente. El orden en que hemos expuesto las novedades de Tráfico para 2021 no ha sido casual. Hemos querido informarte primero de aquellas normas que no parecen tener mucho sentido, o que pueden obedecer a alguna intencionalidad recaudatoria.

Pero también habrás visto que hay otras medidas que responden a un interés real por reducir la siniestralidad y aumentar la seguridad en nuestras carreteras. O sea, que nadie es perfecto, y la DGT tampoco iba a ser una excepción.

Lo que sí tienes que tener claro es que estas serán las nuevas normas a partir de ahora, y te gusten o no, vas a tener que cumplirlas. Pero cumplir las normas no significa renunciar a cambiarlas o mejorarlas.

Y en esa batalla tenemos que implicarnos todos: conductores, peatones e instituciones. Las leyes y normas resultantes del diálogo y el razonamiento, suelen gozar de la aceptación del conjunto de la población, por la sencilla de razón de que son normas mejores.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies